Onlineprinters agosto 2016
 

Ads Of The Super Bowl

Martes, 07 de febrero 2012

Hacemos un repaso a los doce spots que, estrenándose en la Super Bowl, cambiaron las reglas de juego de la publicidad

La fecha, el pasado domingo 5 de febrero. Edición 46 de uno de los mayores espectáculos deportivos y desde hace años cita obligada para todos los amantes de la buena publicidad. Para los más nostálgicos la “fiesta” empezó en 1984 cuando Apple, en una maniobra nunca vista se jugó todo su prestigio en un spot que se emitió una sola vez y que cambiaría por siempre jamás el concepto de la publicidad como espectáculo visual y narrativo.

 

Aprovechando que febrero es mes de Super Bowl hemos querido analizar en detalle lo que supone este evento desde el punto de vista publicitario.

 

Lo primero que hay que comprender para que uno se haga a la idea del impacto que tiene la final de la NFL (National Football League), es el poder de convocatoria que provoca el partido en cuanto a televidentes. Por lo general los porcentajes de cuota de pantalla se sitúan siempre en torno al 50 por ciento alcanzando en ocasiones incluso el 60. Eso significa hablar de audiencias que superan en ocasiones los 100 millones de espectadores. Y es que han habido ediciones en las que se han batido auténticos récords. Por ejemplo la que enfrentó en 1982 a los San Francisco 49ers y los Cincinnati Bengals. El choque fue seguido por el 49 por ciento de los hogares estadounidenses con un share del 73 por ciento.

 

Decir también que actualmente los derechos de emisión de la Super Bowl se los reparten CBS, NBC y Fox, turnándose cada año entre los tres la emisión propiamente dicha.

 

 

Apple, 1984 y Ridley Scott

Corría la media parte de la Super Bowl de 1984. Era un 22 de enero y sobre el campo batallaban Los Angeles Raiders y los Washington Redskins. De repente apareció en pantalla una chica en camiseta blanca y pantalón corto de color rojo con un enorme martillo en las manos. Ese momento, tal como rezaba el mismo spot que presentaba el Macintosh de Apple, cambiaría por siempre jamás la idea del anuncio publicitario y daría paso a la leyenda, tantas veces confirmada, de que algunos de los mejores anuncios del momento pueden verse durante el intermedio y otras pausas publicitarias del partido final de la NFL.

 

Es cierto que anteriormente ya se habían visto pinceladas publicitarias ciertamente destacables pero fue ese año cuando importantes anunciantes tanto americanos como extranjeros vieron las enormes posibilidades que presentaba el evento y tomaron ese día como uno en el que realizar importantes lanzamientos, comos sería el caso de muchas marcas automovilísticas, o estrenar campañas diferentes e innovadoras, como sería el caso de la “Bud Bowl” de Anheuser-Busch que vio la luz por vez primera en 1989 y que a día de hoy sigue vigente.

 

 

Doce anuncios de la Super Bowl que cambiaron el marketing

Recientemente Advertising Age publicaba una interesante lista –de la que nos hacemos eco en este reportaje– en la que aparecían los doce spots que estrenándose en la Super Bowl han innovado y cambiado las reglas de juego de la publicidad y el marketing.

 

Apple “1984” (1984)

Como no podía ser de otra manera en primer lugar aparece el “Big Brother” de Ridley Scott. Hasta ese momento la mayoría, por no decir todos, los spots de la Super Bowl hacían reír. Este nos hizo pensar.

 

 

 

 

Xerox “Monks” (1977)

Nos remontamos a 1977 porque es en ese año en el que la marca de fotocopiadoras decidió “reírse” de una orden religiosa. Absolutamente irreverente para la época.

 

Anheuser-Busch “Bud Bowl” (1989-)

Botellas de Bud Light se enfrentaban sobre el terreno de juego a botellas de Budweiser. Más allá de los efectos especiales, que también, “Bud Bowl” se convirtió en un spot que se emitía durante todo el partido (al igual que el propio partido de la final) demostrando que lo del anuncio de 30 segundos no era la única fórmula de éxito.

 

 

 

 

Cash4Gold (2009)

Durante mucho tiempo los anunciantes de la Super Bowl tenían prestigio y pedigrí. En 2009, en medio de la crisis que aún nos azota, otro tipo de anunciantes (en este caso se trataba de una empresa que compra oro) decidieron invertir mucho dinero para estar presentes en este evento.

 

Monster “When I grow up…” (1999)

Humor y cinismo a partes iguales para demostrarle al mundo que las audiencias de la Super Bowl eran más sofisticadas de lo que muchos imaginaban.

 

Chrysler “Imported from Detroit” (2011)

Storytelling en estado puro durante dos minutos, ¡¡¡dos minutos!!! (la Fox tuvo que cambiar la parrilla de anuncios debido a la larga duración del spot de Chrysler) con Eminem de protagonista, un guión de ensueño y unas localizaciones tan decadentes como irrepetibles.

 

 

 

 

Budweiser “Clydesdales 9/11 Tribute” (2002)

Este anuncio sirvió para que la gente viera que la publicidad podía hacer mucho más que vender o hacernos reír.

 

Nike “Just for feet” (1999)

Tachado de racista en su momento, permitió a otros anunciantes, en ediciones posteriores, reírse de otras culturas sin ser crucificados por ello.

 

 

 

 

Master Lock (1974-1983)

En ocasiones las ideas más simples son las más efectivas. Que se lo digan a Master Lock que con este spot estuvo en antena durante 9 años.

 

EDS “Herding cats” (2000)

¿Quién no se acuerda de los vaqueros que lidiaban con un enorme rebaño de gatos salvajes?

En el año 2000 los efectos especiales y la manipulación digital entraron en una nueva dimensión.

 

Doritos (2007-)

El humor como piedra angular. Pocos anunciantes le han sacado tanto partido.

 

CBS “David Letterman and Surprise Guests” (2010)

Las promos de las cadenas televisivas acostumbran a ser tan aburridas como poco innovadoras. En 2010 CBS decidió romper con todo y juntar en un mismo spot a Letterman, Oprah Winfrey y Jay Leno, el gran rival de Letterman en la parrilla de los “late shows” americanos.

 

 


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing