Samsung abril 2019
 

Indica, la agencia que se pone en la piel del cliente

Indica, la agencia que se pone en la piel del cliente
Jueves, 21 de marzo 2019

En febrero de 2005 Andreu De las Heras y un socio, un creativo y una diseñadora, decidieron poner en marcha su propia agencia. Catorce años más tarde, Indica se ha convertido en una "gran familia" de doce miembros donde lo profesional y lo personal siempre van de la mano.

Ctrl. Háblame de los inicios de Indica. ¿Qué te llevó a ponerla en marcha?

Andreu de las Heras, Director ejecutivo de Indica.- Nos situamos en el año 2005 y, si te soy sincero, Indica surgió fruto de una casualidad. De joven empecé una colección de carteles publicitarios antiguos pero lo hice como hobby, de hecho yo iba para ingeniero, y fue algo totalmente inconsciente. Me gustaba, pero igual que podía haber coleccionado sellos o monedas. Tras acabar los estudios estuve trabajando seis años en el Hotel Arts tras los cuales estuve un par de años en una agencia de publicidad donde llevaba la parte comercial y el departamento ejecutivo. Fue en el 2004, durante la cena de Navidad de la familia, que alguien sugirió por qué no montaba una agencia. Sinceramente en ningún momento me lo había planteado, pero se convirtió en el tema recurrente de aquellas fiestas y el 17 de febrero de 2005 nos constituimos como agencia.

Ctrl. En los inicios, ¿qué fue lo más complicado?

Para nosotros lo más complicado no fue tanto conseguir los primeros clientes sino más bien cómo dimensionar de manera correcta la agencia, como crecer con el equipo adecuado, sin pasarnos ni quedarnos cortos para dar un buen servicio a nuestros clientes y conseguir ser rentables. 

Ctrl. Y desde su fundación, ¿de qué modo ha evolucionado la agencia?

La base filosófica y fundacional de la agencia es algo que hemos mantenido durante todos estos años y creo que es parte del éxito de la agencia. Hemos sido siempre muy constantes y de las épocas más complicadas, que por supuesto las hemos tenido, hemos intentado aprender el máximo posible. De hecho los errores que hemos cometido siempre los he visto como oportunidades para seguir aprendiendo, creciendo y mejorando.

En cuanto a los clientes, es otro elemento que ha marcado la evolución de la agencia en el sentido que ambos hemos ido de la mano y, en muchos casos, hemos crecido juntos. E incluso cuando algunos de los profesionales de esos anunciantes han evolucionado trabajando para otros anunciantes han mantenido la relación comercial Indica.

Otro aspecto que desde el primer día ha marcado a Indica es el servicio al cliente. Es algo que aprendí e interioricé durante mi etapa en el Hotel Arts y desde el primer día quise trasladarlo a la agencia. Siempre he creído en una relación absolutamente sincera y transparente entre agencia y cliente. Una relación de máxima empatía, de ponernos en su piel, comprender sus necesidades e inquietudes, y entender que desde el momento en que un anunciante confía en ti tienes que estar allí para ayudarle y sacarle trabajo. La proactividad y trabajar para contribuir a su éxito han sido siempre nuestras prioridades.

Por último te hablaría del equipo humano de la agencia y de la importancia que siempre le hemos dado. Nunca nos hemos guiado para obtener la máxima rentabilidad sino que hemos querido que quien formara parte de Indica se sintiera bien recompensado tanto económicamente como profesionalmente, sin olvidar, obviamente, la viabilidad de la agencia. Y siempre con el objetivo final de que se queden con nosotros el mayor tiempo posible. En ese sentido, por ejemplo, siempre hemos tenido muy presente la necesidad e importancia de la conciliación familiar. A lo largo de los años hemos ido trabajando para evitar esos horarios tan esclavos de la profesión. Aunque empezamos temprano, gracias a la mejora constante en la planificación de las tareas, hemos conseguido que a las cinco de la tarde nos vayamos todos de la agencia. El siguiente objetivo es poder trabajar desde casa y en el futuro, por qué no, hacer horario intensivo toda la semana o quizás hasta plantear semanas laborales de cuatro días.

Ctrl. El hecho de haber nacido independientes y seguir siéndolo, entiendo que tiene más ventajas que desventajas, ¿no?

En nuestro caso, sin duda. De hecho, si no fuéramos independientes no podríamos poner en práctica todas las ideas, procesos y metodología que hacen única a Indica. A mí personalmente lo que me motiva es poder mejorar constantemente, experimentar, mejorar procesos junto al resto de personas que integran la agencia y por supuesto, también junto a los clientes.

Ctrl. ¿Qué opinas del momento actual que vivimos con un auge sin parangón de todo aquello que tiene que ver con la tecnología, con lo digital?

Tengo que reconocer que en estos últimos años en ciertos momentos me ha entrado cierta angustia viendo lo que se nos venía encima y pensando como íbamos a lidiar con tantas opciones. Y al final he ido entendiendo que lo que hay que hacer es estar al día de todo pero ir paso a paso, ser cautos y no olvidar ni perder de vista como hemos llegado hasta aquí. Nosotros, por ejemplo, somos muy potentes en creatividad para el punto de venta y ese es un medio que a día de hoy aún no ha dado el salto tecnológico que quizás sí han dado otros medios. Seguramente estamos a las puertas pero aún no ha ocurrido. Yo creo que se trata de ir incorporando la tecnología de un modo racional y coherente, sin volvernos locos. Lo que tenemos claro como agencia es que tenemos que estar preparados tecnológicamente ara acompañar tanto a nuestros clientes como a cada sector en esa revolución digital.

Puedes leer la entrevista completa en el nº de marzo de la revista Ctrl Control Publicidad.


Grupo Control