exaprint dic 2017
Publips Serviceplan diciembre 2017
 

Cámara oculta en Burger King denuncia la pasividad frente al bullying

Cámara oculta en Burger King denuncia la pasividad frente al bullying
Lunes, 23 de octubre 2017

Un niño es acosado en un restaurante de Buger King y la inmensa mayoría de la gente no hace nada para impedirlo. Eso sí: cuando se encuentran con que su hamburguesa ha sido brutalmente aplastada, rápidamente protestan indignados.

La Fundación ANAR, a través de su teléfono de Ayuda a Niños y Adolescentes (900 20 20 10) y su teléfono del Adulto y la Familia (600 50 51 52), ha visto cómo los casos de bullying denunciados han aumentado en 2016 un 87,7% con respecto a 2015. 

Debido a la gran proliferación de víctimas en los últimos años y a la triste problemática a la que se enfrentan los niños y adolescentes hoy en día, Burger King y Fundación ANAR se han unido para poner en marcha la campaña "Bullying Junior". Se trata de una iniciativa con la que ambas organizaciones pretenden ayudar a crear una mayor concienciación social ante el acoso escolar y contribuir a que las víctimas o las personas que presencien uno de estos casos, denuncien.

La campaña recoge un experimento a través de cámara oculta en un restaurante de Burger King, donde se observa cómo un adolescente es golpeado y humillado por otros chicos de su edad, ante la impasibilidad del resto de clientes. Durante el desarrollo de la escena, tan solo el 12% de los clientes informó al personal del restaurante del acoso que estaba sufriendo el adolescente, mientras que el resto prestó más atención al estado de su hamburguesa a la que también se le había hecho bullying. Hecho que sí preocupaba al 95% de los clientes.

Más visibilidad ante el acoso escolar

Aunque los datos evidencian la magnitud del problema en España, en los últimos años el bullying y el ciberbullying han ganado en visibilidad, lo que conlleva a un avance en la denuncia, concienciación y resistencia al problema. De esta manera, las víctimas y los testigos de acoso escolar se rebelan con mayor frecuencia. De hecho, más de la mitad de las víctimas y de sus compañeros y amigos (51,8% y 51,1%, respectivamente) se enfrentan al agresor.

 


Grupo Control