Automoción: cambios, cambios y más cambios

Automoción: cambios, cambios y más cambios
Miércoles, 20 de febrero 2019

"Lo que creo que irá más rápido es la conectividad del coche a las nuevas capacidades digitales y eso es otra brecha que cubrir, básicamente porque si se hace bien, se abre una puerta al mundo de los datos y de la individualización con un potencial tremendo", apunta Óscar Dorda, Director general de PHD.

La verdad es que cuando pienso en el lío que tenemos en el mundo de la comunicación, con todos los cambios que no cesan, y pienso en cómo nuestra industria se adapta y transforma, permitiendo que las marcas hablen de una manera más personal a consumidores, cada día más exigentes e influyentes, creo que lo nuestro es lo más complejo que está pasando. Pero, claro, si miro bien al sector automoción… ¡Ojo!

Si le sumamos la parte que, evidentemente, afecta a este bendito sector clave en el PIB, desde el lado de comunicación que ya sabemos bien todo aquello que está modificando e impactando desde otros diferentes ámbitos de “su vida”, lo hacen quizás el sector más complejo, o uno de ellos, a día de hoy. Y claro, por si había pocas cosas, sumamos las decisiones políticas en busca de otros intereses alejados de los que a la industria y usuarios realmente preocupan.

Claramente hay muchas tendencias clave que marcan los cambios del sector. Tenemos por un lado los cambios de hábitos de los consumidores; por una parte, los de sentimiento de propiedad vs uso, por lo que se establecen nuevas necesidades que satisfacer y ya vemos cambios en fórmulas de venta enfocadas al `renting´, que además ayudan a aquellas incertidumbres sobre qué combustible elegir. ¡Otro tema de calado! Pero con diferente impacto según vivas en grandes ciudades, Madrid o Barcelona principalmente a día de hoy, o resto de poblaciones donde esto creo que es algo que no está tan cerca. En este caso, creo que aún falta camino por hacer, infraestructuras que crear y que sea una necesidad real en otros ámbitos suficientemente resuelta por motores de energías alternativas. Todo llegará, eso sí.

Como siempre, es bueno entender y mirar lo que hace el consumidor, y éste dice que sigue prefiriendo los motores de combustión (las espectaculares cifras de venta son claras en 2018) pero en ciudades grandes tener alternativas de movilidad es necesario y por eso nuevos servicios de alquiler eco y `carsharing´ han aparecido. Lo que creo que irá más rápido es la conectividad del coche a las nuevas capacidades digitales y eso es otra brecha que cubrir, básicamente porque si se hace bien, se abre una puerta al mundo de los datos y de la individualización con un potencial tremendo, que bien trabajado y retroalimentado con todo aquello que desde el mundo de los datos se trabajan en comunicación, dotan a las marcas (y agencias) de una capacidad de “tutear” a sus consumidores de forma relevante.

Hasta que esto vaya año tras año cambiando y hasta que seguramente llegue el coche autónomo, celebramos y damos la enhorabuena a SEAT por ser la marca líder de ventas en 2018, y al Grupo Volkswagen por ser el grupo líder también en ventas. Es importante que el parque móvil se renueve, muy envejecido, y necesitamos el dinamismo y salud de este sector.


Grupo Control