Samsung abril 2019
 

Vallas publicitarias para denunciar el maltrato animal

Vallas publicitarias para denunciar el maltrato animal
Jueves, 14 de marzo 2019

Esta gallina no puede descansar porque veinte focos de luz, encendidos las 24 horas del día, le impiden conciliar el sueño. Así denuncia la organización Animal Protection de Dinamarca el maltrato a los pollos criados industrialmente.

La agencia Mindshare de Copenhague ha sido la encargada de realizar una impactante campaña de exterior para la organización danesa Animal Protection con el fin de denunciar el maltrato que sufren los pollos que llegan al supermercado. Y es que para engordarlos en un periodo de tiempo muy corto e incrementar así los beneficios económicos, los pollos son sometidos a días interminables mediante luz artificial: cuanto menos duerman, más tiempo tendrán para comer. Con el fin de mostrar al público consumidor de estos animales esta terrible práctica, la agencia ha creado una gigantesca valla de exterior iluminada durante toda la noche con veinte potentes focos de luz que no dejan descansar al pobre pollo que aparece en la creatividad.

Y eso no es todo. Los pollos criados industrialmente se pasan toda la vida encerrados en granjas cubiertas y masificadas. No sólo no pueden ver la luz del sol ni respirar aire puro, sino que además no pueden ni moverse. Otra valla envuelta en una bolsa de plástico nos transmite la angustiosa sensación de vivir eternamente encerrado.


Grupo Control