Desmontando a David Droga, Lion of St. Mark 2017

Desmontando a David Droga, Lion of St. Mark 2017
Lunes, 17 de julio 2017

Considerado uno de los creativos más destacados del panorama actual, David Droga recibía el pasado sábado 24 de junio el Lion of St Mark en la edición 64 de los Cannes Lions. Un tipo humilde, procedente de la Australia más rural, que con 18 años ya rodaba spots de un millón de dólares.

David Droga rezuma carisma, sin embargo el suyo es un carisma rodeado de tanta humildad que resulta incluso extraño en una profesión donde los egos son el pan nuestro de cada día. Hablamos de un tipo que con 18 años ya rodaba spots con presupuestos de un millón de dólares a pesar de no haber estudiado carrera universitaria alguna.

También es bueno recordar que con tan solo 26 años ya era director creativo de la oficina de Saatchi en Singapur, donde consiguió éxitos de los que aún hoy se habla. Posteriormente se convirtió en el director creativo mundial de Publicis para terminar fundando su propia agencia, Droga5, que a día de hoy posee más Grand Prix y más leones que ninguna otra agencia en el mismo periodo de tiempo, además de haber sido nombrada agencia independiente del año tres años seguidos.

Marcado por su origen australiano

Droga nació en Australia, en la Australia rural para ser exactos, y ese carácter australiano brinda a gente como él un espíritu de supervivencia que le llevó a enfrentarse sin miramientos a retos que en principio parecerían inalcanzables. En sus propias palabras, “el tamaño de una idea es mucho más importante que el tamaño de un presupuesto”, algo que ha demostrado durante toda su carrera. Sin ir más lejos, consiguió un Grand Prix la primera vez que se presentó en Cannes con una campaña de su propia agencia para la marca Ecko Unlimited, campaña que consistió en pintar un graffiti nada más y nada menos que al avión presidencial estadounidense Air Force One.

Sin embargo David Droga es, además de un creativo superlativo, un excelente estratega. Él mismo dice que “los clientes llegan a Droga5 por la creatividad, nos contratan por la estrategia y se quedan por nuestro departamento de cuentas y de producción”. Además, confiesa que en su agencia en Nueva York tiene dos despachos, uno que es el habitual donde trabaja, y otro, a modo de guarida secreta, donde además de guardar los Grand Prix de Cannes, aprovecha los pocos momentos libres que tiene para encerrarse en su interior y aislarse del mundo.

Para ser creativo hay que ser curioso

Puede parecer una obviedad pero Droga siempre da a entender que uno, por muy bueno que se crea que es o tenga toda la experiencia posible, nunca debe dejar de preguntar, de ser curioso, de aprender cada día algo nuevo. Además, confiesa que lo que le encanta es tener una imaginación que le permite hacer cosas que pueden parecer imposibles a ojos de la gente porque la suya es una profesión donde, precisamente, los límites se los acaba poniendo uno mismo.

Y ¿qué pasará el día que se jubile? “El día que deje la publicidad me gustaría convertirme en Prime Minister de Australia”, ha dicho.


Grupo Control