Oblineprinters diciembre 2016
 

El consumo se estabiliza, a pesar de la desconfianza

El consumo se estabiliza, a pesar de la desconfianza
Jueves, 27 de noviembre 2014

Mejora la intención de gasto en actividades de ocio, belleza y hogar, así como la compra de coches. Además, la preferencia por comprar marcas conocidas frente a las marcas blancas tiende discretamente al alza.

El reciente informe "Perspectivas del Consumo en España", elaborado por la consultora Millward Brown Iberia, confirma que el consumo se ha estabilizado durante los siete primeros meses del 2014: el consumidor percibe que el mercado de trabajo es más estable y tiene mayores expectativas de ingresos, aunque es reticente a la hora de realizar grandes gastos debido a su percepción de la economía española. Mejora la intención de gasto en actividades de ocio, belleza y hogar y en la compra de coches. La preferencia por comprar marcas conocidas, frente a las marcas blancas, tiende discretamente al alza.

Se confirman los síntomas de mejoría de las expectativas de consumo, aunque todavía en medio de la desconfianza. Los consumidores observan que el mercado de trabajo se ha ‘tranquilizado’ y la dinámica de destrucción de tejido productivo se ha detenido. Las expectativas de mantenimiento del empleo crecen y, por primera vez en años, la mayoría piensa que no se destruirá empleo: desde hace varios meses dos tercios vienen señalando que consideran que hay pocas o ninguna posibilidad de perder su empleo, sensación que ahora alcanza al 60,0 % de los ocupados de status medio bajo y bajo. En consecuencia, las expectativas sobre los ingresos se estabilizan aunque, sin embargo, se mantiene la pulsión por el control de los gastos: el nivel de gasto se ha congelado desde hace un año, excepto en el sector automovilístico.. Son las conclusiones del reciente informe Perspectivas del Consumo en España, elaborado por analistas de Millward Brown Iberia, con los datos recogidos hasta julio del 2014.

El estudio refleja una estabilización del Índice de Comportamiento de los Consumidores de Millward Brown durante los últimos meses. Las expectativas de consumo se han moderado o aplazado: un tercio de la población considera que lo más sensato es reducir el nivel de consumo. Las previsiones de inversiones como comprar una casa o realizar reformas han quedado pospuestas sine die debido a la imagen negativa que los consumidores tienen de la situación económica de España*. Así, la diferencia entre respuestas positivas y negativas en la intención de inversión en julio fue, de un ‐37,2% en el caso de la compra de una casa (frente a al ‐65,2% registrado en el mismo periodo del año pasado) y un ‐46,8% en la intención de realizar una reforma en la vivienda (frente al ‐53,4% de julio del 2013).

La gran estrella es la intención de compra de coches (ha pasado de ‐61,6% en julio de 2013 a ‐38,8% en el mismo mes de este año). Sus ventas están lejos de las que se registraron en 2010, pero la competencia entre las marcas, la reducción del precio de los coches que se compran y el plan PIVE, hacen que los consumidores contemplen este sector como una oportunidad. El estudio refleja además una mayor intención de consumo de bienes y servicios asociados con el ocio en julio, como alimentos, bares y restaurantes, cine y espectáculos, así como de productos de belleza y ropa (‐4%, mejorando notablemente el ‐28,5% de julio de 2013).

Los expertos de Millward Brown Iberia explican esta tendencia no sólo por tratarse de compras asociadas al periodo estival, sino también por la necesidad del consumidor de obtener una compensación inmediata ante la frustración de no querer realizar compras mayores.

En este panorama, las grandes beneficiadas son las marcas del distribuidor o marcas blancas. Un 44.4 % de la población considera que es mejor comprar este tipo de marcas ya que ofrecen garantía resultando más baratas (frente a un 47,6 % registrado en julio del 2013). Paralelamente, aumenta el porcentaje de consumidores que prefieren comprar marcas conocidas porque ofrecen seguridad (de un 20% se ha pasado a un 23,6 %). Conforme a esta tendencia, el vicepresidente y analista global de Millward Brown, Nigel Hollis, vaticina que el consumidor español regresará a las primeras marcas y servicios como ha sucedido en Estados Unidos. “La recuperación económica pone en aprietos a la marca blanca”, afirma Hollis.

En definitiva, los expertos de Millward Brown Iberia creen difícil que se restablezca la confianza de los consumidores sin una mejora en la percepción de éstos con respecto a la situación económica.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing