Webersandwick (Avenade)
 

El reto es trabajar para una sociedad desconfiada

El reto es trabajar para una sociedad desconfiada
Martes, 20 de noviembre 2018

El XII Encuentro de Tendencias, organizado por el Grupo Omnicom, contó con la participación de Iñaki Gabilondo, quien impartió una conferencia bajo el título "Vivir en Vértigo".

Iñaki Gabilondo fue el gran protagonista de la XII Edición del Encuentro de Tendencias del Grupo Omnicom. Su intervención partió del concepto “Vivir en Vértigo” y estuvo inspirada en entrevistas a más de una veintena de reconocidas figuras del mundo de la ciencia, la tecnología, la salud, las artes y la empresa. Todo ello para reflexionar sobre cómo debemos afrontar un futuro en permanente cambio, cada vez más acelerado y radical tanto a nivel personal como profesional.

“Hablar de tendencias es hablar de qué nos puede esperar en el futuro, cuáles pueden ser las demandas de los consumidores, los retos de las empresas y los nuestros propios. Como dice Iñaki Gabilondo, el reto está en nuestra propia capacidad de adaptación al cambio”, comentó Teresa García-Cisneros, Vicepresidenta del Grupo Omnicom en España.

La comunicación y el marketing ante una sociedad desconfiada

Iñaki Gabilondo señaló que las `fake news´, entendidas como un efecto indeseado del avance tecnológico, han generado una tremenda incredulidad en la sociedad. Como consecuencia de ellas, se ha creado una sociedad más infantil y desconfiada. Para llegar a una sociedad de estas características sólo hay un manera: hacerlo a través de la verdad.

El cambio vertiginoso de la sociedad

"¿Qué tengo que hacer yo para estar preparado para el futuro?”, se preguntó Gabilondo. “Nadie sabe lo que puede pasar en el futuro y el enfoque tiene que ir encaminado a la capacidad de transformación y cambio que todos tenemos que tener. El futuro no es una fecha fija que se presenta en un momento determinado, es un proceso natural que surge cada día y tenemos que afrontarlo con una mirada distinta. La incertidumbre ante el futuro es totalmente natural y la clave para seguir adelante es desarrollar nuestra capacidad de adaptación a los cambios". 

Según Gabilondo, "la tecnología avanza, pero los problemas que pueden reventar el mundo, como las tensiones derivadas de la desigualdad o los problemas políticos no resueltos entre países, no solo no avanzan sino que se miran con inquietud". La política y los medios de comunicación, por su parte, no hacen sino incrementar la incertidumbre, ya que sus discursos no invitan a la transformación social. 

La búsqueda de un nuevo humanismo y la ética

"Matemáticos, ingenieros y científicos coinciden en que no debemos caer en la frialdad de la técnica porque lo que nos sostiene es lo que nos diferencia de las máquinas: los sueños, los anhelos, los sentimientos", explicaba Gabilondo. "Hay que vivir con las nuevas herramientas en un buen diálogo sin caer en el sometimiento técnico”. Esta reivindicación de la esencia humana debe estar siempre ligada al buen uso ético de la tecnología.

“La historia está llena de pronósticos que nunca se cumplieron. El pensamiento extremadamente pesimista es inadmisible. El futuro ya está entre nosotros, hay que ser valientes y hacer las transformaciones que sean necesarias con la formación y los conocimientos adecuados. El futuro no está escrito”, concluyó Gabilondo.


Grupo Control