España, primer destino europeo de la inversión latinoamericana

España, primer destino europeo de la inversión latinoamericana
Jueves, 24 de enero 2019

España es el segundo país receptor de inversión latinoamericana tras Estados Unidos, y se ha convertido en la puerta de entrada principal de las empresas latinas al mercado europeo. México es el primer inversor latinoamericano en nuestro país.

España es uno de los principales destinos de la inversión latinoamericana -solo superado por Estados Unidos fuera de la región-, y se ha convertido en la principal puerta de entrada de las empresas latinas al mercado europeo.

Esta es una de las conclusiones del informe "Global LATAM-México", elaborado por ICEX-Invest in Spain con el apoyo de la Secretaría General Iberoamericana, que se presentó el pasado miércoles en la jornada: “Hacia una nueva realidad de la internacionalización de las empresas latinoamericanas”. El informe tiene como objetivo analizar las nuevas tendencias en la internacionalización de las empresas y el capital latinoamericano, y su periodicidad será anual. El siguiente país de análisis será Brasil.

La IED latinoamericana en España alcanza los 39.490 millones de euros (que ascienden a 57.000 millones de euros si incluimos las inversiones en holding o ETVE), 168 proyectos greenfield y más de 100 operaciones de participación accionarial.

Por su parte México, con un acumulado de 29.591 millones de euros, es el primer inversor latinoamericano en España, y el quinto mayor inversor a nivel mundial, por delante de países europeos como Alemania o Países Bajos.

La inversión latinoamericana en España, liderada por las empresas mexicanas, está conformada por multitud de firmas que operan en la totalidad de los sectores económicos. De este modo la relación de inversión bilateral de España-América Latina parece haber superado la fase de unidireccionalidad derivada del desembarco de las multinacionales españolas en la región; está aumentando el número de empresas latinas que está invirtiendo en España y pasando a formar parte importante del tejido productivo español. Además, cada vez un mayor número de empresas internacionalizadas son pymes de servicios, firmas tecnológicas o fondos de capital privado que están invirtiendo a nivel global.

México, explosión inversora en la última década

Actualmente la IED mexicana en el exterior es 22 veces mayor a la registrada en el año 2000, alcanzando los 180.057 millones de dólares, habiendo crecido a un ritmo considerablemente superior a la inversión mundial durante los últimos años.

La internacionalización de las empresas mexicanas es resultado de la apertura de México durante las últimas décadas –particularmente a partir de la firma del TCLAN en 1994- y de la necesidad de expansión de las firmas para desarrollar ventajas competitivas.

También es reseñable el hecho de que las empresas mexicanas presentan una muy elevada concentración geográfica por países de destino. Entre siete y ocho de cada diez dólares de inversión exterior se dirigen a su mercado natural, esto es, la propia región latinoamericana, y a Estados Unidos.

El país norteamericano cuenta con grandes empresas altamente internacionalizadas en sectores primarios como en alimentación (Bimbo, Gruma, Sigma) y materias primas (Pemex, Cemex, Grupo México), y también en servicios (América Móvil, Grupo Elektra y Cinépolis), sector en el que está proliferando un gran número de operaciones de inversión en los últimos años.


Grupo Control