Onlineprinters agosto 2016
 

Entrevistamos a Lara Alcázar, de Femen Spain

Entrevistamos a Lara Alcázar, de Femen Spain
Viernes, 11 de octubre 2013

Femen Spain se hace escuchar en el Congreso de los Diputados y nosotros hablamos de tú a tú con una de sus representantes: feminismo en el ruedo mediático.

Con la sabiduría milenaria de las artes marciales, el movimiento Femen ha utilizado la fuerza de sus enemigos para hacerse más grande. Protestan, entre otras cosas, contra el uso de la imagen de la mujer en publicidad, y lo hacen usando su propio cuerpo como vehículo de la protesta porque saben lo que va a pasar. Los medios de comunicación responden al reclamo concediendo mucho espacio y tiempo a estas performances visuales, y con ello se consigue que su mensaje contra la cultura del patriarcado y el sexismo se difunda por todo el mundo.

Así es Femen, una organización nacida en Ucrania en el año 2008 y hoy extendida por muchos países. Lara Alcázar es una de sus más activas representantes en España. Hemos hablado de publicidad y feminismo con ella para nuestra sección de Puertas Abiertas en el número especial de Ctrl dedicado a la mujer.

Ctrl. El movimiento feminista tiene más de cien años de historia ¿qué aporta como novedad Femen a esta larga lucha?
Damos una nueva cara, un aire fresco. Que sean chicas jóvenes las que se manifiesten sin pedir permiso a nadie. Nos enfrentamos al conflicto que hay entre la mujer y el orden impuesto por un sistema patriarcal que no nos gusta. Yo siempre me he relacionado con el feminismo universitario y organizativo, pero no institucional. De todos modos, estamos abiertas a dialogar con todo el mundo.

Ctrl. ¿Y el modo de protestar no es una de las innovaciones?
Sí, pero hay una coherencia en ello. Hemos recuperado el uso del cuerpo como instrumento de protesta. La liberación de la mujer ha seguido un proceso evolutivo en el que se han producido protestas relacionadas con su imagen, como cuando abandonó el corsé y el sujetador, empezó a llevar pantalones o vistió la falda con el largo que quiso… es un discurso evolutivo y coherente.

Ctrl. ¿No hay una contradicción en usar el cuerpo precisamente para protestar contra el uso del cuerpo como reclamo visual de un mensaje?
Estamos usando el cuerpo femenino como un arma de destrucción de los roles que nos imponen. Usamos el mismo canal que nuestros enemigos, pero desde el punto de vista que nos interesa. Hay quien quiere usar la imagen de un cuerpo femenino con intereses comerciales que sostienen un sistema patriarcal, pues nosotras, dueñas de ese cuerpo, lo vamos a usar para difundir el mensaje en contra. No creo que sea malo ni contradictorio, creo que es inteligente. Los medios de comunicación tienen mucho poder, y sabemos que la imagen llega antes que el texto; esa imagen es lo que va a quedar en la retina de la gente. Con una sola foto dejamos claro al instante a quién atacamos, en qué lugar y con qué mensaje.

Ctrl. ¿Sois también un fenómeno mediático?
En nuestro manifiesto fundacional declaramos nuestra política de apertura a los medios. Queremos que la prensa venga porque queremos causar un impacto. Nos interesan más cinco cámaras de televisión que cinco personas, porque detrás de cada cámara hay miles de personas a las que vas a llegar. Eso es lo que necesita el feminismo, sacarlo de los despachos para que las ideas se muevan.

Ctrl. ¿No te parece que la cultura patriarcal también es exigente con los hombres y puede crearles complejos?
Siempre es más cómodo para los hombres que para las mujeres. Lo común es que los hombres acepten fácilmente el estatus de superioridad porque les da privilegios. Es cierto que algunos hombres se han replanteado los roles que se les conceden al nacer, pero nosotras tenemos que luchar contra hechos construidos a lo largo de miles de años como las discriminaciones económicas, la desigualdad en el reparto de poder, la violencia, el uso sexista de nuestra imagen…

Ctrl. La publicidad se defiende de estos ataques diciendo que lo que hace es reflejar lo que ya está en la sociedad ¿qué respondéis a esto?
La publicidad no lo está reflejando, lo está alimentando, porque le resulta cómodo para conseguir sus objetivos. El capitalismo es violento y machista. El objetivo de la publicidad es vender, y los hombres tienen más poder de consumo debido a lo que llamamos feminización de la pobreza. Ayer mismo vi un anuncio de la RAE que me pareció ofensivo; una mujer ama de casa hablando como una analfabeta y diciendo a su hijo que cuando llegue su padre se va a enfadar mucho. Será una parodia, pero alimenta el estereotipo. No tiene ninguna gracia.

Ctrl. ¿Qué opinas de marcas como Desigual o Dove, que intentan seguir otros caminos contarios a estos estereotipos?
Desigual intenta enseñar a una mujer supuestamente liberada, pero se la ve dependiente de los hombres y emulando roles masculinos. Esa mujer es más bien una recreación del estereotipo de mujer fatal, que es un constructo de la cultura machista. Dove intenta hablar de las mujeres reales, y eso está bien, pero sabemos que esa multinacional es también la que hace los anuncios de Axe; al final en los dos casos hay mucha falsedad. Los clichés a veces se visten de modernidad, lo vemos también en el mundo de la moda o de los DJs. Es machismo adaptándose a los tiempos.

Ctrl. ¿Entonces te parece que esa modernidad es solo una apariencia para sostener la misma discriminacióñ
Es como una mutación del machismo. Por ejemplo: El estereotipo de súper-mamá lo ha inventado la publicidad. Esa mujer que siempre tiene que estar perfecta en su papel de madre y trabajadora y el mundo del capitalismo y el consumo le ofrece unos productos para ayudarla a cumplir con este patrón de vida. La publicidad ha contribuido a ver como positivo este rol, que no es más que lo mismo disfrazado de modernidad. También hay hombres anunciando productos de limpieza, pero o son para demostrar primero que son eficaces y luego dárselos a la mujer (porque el hombre es sinónimo de eficacia) o para decir que son fáciles de usar, porque como son hombres y tienen tantas cosas que hacer, mejor que usen este producto que es fácil y rápido.

Ctrl. ¿Crees que una organización como Femen podría ayudar a informar a los consumidores sobre qué marcas son las que más respetan los derechos de las mujeres para ayudarles a tomar sus decisiones de consumo?
No somos el canal publicitario de nadie. No es ningún privilegio ni nada extraordinario respetar a las mujeres, es lo que se supone que tienes que hacer. Nosotras vamos a ir contra quien no lo haga. Ese es el riesgo que se corre no haciendo lo que consideramos elemental.

Ctrl. ¿Quiénes son vuestros enemigos?
Hay muchos: la Iglesia, la dictadura y especialmente las industrias del sexo como la pornografía o la prostitución. Sobre esto tenemos una postura muy clara, y de hecho está en el origen de nuestra organización. En el 2012 aprovechamos la audiencia que tenía la Eurocopa de Ucrania y Polonia para protestar contra un hecho comprobado: cuando hay eventos deportivos aumenta la prostitución en el lugar en el que se celebran. Es parte de nuestro método usar eventos clave que tiene mucha cobertura para lanzar nuestro mensaje.

Ctrl. Lo habéis hecho también desfiles de moda ¿es este otro de los enemigos?
El mundo de la moda es un objetivo porque promueve un canon enfermizo y excluyente. La industria de la moda, tan aparentemente femenina, está dominada por los hombres y utiliza a muchas mujeres en maquilas cosiendo esa ropa en condiciones infrahumanas. Hoy es casi imposible vestirte con algo que no proceda de la esclavitud de otra gente. Está podrido. No tenemos nada contra el diseño como expresión artista, pero sí lo tenemos en contra de promover la anorexia, la esclavitud laboral o un canon de belleza poco real. Y todo esto ha empeorado en la última década.

Ctrl. ¿Se pueden cambiar las cosas con vuestras accióñ
A base de presión constante, sí. Además, la lucha nos transforma. Femen es empoderamiento para la mujer. Cuando una mujer se hace activista se acaba aceptando a sí misma más que en cualquier otro momento de su vida, porque acaba descubriendo que cualquier cuerpo, siempre y cuando luche, es poderoso. Eso nos da fuerza individual para emprender otros proyectos.

Ctrl. ¿Me puedes mencionar alguna campaña de publicidad en la que hayas visto reflejado un cambio?
Recuerdo una de Nocilla, era un partido de fútbol en el que jugaban niñas y niños. La niña metía el gol y cuando la felicitaban respondía: no, el gol lo hemos marcado todos. Un mensaje de igualdad desde la infancia.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing