Onlineprinters agosto 2016
 

Estudio "La importancia de la telefonía móvil en la vida actual"

Martes, 01 de abril 2003

Según el realizado por Expert y CECU, La mitad de los españoles prescindiría antes de su lavadora o de su ordenador que de su móvil

Según el estudio "La importancia de la telefonía móvil en la vida actual", realizado por Expert en colaboración CECU (Confederación Española de Consumidores y Usuarios), en distintas Comunidades Autónomas, casi la mitad de los españoles (un 47%) prescindiría de su lavadora o de su ordenador antes que de su móvil. Un 38% considera la lavadora como un bien de consumo insustituible y un 15% puede "vivir" sin el móvil pero no sin su ordenador personal. Un reducido 20% considera más necesario el cepillo de dientes que el móvil. Resulta muy significativo comprobar hasta qué punto el móvil se ha convertido en algo indispensable y ha alterado los hábitos de los consumidores actuales, que llegarían a prescindir de un electrodoméstico tan necesario como la lavadora, una herramienta de trabajo fundamental como el PC o un utensilio tan básico para la higiene como el cepillo de dientes, antes que de su teléfono móvil. 

Pese a esta dependencia, el gasto en telefonía móvil es moderado y la cifra de gasto mensual se sitúa, según el 64%, en menos de 43 euros. El 24%, gasta entre 43 y 80, euros, un 7% cifra su consumo entre 81 y 100 euros al mes y apenas un 5% paga más de 101 euros en su factura de teléfono móvil.  El estudio se ha llevado a cabo con motivo de la exposición sobre telefonía móvil que ha presentado el Escaparate Expert en la presente edición  de la Feria de Expo-Ocio y su objetivo consiste en conocer con datos concretos la relevancia que ha adquirido la telefonía móvil en nuestra sociedad y hasta qué punto ha cambiado nuestros hábitos de vida. 

Así, se han planteado cuestiones dirigidas a conocer si, a juicio de los usuarios, la telefonía móvil llegará a sustituir a la fija, en qué medida los SMS han creado un nuevo lenguaje o las necesidades que demandan los españoles a los móviles del futuro.

Uno de los datos más significativos es el que apunta que la tercera parte de los encuestados (34%) cambian de terminal cada 4 años o más y el 31% lo hace cada 2 años. Un 23% cambia cada tres años y un 12% asegura que adquieren otro aparato cuando apenas han utilizado un año el que poseen, por lo que se deduce que los españoles cambian de terminal con relativa frecuencia. 

El principal motivo que les lleva a tomar esta decisión es, sobre todo, por mal funcionamiento del anterior (55%). Un 19% decide adquirir otro modelo si salen al mercado nuevos aparatos con avanzadas prestaciones y un elevado 16% fundamenta su decisión en motivos de tipo estético. Llama la atención pues, comprobar que el diseño resulta, cada vez más, un argumento de peso a la hora de adquirir un nuevo terminal. Otro factor que influye en esta decisión es, en menor medida, el cambio de un operador telefónico a otro, quizá por el tipo de ventajas que ofrecen las compañías cuando el usuario decide darse de alta en sus servicios. 

En cuanto a la modalidad de servicio que utilizan los españoles, el 54% de la muestra utiliza habitualmente tarjeta prepago. Quizá de esta manera, a los usuarios les resulta más sencillo controlar su saldo y evitan pagar cuotas mensuales en concepto de contrato, aunque también es cierto que el precio de las llamadas resulta más elevado que en la opción del contrato.  

Respecto al hecho de si la telefonía móvil llegará a sustituir a la fija, el 53% cree que esto llegará a ser viable en un futuro no muy lejano, cuando disminuya el precio de las llamadas y se solventen ciertos aspectos técnicos. En esta línea, se ha señalado que la principal ventaja de a telefonía móvil es, a juicio del 71% los encuestados, el hecho de que aporta gran autonomía y libertad, permitiendo estar localizado en cualquier momento y lugar y adaptándose al ritmo de vida de los usuarios. Entre los inconvenientes, el 50% destaca el alto coste de las llamadas. Otras opciones planteadas, como duración de la batería (14%), falta de cobertura (11%), pérdida de la intimidad (8%), riesgos para la salud (8%) o precio del terminal (7%), apenas son percibidas por los españoles como grandes desventajas.

Por otro lado, los SMS, se han convertido, según la mitad de los encuestados en un auténtico fenómeno social que se perfila como el "lenguaje del futuro", sobre todo entre los más jóvenes -de acuerdo con la opinión del 44% del total de la muestra-. Es decir, un 94% está de acuerdo en señalar que la comunicación escrita constituye una ventaja muy práctica. Lo que nació como un servicio complementario de la telefonía ha generado un metalenguaje que cada mes, mueve 16.000 millones de mensajes por todo el mundo y que desbanca a otras formas de comunicación establecidas.

En cuanto a las nuevas "demandas" que solicitan los usuarios de la telefonía móvil "del futuro" las que más interés suscitan son la posibilidad de visionar al interlocutor (25%) y acceder a Internet (24%). Por otro lado, se ha registrado un 16% del total de la muestra que señala el hecho de hacer compras desde el móvil como una función muy útil y un 14% que le gustaría utilizar su terminal como mando a distancia. Éstas y otras ventajas son ya una realidad gracias a los aparatos de última generación disponibles en el mercado, que presentan el móvil como una herramienta multiuso, cuya finalidad dista mucho del simple hecho de realizar y recibir llamadas.

 

De éstos y otros datos se podría concluir diciendo que, en los albores del siglo XXI, la telefonía móvil se ha convertido en un auténtico fenómeno sociológico que ha revolucionado los hábitos de vida establecidos. Las posibilidades de esta tecnología y las repercusiones que de ella se deriven están por descubrir.

 


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing