Four Roses estrena botella e identidad

Four Roses estrena botella e identidad
Miércoles, 17 de mayo 2017

El whisky Four Roses presenta un nuevo diseño que quiere ser el reflejo de una América inquieta, curiosa, rebelde e inconformista. Para ello luce nueva botella y etiquetas, así como una gama cromática de tonos pasteles.

Four Roses cambia. Por dentro es el de siempre: un bourbon intenso que envejece durante dos años en barricas quemadas de roble en Kentucky. Pero por fuera, es diferente. Ahora, las cuatro rosas de su singular emblema sobresalen más en el relieve del cristal, y se replican en la parte superior, reivindicando su presencia y su fuerza. La botella luce nuevas etiquetas, modernas, unificadas y con carácter. Con bordes rasgados, que demuestran el paso del tiempo y la experiencia de una marca de tradición e historia. Viste una nueva gama cromática que la tiñe en tonos pasteles, ocres y tostados, acercándola a los otros dos miembros de su familia, Single Barrel y Small Batch. Y exhibe un cierre diferente, más sofisticado y limpio.

Ahora, Four Roses presenta un diseño innovador que quiere ser el reflejo de una América inquieta, curiosa, rebelde e inconformista. Una imagen que adapta su espíritu al tiempo. Una identidad transformada y contemporánea, para gente valiente, cosmopolita y urbana. Una nueva botella para una nueva filosofía. Que marca el origen, el principio del cambio. Ahora.


Grupo Control