Onlineprinters mayo 2016
 

Ha muerto Jordi Garriga i Puig

Martes, 18 de diciembre 2007




Ha muerto Jordi Garriga i Puig y pocas veces puede decirse con mayor exactitud que la publicidad española está huérfana. Huérfana de toda orfandad.

Jordi Garriga por si solo llena todo un periodo de la historia de la publicidad y lo hace desde su doble versión de publicitario y periodista de la publicidad.

Jordi Garriga fue el último gran director de publicidad de la empresa anunciante y el primer director de comunicación de la misma, antes de que se inventara la función Lo fue de Nestlé y la historia de Nestlé sería otra sin Jordi Garriga y sin Jordi Nestlé no tendría historia publicitaria.

Jordi Garriga fue un publicitario en toda su extensión y profundidad.

Inventó los patrocinios publicitarios televisivos, esta destilación que, como buen químico que era, supo hacer de la comunicación, el evento y el espectáculo.

Cuando en España se discutían los modelos de televisión privada el gran reportero Alfredo Amestoy dijo “Pero si la televisión privada ya está inventada. La inventó Jordi Garriga”

Pero Jordi Garriga no fue solo un gran publicitario, sino que fue un gran procer de la publicidad.

Presidente del Club de la Publicidad de Barcelona y del Capítulo Español de la IAA, logró con su energía y coraje que Barcelona fuera la sede del XXXIII Congreso Mundial organizado por la IAA.

Conferenciante, maestro y periodista –esta revista, que le honró con la primera Medalla de Honor Control, fue cita de sus numerosos artículos y epístolas y fue nuestro corresponsal en los Congresos de la IAA y en los Festivales de Cannes– se licenció en Periodismo ya jubilado, tras sufrir un proceso burocrático que poco honra a los rectores de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Autónoma de la época.

Se ha muerto y como a Borges que murió sin que le dieran el Nobel, en otro capítulo de la historia mundial de la infamia, tampoco la Universidad Española le nombró Doctor Honoris Causa.

Méritos suficientes había contraído para tal distinción –posiblemente, seguramente más que los tres doctorados publicitarios.

Bastaría con su trabajo para mantener viva la obra de Prat Gaballí el padre de la publicidad española para acreditar tal honor.

Vamos a ser serios, ha sido Jordi Garriga y no las tropecientas Facultades de Publicidad, empezando por las siete catalanas, el que ha permitido que Prat no quede en el olvido.

Este verano Jordi Garriga tuvo la iniciativa de conmemorar el 90º Aniversario en que la Cámara de Comercio había editado el libro de Prat Gaballí “La Publicidad Científica” promoviendo a tal fin un acto académico, acto que se celebrará el 15 de enero en la Casa Lonja de Mar, sede institucional de la Cámara.

Por esto y con razón podemos decir Jordi Garriga ha muerto y la publicidad se ha quedado huérfana de toda orfandad.

Descanse en paz… y cuando este próximo junio el Grand Palais de Cannes se vista de rojo para celebrar el Festival Internacional de la Publicidad, dejen por favor una silla vacía para Jordi, quien nunca faltó a la cita del Festival.

Si hubiera un hall de la fama, su nombre debería estar ahí

*Jordi Garriga ha muerto el 13 de Diciembre, festividad de Santa . Lucia en su casa de Vic a los 87 años de edad..


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing