Oblineprinters diciembre 2016
 

J&B colorea el Mercado de la Cebada

J&B colorea el Mercado de la Cebada
Lunes, 30 de septiembre 2013

Con el fin de inspirar optimismo a todos los madrileños, J&B y Boamistura decoran el Mercado de la Cebada con el mayor mural de arte urbano de España.

J&B, con la colaboración del colectivo de artistas Boamistura, se ha puesto a la tarea de transformar un emplazamiento madrileño tan popular y reconocible como el Mercado de la Cebada con el fin de transmitir su nueva filosofía de optimismo con la que quiere invadir las calles: #viveencolor. Y es que, tal y como nos cuentan desde J&B, "el optimismo posee el poder de invitarnos a soñar para conseguir un mundo mejor".

Con este trabajo J&B continúa con su estrategia de introducir el color más allá del mundo del whisky: ya lo hizo con sus coloridas botellas Crazy Colors y la intervención en la madrileña Estación del Norte. “Con nuestra nueva campaña nos gustaría inspirar a la gente a mirar hacia el futuro con una actitud brillante y optimista. Realmente espero que este proyecto aporte un soplo de aire fresco durante estos tiempos difíciles, animando a la gente a pensar en las posibilidades de encontrar su espíritu emprendedor y la confianza para hacer su mejor futuro. La vida está llena de "colores" sólo tenemos que verlos o crearlos”, comenta Vangelis Smyrlis, director de marketing de J&B para Western Europe.

El Mercado de la Cebada sigue siendo uno de los pilares más representativos del popular barrio de La Latina, una de las zonas más castizas y turísticas de la capital, epicentro del ocio diurno y la cultura de las tapas, y de una animada vida nocturna. El barrio favorito de actores, artistas y bohemios, y uno de los más completos en oferta cultural y gastronómica. Inaugurado por el Rey Alfonso XII en 1875, ha sufrido distintas transformaciones a lo largo de los años. Se derribó en 1956, para ser de nuevo levantado dos años después. Durante muchas décadas fue considerado uno de los mercados más importantes de la capital, pero los cambios en las costumbres de compra, así como la aparición de otros mecanismos de abasto en la ciudad, hicieron que a comienzos del siglo XXI comenzase su lenta decadencia para finalmente en 2009 decretarse su derribo. Sin embargo, a día de hoy, el Mercado de la Cebada resiste, sobrevive, y gracias al patrocinio de J&B inicia una nueva etapa remozando su conocida fachada y cúpulas a cargo del colectivo artístico madrileño Boamistura.

La trayectoria de Boamistura aportando belleza y optimismo a zonas urbanas degradadas mediante el uso del color y la palabra ha sido fundamental para que J&B decidiera involucrarse en este nuevo proyecto: “Hoy, en el mundo en general y, más concretamente, en España, estamos rodeados de palabras negativas como crisis, inseguridad, palabras que desmoralizan y erosionan nuestras energías. Este proyecto de J&B nos da la oportunidad de revertir este proceso, rodeándonos de palabras positivas, de incentivos que estimulen la creatividad. Sorprender, inspirar, y re-inventar y seguir adelante con un espíritu constructivo y optimista”.

J&B

 

Las llamativas y reconocibles cúpulas del Mercado serán pieza fundamental de la intervención. Ellas son el origen. Cada una tiene su propia personalidad, su propio tratamiento. Según los chicos de Boamistura, “el impacto sobre el paisaje es muy importante. No sólo se las ve desde la calle, la creación de efectos de iluminación, colores y matices, estarán presentes también, y muy visibles, en la vida de los tejados, bares y terrazas de La Latina”. La primera decisión, y la que mayor repercusión tiene en el entorno, es la de teñir cada una de las cúpulas de un color. El rojo, verde, azul, amarillo, naranja y morado, recuerdan a los colores de los productos y alimentos que podemos encontrar en el interior del mercado, y sirven de soporte para la palabra COLOR, escrita en blanco mediante anamorfosis. El anamorfismo o anamorfosis, una técnica en perspectiva utilizada en el Arte para forzar al observador a un determinado punto de vista desde el cual el elemento cobra una forma proporcionada y clara. En este caso, sólo desde un punto concreto en una de las cúpulas se puede leer la palabra "color". Desde el resto del recorrido se aprecia una composición abstracta de planos blancos sobre las cúpulas de colores.

La intervención cubre una superficie total de casi 6000 m2, convirtiéndose en una de las mayores obras de arte urbano del mundo. Para su realización se han empleado 2000 kilos de pintura, 40 rodillos extensibles y alrededor de 1000 horas de trabajo por parte de un equipo de 15 personas.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing