Oblineprinters diciembre 2016
 

Knorr se suma a la lucha contra el cambio climático

Knorr se suma a la lucha contra el cambio climático
Martes, 01 de diciembre 2015

Knorr se compromete con la COP21 en la reducción de emisiones de CO² con su Programa de Agricultura Sostenible, gracias al cual la marca ha reducido el consumo de agua en 1,5 millones de litros por hectárea cada año y minimizado el uso de pesticidas y fertilizantes.

París se ha convertido en la sede de la Vigésimo primera Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP21), una cita que reúne a representantes de 198 países en busca de alianzas claves que permitan llegar a un nuevo acuerdo climático internacional que sustituya al Protocolo de Kioto. El principal objetivo de la Conferencia del Clima será limitar el aumento de la temperatura global a menos de 2ºC.

Paralelamente, numerosos ciudadanos y entidades españolas quieren hacer frente al cambio climático a través del proyecto “1 millón por el clima”, una iniciativa impulsada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en colaboración con otras entidades e instituciones.

Knorr, marca internacional de Unilever, se suma a este compromiso y lo hace a través de su Programa de Agricultura Sostenible, enmarcado en el Plan Unilever para una Vida Sostenible. Una iniciativa que incluye 11 objetivos principales: la reducción del uso de fertilizantes, pesticidas y combustibles, la protección del suelo, la reducción del consumo de agua, la apuesta por la biodiversidad, el bienestar de los animales, la reducción del consumo de energía y de gases de efecto invernadero, la apuesta social y por el capital humano, así como la economía local sostenible y la situación de nuestros agricultores con una mejor formación en técnicas de agricultura sostenible.

Actualmente, el 100% de las 13 verduras más importantes utilizadas en los productos Knorr, ya son de origen sostenible, y para el 2020, se espera alcanzar la totalidad de sus ingredientes. Una serie de acciones en nuestro país que contribuyen a reducir las emisiones de CO² a la atmósfera en un 22%.

El compromiso de Knorr

La agricultura es clave en la lucha contra el cambio climático, puesto que supone un tercio de las emisiones globales de CO2. Desde su puesta en marcha en 2010, el Programa de Agricultura Sostenible de Knorr ha cumplido con el propósito de lograr mejoras ambientales y sociales gracias a la innovación responsable y un uso más eficiente de los recursos. Knorr lleva a cabo una serie de acciones para el fomento de una producción agrícola sostenible que ya han dado excelentes resultados. “Gracias al Programa de Agricultura Sostenible, hemos conseguido en 5 años reducir el consumo de agua en los campos de cultivo en un 20%, lo que equivale a 1,5 millones de litros por hectárea cada año, o lo que es lo mismo, unas 1.500 piscinas olímpicas, pero también hemos logrado reducir el uso de pesticidas y fertilizantes, y mejorar la biodiversidad gracias a la creación de barreras naturales para la protección del entorno”, explica Ana Palencia, directora de comunicación y responsable europea de RSC de Unilever.

En la línea de los principios de la COP21, Knorr ratifica la necesidad de instaurar un estilo de vida sostenible como algo cotidiano. La sostenibilidad debe estar presente en todo lo que hacemos. En definitiva, un conjunto de acciones #PorElClima que cuidan de nuestro ecosistema. “La acción que Knorr lleva a cabo en estos campos contribuye a mejorar la alimentación de millones de personas de forma responsable. Porque gracias a esta labor conseguimos un ingrediente más delicioso y nutritivo, en su punto óptimo de maduración, y que ha sido cultivado bajo el sol en una tierra rica y fértil que respeta en todo momento el medio ambiente”, afirma Ana Palencia y añade, “un proceso de producción que satisface tanto a nuestros consumidores como a nuestros chefs, quienes certifican el excelente sabor de nuestros productos gracias a la apuesta por una agricultura sostenible”.

Agricultura sostenible en Agraz: la lucha contra el CO2

El Programa de Agricultura Sostenible colabora desde sus inicios con los campos de cultivo de Agraz, en Extremadura, uno de los productores de tomate más importantes de España. Gracias a esta iniciativa, Knorr ha ofrecido tanto a agricultores como productores la posibilidad de acceder a herramientas de cultivo y a la formación específica en técnicas sostenibles. La implementación de estas técnicas innovadoras contribuye a minimizar las emisiones de gases de efecto invernadero.

En la actualidad, más de 230 agricultores extremeños ya se han beneficiado del programa formativo de Knorr: “Estas ayudas han permitido que nuestros agricultores puedan acelerar la implementación de prácticas agrícolas sostenibles que de otra manera no se podrían asumir y trabajar así por unos campos de cultivo de calidad que se traduce en una mejora de la alimentación de millones de personas, pero también en una mejora de la vida personal y laboral de los agricultores que trabajan en Agraz y sobretodo, nuestro granito de arena para la mejora del medioambiente”, explica Javier Gomendio, Director General de Agraz.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing