La brillante idea de IKEA para perder el miedo a cocinar

La brillante idea de IKEA para perder el miedo a cocinar
Jueves, 12 de abril 2018

La creatividad de IKEA no tiene límites y en esta ocasión hemos querido destacar una campaña gráfica que, como suele ser habitual en la marca, consigue innovar e interactuar con el usuario hasta límites insospechados. ¿De qué estamos hablando? De un póster que se puede cocinar, literalmente.

No podemos ocultar que nos encanta la estrategia de comunicación de IKEA, siempre atenta a las últimas tendencias y acontecimientos para sorprendernos con acciones tan creativas que no nos queda más remedio que aplaudir. ¿Os acordais del test de orina incluído en la gráfica de cunas? ¿Y del post en redes sociales para promocionar un marco de 9,99 euros para enmarcar la pintura más cara del mundo

Hoy hemos querido recordar una campaña gráfica de IKEA Canadá, desarrollada por la agencia Leo Burnett, que se difundió en un evento gastronómico en Toronto. La acción consistió en el diseño de unos pósters impresos con tinta comestible sobre papel de hornear. En ellos se especificaban, con sumo detalle y de manera muy gráfica, los ingredientes que conformaban diversas recetas. El usuario, por tanto, no tenía más que rellenar los espacios en blanco con los productos detallados y meterlo todo en el horno. 

 


Grupo Control