Parafina noviembre 2018
 

La NFL, la protesta racial y los patrocinadores

La NFL, la protesta racial y los patrocinadores
Lunes, 11 de diciembre 2017

Hace algo más de un año el quarterback de los San Francisco 49ers, Colin Kaepernick, decidió arrodillarse mientras sonaba el himno estadounidense como señal de protesta por la desigualdad racial y la brutalidad policial. Lo que empezó como un simple gesto ha terminado teniendo consecuencias devastadoras para una liga donde la mayoría de sus jugadores son de raza negra.

La NFL tiene un problema de difícil solución porque lo que empezó Kaepernick lo han seguido muchos otros jugadores de tantos otros equipos. El comisionado de la liga, Roger Goodell, al que muchos critican por no haber sido capaz de anticipar lo que se le venía encima, empieza a recibir presiones de patrocinadores que ven como la popularidad de la NFL, incluidos los datos de audiencia televisivos, han disminuido de forma alarmante durante este último año.

Papa John´s está que trina

La marca de pizzas, patrocinador oficinal de la NFL desde hace muchos años, admite que lo ocurrido con el himno y todo lo que lo rodea le está perjudicando sobremanera. Recientemente su fundador John Schnatter confesó a un medio americano que está dispuesto a ir a por Goodell porque él y solo él es el culpable de lo que está ocurriendo. Las señales eran muchas, empezando por varios de los propietarios de algunos de los equipos más míticos de la liga que ya avisaron que esta era una cuestión que había que abordar. La NFL, sin embargo, en lugar de encararlo con mano izquierda, decidió poner sobre la mesa multas millonarias para aquellos jugadores que no se mantuvieran en pie durante el himno y penalizar igualmente a los equipos que lo permitieran.

Papa John’s reconoce que, si bien es difícil cuantificar la correlación directa entre la NFL y las ventas de pizzas, sus resultados en el último trimestre presentan números muy preocupantes. Asimismo, sus acciones han caído un 13% en las últimas semanas y las previsiones para finales de 2017 y principios de 2018 no son nada halagüeñas.

Trump en su línea incendiaria de siempre

A estas alturas no vamos a descubrir nada de Trump que el mundo no sepa ya pero es importante reseñar que una vez más, en esta ocasión el presidente de los Estados Unidos tampoco estuvo a la altura. Fue él quien en numerosos tuits acusó a la NFL de ser demasiado blanda con estos jugadores que supuestamente no respetaban el himno, apretó lo indecible al comisionado para que tomara medidas y pidió a los fans que dejaran de asistir a los partidos y dejaran de ver los partidos por televisión. Como siempre, sus palabras han hecho mucho más daño que las acciones propiamente dichas, y de nuevo, esas marcas ligadas a la liga de fútbol americano no entienden por qué alguien que se pasó toda la campaña hablando de hacer que América volviera a ser grande, ahora les perjudica con palabras tan incendiarias.

A todo esto, Kaepernick sigue sin equipo

Todos sabemos que Estados Unidos es un país de contradicciones y lo que está ocurriendo con Colin Kaepernick es un ejemplo más de ello. En su momento decidió no renovar con los 49ers y tantear el mercado en busca de otras ofertas. Parecía que las posibilidades eran muchas y tanto su talento como sus convicciones podían llevarle a firmar un contrato multimillonario. Sin embargo...

Puedes leer el artículo completo en el número de diciembre de la revista Ctrl ControlPublicidad.


Grupo Control