Webersandwick (Avenade)
 

Lanjarón y Ecoalf, juntas contra los residuos marinos

Lanjarón y Ecoalf, juntas contra los residuos marinos
Viernes, 02 de febrero 2018

La primera iniciativa del convenio firmado entre Lanjarón y Ecoalf pretende frenar la basura que se acumula en los cauces cercanos a las costas antes de que las lluvias torrenciales la arrastren al mar. Los residuos se recogen, se clasifican y se convierten en prendas textiles.

La marca de agua mineral natural Lanjarón y la Fundación Ecoalf han firmado un convenio de colaboración anual con el fin de llevar a cabo proyectos destinados a la protección del medio ambiente. De esta forma se ha puesto en marcha la primera iniciativa establecida en el marco del acuerdo: un proyecto que tiene como objetivo frenar la basura que se acumula en los cauces cercanos a las costas (las ramblas) antes de que las lluvias torrenciales la arrastren al mar.

La basura marina se ha convertido en uno de los principales problemas ambientales y los últimos estudios alertan de que si se mantienen los ritmos actuales de contaminación, en 2050 habrá más plástico que peces en el océano. A pesar de lo que pueda parecer, el 80% de estos residuos procede de la plataforma terrestre y una parte importante es fruto del abandono irresponsable, lo que provoca que terminen en el mar arrastrados por la acción de la lluvia, los ríos y el viento.

El proyecto piloto se va a desarrollar en Andalucía y ya ha tenido una fase previa de estudio de la zona para detectar y seleccionar los puntos de mayor acumulación de residuos. Así, las zonas de recogida seleccionadas se localizarán en la costa de Granada y Almería. A partir de aquí y en colaboración con las entidades locales, durante los meses de febrero y marzo se llevarán a cabo actuaciones de limpieza y caracterización que permitirán tener unos resultados de utilidad para el diseño de acciones futuras.

Una adecuada recogida, clasificación y caracterización de los residuos no sólo impide que éstos lleguen al mar, sino que garantiza una adecuada gestión en su reciclaje con el fin de darles una segunda vida. En una tercera fase, estos residuos formarán parte de una iniciativa de economía circular que convertirá la basura en productos textiles de la marca ECOALF.  

El proyecto se enmarca dentro de la iniciativa de Lanjarón ‘Por la pureza de nuestras costas’, y se financia a través de los beneficios de su icónica botella de color rojo, elaborada con un 50% de PET reciclado y que además es 100% reciclable


Grupo Control