Onlineprinters mayo 2016
 

Los españoles valoran positivamente las prohibiciones de la ley antitabaco, al contrario que los establecimientos de hostelería

Viernes, 30 de diciembre 2005



Los españoles valoran de forma positiva las restricciones de la ley antitabaco que entrará en vigor el próximo 1 de enero, y consideran que serán eficaces para reducir el consumo de tabaco.

Según el estudio realizado por ACNielsen, los consumidores españoles dan una valoración de 7,5 sobre 10 a la prohibición total de fumar en los centros de trabajo, y de 7,1% a las restricciones para fumar en establecimientos de hostelería.

Esta valoración positiva contrasta con la opinión de los hosteleros, entre los que el 95% de los encuestados valoran mal o muy mal la norma, y el 90% considera que la ley afectará negativamente a la hostelería desde el punto de vista económico.

En España, el 55% de los hombres y el 38% de las mujeres declaran haber fumado alguna vez en su vida. Y actualmente, el 32% de los individuos entrevistados fuma. Este porcentaje es mayor entre los hombres (37%), y en las personas de 31 a 54 años, en los que supera el 40%.

Como media, los encuestados declaran fumar 12,4 cigarrillos al día, aunque en el caso de los hombres es bastante superior al de las mujeres: 14,7 frente a 9,4. No es un hábito que consideren muy positivo, pues el 59% de los entrevistados señala que tiene intención de dejar de fumar, porcentaje que es superior en el caso de las mujeres, el 61%, y baja al 58% entre los hombres.



El tabaco en el lugar de trabajo

Entre los entrevistados que trabajan, el 25% declara que actualmente en su trabajo se puede fumar con total libertad. Un 16% afirma que se puede fumar, pero en lugares acondicionados a tal fin. Y en el 19% de los casos ya está totalmente prohibido fumar en el centro de trabajo, una restricción que en el caso del área metropolitana de Madrid llega al 33%.

Las restricciones previstas por la ley a fumar en el lugar de trabajo son vistas de forma generalmente positiva por los encuestados. En una escala de 1 a 10 (10 significa muy bien, y 1 muy mal), la puntuación media que se da a la prohibición total de fumar en los centros de trabajo es de 7,5. El 49% asigna además la puntuación máxima de 10 a las prohibiciones previstas.

Claro que existen fuertes diferencias entre los que fuman y no: los fumadores valoran las prohibiciones a fumar en el lugar de trabajo con una media de 5,6 sobre 10; y el 35% da la puntuación mínima de 1 a la ley. Por su parte, los no fumadores otorgan a la ley una puntuación de 8,4 puntos sobre 10. No hay, en cambios grandes diferencias sociodemográficas en cuanto a la valoración de la ley, que resulta similar en hombres y mujeres y en los distintos grupos de edad.

El 69% de los entrevistados declara conocer las medidas restrictivas que tendrá el consumo de tabaco en los establecimientos de hostelería. Estas medidas también son aprobadas mayoritariamente por los encuestados, que las dan una valoración media de 7,1. Claro que en el caso de los fumadores la valoración baja a 5,3; mientras en el área metropolitana de Barcelona asciende a 8,2.

El 61% de los entrevistados opinan que la nueva ley reducirá el consumo de tabaco. Y cuando entre en vigor, el 59% de los fumadores estaría dispuesto a cambiar de local si en su establecimiento habitual de hostelería no les permitiesen fumar. Y un 35% de los no fumadores cree que cambiaría de local si en el suyo permitiesen fumar.

Es decir, los no fumadores se muestran más flexibles en cuanto a la posibilidad de que se pueda fumar en un local. Sin embargo, en términos de población, teniendo en cuenta que el porcentaje de fumadores es del 32%, hay más personas no fumadoras que estarían dispuestas a cambiar de local si se incumple la ley (24%) que personas fumadoras que harían lo mismo ante la prohibición de fumar (19%).

El estudio se ha realizado del 7 al 26 de noviembre a partir de una muestra de 636 personas individuos del panel ACNielsen HomeScan, con un margen de error estándar de ±4% sobre el total de individuos españoles mayores de edad excluyendo Canarias, Ceuta y Melilla.

Hostelería: Conocen la ley, pero se sienten muy preocupados

En el caso de los establecimientos de hostelería, la valoración de la ley no es tan positiva. Según el estudio realizado por ACNielsen, prácticamente la totalidad de los encuestados manifiesta conocer la ley.

Los más afectados son los establecimientos de menos de 100 metros de superficie de ventas ya que tienen que elegir entre dejar o no dejar de fumar. Por ahora algo más de la mitad, el 55% de los responsables de este tipo de local indican que se ven obligados a realizar obras.

Por su lado el 90% de los que tienen más de 100 metros señala que permitirán fumar. Entre éstos destacan las discotecas y salas de fiestas, pues el 98% de los entrevistados permitirán fumar; al igual que el 95% de los bares de copas y el 93% de los bares y cafeterías.

Pero lo que resulta casi unánime es la preocupación que tienen ante la aplicación de la nueva norma. El 95% de los encuestados valoran mal o muy mal la norma. Algo que parece lógico si se tiene en cuenta que el 90% piensa que la ley afectará negativamente a la hostelería desde el punto de vista económico.

De hecho un 63% de los encuestados cree que perderán clientes a causa de la ley, porcentajes ascienden al 64% en el caso de los restaurantes, el 68% en las discotecas y salas de fiestas, y el 69% en los bares y cafeterías. Por ahora, sólo el 8% de los establecimientos piensa dejar de vender tabaco.

Este estudio se ha realizado en la muestra del panel de Hostelería ACNielsen compuesto por una muestra representativa de establecimientos de hostelería del la península y Baleares. Las entrevistas se han llevado a cabo en el mes de Noviembre. Los españoles valoran positivamente las prohibiciones de la ley antitabaco, al contrario que los establecimientos de hostelería


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing