Metrópolis Film: el secreto está en cómo contar la historia

Metrópolis Film: el secreto está en cómo contar la historia
Viernes, 17 de marzo 2017

La producción audiovisual, como cualquier otra disciplina asociada a la publicidad, ha cambiado por completo con la irrupción de la tecnología digital y Andrés Rosenblatt, fundador de Metrópolis Films, ha vivido intensamente esa transformación: "Hoy no existen barreras para entrar en la industria. Antes era para unos pocos elegidos y hoy cualquiera puede acceder a ella. Es como aprender a escribir de nuevo".

Ctrl. Háblame de Metrópolis Films, de los orígenes, ¿cuándo nace y por qué?

¡Uyyy! ¡Tengo que irme a algunos años atrás! Yo tenía una productora en Uruguay asociada al Ogilvy local. Pero en ese momento no sólo trabajaba para esa agencia, sino que también nuestro trabajo empezó a gustar a otras agencias que, a pesar de nuestra asociación, igual nos contrataban para sus clientes.

Un día estaba en medio del campo rodando una gran campaña para una cerveza, que luego sería de InBev, y mi socio en la agencia me llamó para que estuviera al día siguiente en la oficina en una PPM de otro cliente, cosa imposible porque al otro día debíamos seguir filmando. “¿De qué me sirve tener una productora si cuando la necesito está filmando para la competencia?”, dijo. Ahí me di cuenta que había llegado el momento de armar mi propio proyecto. Podría haber seguido si mi socio hubiera entendido que ya estaba instalando en el mercado. Ahí también aprendí de la importancia de tener más de un equipo disponible para producir simultáneamente. ¡Con el tiempo, llegamos a tener cinco equipos trabajando a la vez!

Ctrl. Empezasteis como una pequeña productora local y con el tiempo os habéis convertido en una red internacional de producción audiovisual. Cuéntame como fue ese proceso de transformación.

Metrópolis Films comenzó como una productora local hasta que en un momento peleamos y ganamos una campaña mundial para la marca Peugeot y Euro RSCG. Fue un éxito; y tras ese proyecto nos asignaron 3 mas.

Esa pelea incluyó traer gente de Hollywood para que nos nutriera de todo lo que ignorábamos sobre filmar proyectos de productos tan complejos como autos. Pero fue dinero bien gastado. Luego de lo que aprendimos en ese proyecto filmamos para Honda, Acura, Suzuki, Toyota, Daihatsu, Ford, GM. Todo nuestro entorno se benefició de esa vivencia, y pudimos volcar nuestro reel y experiencia en las agencias con las que trabajamos en Argentina, Uruguay, Puerto Rico, Colombia, Venezuela y Paraguay además de la red Euro en Europa. 

Esto hizo que nuestro crecimiento fuera bastante orgánico. Filmamos para diferentes categorías. Fabio Berrutti y Alberto Moratorio, en ese momento socios también de Metrópolis Films, se complementaban en proyectos de Beauty, Fotográficos, Comedia, Viñetas en varias categorías de producto. Tras Peugeot vinieron clientes de New York y Puerto Rico. Y pusimos la oficina en San Juan con un éxito inmediato. Filmábamos localmente y afuera.

Más tarde filmamos dos proyectos en Argentina (Colgate/YR New York & Manheimer Hamburgo) y nos fue tan bien que armamos la oficina en Buenos Aires. Y ahí vinieron varias películas y servicios de producción. Principalmente trabajábamos para el mercado internacional desde Buenos Aires. El equipo se completo con nuevos socios y productores como Quique Gruber, Sergio Teubal, Chiquito Barbiero y Pablo Beherens en Londres.

Ctrl. Cuando hablamos de producción audiovisual, ¿Qué incluís? ¿En qué áreas desarrolláis vuestro trabajo?

Si bien nuestra principal fuente siempre fue el área publicitaria, hemos trabajado en casi una docena de largometrajes para Uruguay, Italia, Holanda, Alemania y Hollywood. El mas icónico fue Miami Vice. Compartimos con Michael Mann, Colin Farrell, Gong Lee y Jamie Fox un proyecto intenso y complejo.

Hoy ponemos nuestro foco especial en la oportunidad que tenemos de generar materiales que se acerquen al Branded Content, y a los servicios para series en formatos grandes y chicos. Este año desarrollamos junto a Globo TV varios capítulos para una de sus principales novelas del prime time.

Nuestro involucramiento en TV llegó a su punto máximo con la producción de mega programas como "Amazing Race" para CBS y Jerry Brukheimer, y una versión de "Big Brother/The challenge" para MTV USA.

Ctrl. Por lo que me ha parecido ver la mayoría de vuestros clientes son actualmente agencias de publicidad. ¿Cómo es la relación con ellas?

Tenemos dos modelos de negocios trabajando armónicamente y de forma simultanea: le brindamos producción y directores a las agencias publicitarias y sus clientes; y por otro lado somos proveedores de productoras que vienen de todo el mundo a trabajar con nosotros principalmente en Argentina y Uruguay. Cuidamos mucho nuestra relación con las agencias y sus clientes y nuestra relación con todos nuestros colegas.

Ctrl. ¿Tenéis clientes que sean marcas?, es decir, ¿tratáis con marcas directamente sin pasar por la agencia?

Jajaja! ¡Los agency producers y ejecutivos de agencias están esperando ver qué digo de esto! La realidad de todos estos años, y hasta ahora, es que nunca hemos ido a clientes directamente. Nuestro modelo pasa por ser proveedores de agencias. Incluso en aquellos casos como en nuestro contrato con P&G, donde fuimos elegidos por la propia compañía como proveedor preferente en varios países, también ahí trabajamos directamente con las agencias que trabajan para ellos: Publicis, Saatchi, y Grey en Argentina, Sao Paulo o New York.

Ctrl. ¿Cómo describiríais el momento actual de la producción audiovisual?

El negocio se puso caótico, implacable, competitivo, desordenado. Los clientes eligen entre directores y productoras de primer nivel, y luego los ponen a pelearse entre ellos en un coliseo virtual en donde corre mucha sangre. El negocio se complicó. Y se multiplicaron opciones. ¡Pero para los que somos pasionales del cine, la TV, los rodajes, y que conocemos todos los rincones de la producción, no vamos a parar de dar luchar!

Ctrl. A vuestro entender, ¿sigue siendo el spot de televisión la mejor manera de contar una historia?

No es ni la mejor ni la peor. Es una más. Pienso que hoy no hay límites en las formas en que uno puede contar una historia. Se multiplicaron las plataformas, los medios y no hay límites a la imaginación ni mínimos en sus duraciones. Sea como un medio de publicidad y de entretenimiento. El secreto sigue siendo justamente cómo contar la historia. Tener una buena idea y contarla magistralmente. Eso es lo que terminan reconociendo los premios y los clientes.

Ctrl. ¿Hasta que punto la irrupción de Internet y todo lo que consideramos digital ha afectado la producción audiovisual? ¿La ha hecho más sencilla, más compleja, más asequible…?

¡Internet a estas alturas ya lleva más de una buena decena de años entre nosotros los terrícolas! Y por supuesto ha afectado absolutamente todas las áreas incluyendo la audiovisual. Creo que lo ha hecho todo más apasionante. Porque si bien el modelo cambió y sigue cambiando, internet permite que este negocio sea más sencillo y más complejo; más asequible y más inalcanzable. Ha permitido de todo, para todos. Esto ha incrementado la cantidad de gente que mira vídeos y contenido. Pero también ha aumentado la gente que lo produce. Y la tecnología generó y simplificó las herramientas.

Nuevamente, y como en todo, sobrevivirán de forma rentable los más aptos: los que dirijan mejor, los que produzcan mejor, los que cuenten mejor las historias, los más confiables y los que administren mejor los recursos.

Ctrl. Entiendo que hablamos de un sector, el de las productoras, muy competido. ¿Hasta que punto acaba siendo el precio el valor diferencial, lo que hace que un cliente se decante por una productora o por otra?

Tal como te comentaba, el ambiente se ha puesto cruel en este aspecto. Hay tantas opciones factibles que los clientes terminan escogiendo a los realizadores de forma casi computerizada, por remates digitales y otros inventos que solo pretenden comprar lo máximo por la menor cantidad de dinero.

Quizás los clientes y las agencias más inteligentes serán los que logren desarrollar los trabajos logrando el máximo compromiso de los directores y productores por una cantidad de dinero razonable sin despersonalizar la asignación de los proyectos. Porque detrás de cada producción hay un director, un fotógrafo, un productor, un director de arte... No es lo mismo que estén contigo porque quieren y quieres versus tener que asumir el resultado de un remate. No parece una decisión muy humana. Y éste es un trabajo de personas sensibles que trabajan mejor cuando se encariñan con las ideas, las marcas, los proyectos y la gente. 

Ctrl. Ahora mismo estáis en Argentina, Uruguay, Chile, Colombia, Puerto Rico/US, México y Barcelona. ¿Cómo está organizada la logística para que todas las oficinas funcionen de forma eficaz?

Cada oficina tiene una característica diferente. En algunos casos, como en Barcelona y Chile, estamos asociados a reconocidos productores locales.

En Uruguay tenemos una estructura importante con áreas de post producción, y las principales personas que agregan valor al proyecto están In-house (producers, Directores, ADs).

En Argentina tenemos un área fuerte en producción, y en Puerto Rico y Colombia existe sólo una estructura comercial y administrativa.

Pero todas ellas tienen un óptimo grado de dependencia e independencia; nos complementamos. También tenemos un productor ejecutivo full time en Londres pero no tenemos una oficina declarada allí, porque lo tenemos para apoyar y acompañar a nuestros clientes ingleses.

Ctrl. De cara a este 2017, ¿Qué pensáis que debéis priorizar? ¿En qué áreas debéis poner mayor énfasis?

Priorizamos y ponemos el énfasis en todas las áreas. Tratamos de jugar y estar en todas las canchas que podamos.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing