Samsung Mayo 2018Advertisement
Onlineprinters 28 mayo 2018
 

Miguel de Haro. In Memoriam

Miguel de Haro. In Memoriam
Lunes, 09 de julio 2018

El que fuera director de la revista CONTROL de Publicidad y cronista del sector durante décadas, Enrique Nebot, recuerda al recientemente fallecido Miguel de Haro, fundador de Ediciones y Estudios y de las publicaciones IPMARK y DA Retail-Distribución Actualidad.

Miguel de Haro fue nuestro querido colega de IP Mark. En realidad la historia de la revistas de publicidad y, por tanto, sin falsas modestias, la historia de la publicidad, tiene dos nombres por riguroso orden de aparición en escena, CONTROL de Publicidad y Ventas e IP Información de Publicidad, y dos apellidos, Javier San Román Pérez y Miguel de Haro. Aquí empieza todo y lo que sigue es su consecuencia. Otros profesionales y otras revistas. Pero la historia insisto, la historia con continuidad hasta el presente y con vocación de futuro -o sea, la genuina historia que no la necrología- es la que es. Y ahí está como protagonista Miguel de Haro. Hasta donde le conocí, y algo le conocí, lo tuve siempre como un hombre de reflexión. Era culto y sosegado. Nunca elevaba la voz más de lo necesario. Y cuando lo hacia era para que quedaran claras sus posiciones, no para imponer su razonamiento.

Miguel de Haro creó una revista de publicidad también orientada al marketing. O así lo he visto yo. En realidad, después de la revista de publicidad IP editó una revista de marketing, Marketing Actualidad, y una tercera, Distribución Actualidad, y una cuarta, Nueva Empresa, que pretendía dar el salto de las revistas técnico-profesionales a las especializadas. Ahora que lo pienso, sobre las diferencias entre unas y otras tuvimos ocasión de debatir en el Congreso de Prensa Técnica, de eso hace tantos años que me hace sentir viejo. Miguel de Haro fue presidente de la Asociación de Prensa Técnica.

Tenía una clara querencia por el marketing. Y así fue como IP y Marketing Actualidad terminaron fusionándose convirtiéndose en IP Mark.

Me complace pensar que hasta donde yo sé, ahora mismo Miguel de Haro disfruta de la vida espiritual, puesto que toda su vida personal e íntima estuvo marcada por el afán de trascendencia.

Por Enrique Nebot.


Grupo Control