Onlineprinters mayo 2016
 

mortierbrigade, la agencia que piensa en voz alta

mortierbrigade, la agencia que piensa en voz alta
Viernes, 08 de julio 2016

Mortierbrigade es la agencia belga independiente más importante del panorama publicitario actual. Su ambición no tiene límites porque no se cierran ninguna puerta. Uno de sus fundadores, Jens Mortier, nos explica de primera mano qué hace de mortierbrigade un lugar tan especial.

Ctrl. ¿Cuándo decides montar tu propia agencia y que te llevó a tomar esa decisión?

Jens Mortier, co fundador de mortierbrigade: Antes de mortierbrigade estuve ocho años como director creativo en Duval Guillaume. Aquello fue una experiencia maravillosa pero llegó un momento en el que necesitaba probar algo nuevo: una nueva forma de pensar y una nueva forma de hacer las cosas. Así que me fui y junto a otros tres socios fundamos mortierbrigade. Nos especializamos en excelencia creativa adaptada a todo tipo de medios, sin cuentas pero con producers que se desenvuelven muy bien tratando con los clientes. En su momento fuimos la primera agencia belga con un enfoque de ideas integradas así como la primera que le dio creatividad a las nuevas tecnologías. Ese planteamiento funcionó muy bien, y de hecho, sigue haciéndolo.

Ctrl. ¿Cuáles dirías que son los puntos fuertes de mortierbrigade? ¿Y los débiles, si es que tiene alguno?

Nuestra fuerza reside en que nos atrevemos a hacer las preguntas adecuadas. Lo llamamos “The Power of “Œ!?”. Y te preguntarás, ¿a qué me refiero? Para nosotros son los sonidos que hace la gente cuando piensa en voz alta. Creemos -como decía Descartes- que la duda es el origen de la sabiduría. Por lo tanto, nuestro punto de partida nos obliga a cuestionárnoslo todo. Y a partir de ahí, construimos.

Así que, te diría que el único punto débil que tiene nuestro sistema es que obliga a nuestros clientes a que también tengan que trabajar (es broma). Una vez ocurre eso, no hay quien nos pare.

Aparte de eso, somos una agencia de casi 40 empleados lo que hace de nosotros una agencia bastante pequeña, pero entendemos que ser flexible y ágil es algo fundamental hoy en día.

Ctrl. Ser independientes actualmente debe ser todo un desafío. ¿El objetivo es manteneros independientes?

Sí, ser independientes es genial, pero tiene su precio (algo así como 10 millones de euros, pregúntales a nuestros abogados Marx, Van Ranst, Vermeersch & Asociados y verás lo que te dicen).

Ctrl. ¿Qué dificultades esconde hoy en día construir marcas que sean atractivas a ojos de la gente y de que modo puede ayudar la publicidad en ese proceso?

La clave sigue estando en lo relevante que sea la marca y la historia que te cuente. Alguien dijo una vez: “La diferencia entre hombres y niños está en la relevancia de sus juguetes”. Ah, espera, creo que fui yo.

Ctrl. Siguiendo en esa línea, ¿cuáles son los mayores cambios que ha vivido la publicidad desde el 2004, año en que fundasteis la agencia? ¿Cómo ha cambiado mortierbrigade en estos doce años?

Te diría que todo ha cambiado y al mismo tiempo, todo sigue igual. Incluso siendo conscientes que el universo mediático ha cambiado por completo, las marcas siempre necesitarán una buena idea, un buen producto, un buen servicio o una buena historia que llame la atención por encima del resto. Eso es algo que no ha cambiado y bajo mi punto de vista, nunca cambiará. Nuestro valor añadido está en que somos capaces de conseguir esas ideas y esas historias. Y sabemos como implementarlas, tanto si es en medios tradicionales como digitales.

Ctrl. Precisamente quería preguntarte por el modo en que estáis equilibrando publicidad tradicional y digital.

Lo hacemos todo: film, radio, gráfica, punto de venta, diseño, social media, innovación… lo que sea adecuado para cada momento. Cada medio tiene sus atributos y por supuesto sus puntos débiles. Una mezcla inteligente es a menudo la mejor solución. Nos encanta que haya tanta variedad de técnicas y medios, y tenemos expertos en cada uno de ellos. Y te diré algo que te resultará curioso: los medios digitales reciben muchos de sus ingresos de los modelos publicitarios tradicionales (pre-rolls y spots). Es algo que da que pensar.

Ctrl. Y que me dices del Branded Content, el marketing experiencial…

También lo hacemos, eso sí, siempre centrándonos en la creatividad. Hemos producido documentales que se han emitido en la televisión pública belga. Fuimos los primeros en producir una campaña en Snapchat en Bélgica, y hemos fabricado un cojín que parece una boñiga de vaca para que la gente se siente en los festivales musicales.

Pero no lo hemos hecho por hacerlo, lo hemos hecho porque era útil y sobre todo relevante para nuestros clientes. Ok, lo admito, a veces también porque nos apetecía.

Ctrl. Déjame que te pregunte por vuestros clientes. ¿Son sus prioridades y objetivos los mismos que cuando fundasteis la agencia?

Hubo un tiempo en el que necesitabas conseguir las 5Ps (Product, Price, Place, Promotion, Packaging) y a partir de ahí la cosa era relativamente sencilla. Pero actualmente todo se ha complicado mucho. La comunicación ha pasado de aquellas marcas que utilizan un monólogo que intentan meter con calzador a aquellas que participan en las conversaciones. Nosotros ayudamos a los clientes a que hagan esa transición. Sin embargo, es importante entender que los objetivos y las prioridades no han cambiado: hacer que cada negocio crezca.

Ctrl. Por su parte el consumidor ha cambiado mucho. ¿Cómo lo describirías en el momento actual y que puede hacer una agencia para que se siente atraído por los mensajes publicitarios?

Hablamos del poder de la gente, del poder del consumidor y eso es algo bueno. Siempre hemos querido producir publicidad que no parezca publicidad. Respetamos al consumidor y por eso siempre hemos adoptado un enfoque que entretenga, que contenga storytelling; siempre se nos ha valorado por ello. Además, nos parece la mejor manera de construir relaciones a largo plazo.

Ctrl. Si hablamos del futuro más cercano, ¿qué planes tenéis para mortierbrigade? ¿Contempláis la expansión hacia otras ciudades y países?

De momento ya nos hemos expandido hasta Ghent con nuestra productora digital pero Ghent solo está a 40 kilometros de nuestras oficinas en Bruselas (risas). Si en algún momento nos planteamos una expansión real a otros países, habrá que valorar oportunidades y los profesionales adecuados. Dicho esto, ciertamente estamos abierto a ello. Bélgica es un gran país, si bien algo pequeño aunque sumamente complejo. Esa complejidad nos ha enseñado a buscar soluciones creativas. Ese es un talento que podemos exportar. En estos momentos estamos trabajando con varios clientes internacionales y eso nos ha abierto el apetito para conseguir más.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing