Onlineprinters mayo 2016
 

No somos ñoños

Martes, 15 de septiembre 2009

"La ropa que escogerían los bebés... si pudieran" es la filosofía de una nueva empresa virtual de ropa y complementos para bebés

 

 

Noñoño

 

Las casas no se construyen por el tejado sino desde los cimientos. Con las marcas ocurre lo mismo. Hay que construir su filosofía, sus valores y después vienen los distintos productos que se desarrollan dentro del paraguas de la marca. Con esta premisa nace Noñoño, “la ropa que escogerían los bebés… si pudieran”. Una nueva marca española de ropa y complementos para bebés que se rebela contra lo ñoño. Detrás de la misma están un grupo de profesionales independientes unidos por la necesidad de vestir a los bebés de una manera distinta.

 

Noñoño

 

Diseños modernos y coloristas son el fundamento de unos productos que se presentan como una alternativa para quienes no se identifican con el estilo clásico; azul para los niños y rosa para las niñas. En el universo unisex de Noñono, en cambio, prima el color y los mensajes divertidos como “No me llames princesa” o “¿Mono yo?”.

 

 

La filosofía que rodea a Noñoño se materializa en una empresa virtual, que no cuenta con una estructura tradicional, sino que a través de una tienda web comercializa la ropa y los complementos para bebés preocupándose de los más mínimos detalles desde el packaging (cartón ondulado, la caja regalo) hasta el texto de las etiquetas así como el mantenimiento de un blog “El Patuco Feo” donde los creadores de la marca comparten noticias, curiosidades e inquietudes sobre el mundo del bebé. En definitiva, todos ellos se convierten en soportes que ayudan a entender y plasmar el concepto con que nace esta marca.

 

 

Noñoño

 

 

Annika Wikström (Gotemburgo) es la principal instigadora del proyecto. La idea de crear Noñoño surgió con el nacimiento de su primer hijo, hace ahora algo más de 2 años), al darse cuenta de que en España le era muy difícil encontrar ropa de bebé fuera de determinados estilos. Imaginando que no sería la única madre con esta carencia, en un principio se planteó importar prendas de marcas extranjeras, pero Ata Arróspide (publicista, Gijón) la convenció para ir más allá y crear juntos una marca propia. Para ello han contado con la colaboración de Borja Álvarez, diseñador de moda cuyo trabajo más conocido es el que realiza para Dolores Promesas.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing