Oblineprinters diciembre 2016
 

Paco Arango lucha contra el cáncer infantil

Jueves, 28 de junio 2012

Aprovechamos la campaña de Peugeot107 y The Hip Tee para entrevistar al fundador de Aladina

Los adolescentes con cáncer que son tratados como personas jóvenes tienen una tasa de supervivencia de hasta un 30% mayor que aquellos que son atendidos en salas oncológicas de adultos. No de mejoría, sino de supervivencia. Impresionante, ¿no? No es de extrañar que Paco Arango encontrara en este dato uno de los argumentos más poderosos para crear la Fundación Aladina, una entidad privada sin ánimo de lucro que lucha para que los niños con cáncer nunca pierdan la alegría de vivir.

 

 

Paco Arango, presidente de la Fundación Aladina

 

Nos hacemos eco de una campaña online desarrollada conjuntamente por Peugeot107 y The Hip Tee en la que la modelo Verónica Blume recorrerá Londres, Hong Kong, Los Ángeles, París, Nueva York, Berlín y Milán para descubrirnos sus rincones más interesantes. Los internautas también podrán participar en este viaje en la web www.107thehiptee.es completando una serie de pruebas a modo de rompecabezas para optar al sorteo de un viaje y una de las camisetas diseñadas para la ocasión. Y, lo que es más importante, por cada participación Peugeot107 y The Hip Tee donarán 1 euro a la Fundación Aladina. Suena divertido, así que nos apuntamos a la causa entrevistando al fundador y presidente de Aladina: Paco Arango, un hombre polifacético que afirma haber encontrado en esta labor solidaria el sentido de su vida. Nada más y nada menos.

Plantando cara al cáncer con una sonrisa

“El objetivo prioritario de nuestra fundación es que los niños y adolescentes con cáncer nunca pierdan el espíritu de lucha”, nos explica Paco, quien sabe encontrar con asombrosa naturalidad el perfecto equilibrio entre la gravedad de la enfermedad y el sentido del humor que inspira buena parte de su labor en los hospitales.  “Dicho con todo el cariño y sin ánimo de resultar frívolo, somos como el personal de tierra de un aeropuerto: hay niños que llegan y otros que nunca vuelven, pero todos ellos nos enseñan una lección de vida con su fortaleza y sus ganas de disfrutar cada momento”.

Tres son las actividades que más nos han llamado la atención de la Fundación Aladina: las Salas de Adolescentes, donde los chavales encuentran la privacidad e independencia que necesitan; las sesiones de Reiki, que han resultado ser tan exitosas que son los propios pacientes quienes las demandan; y las estancias en el Campamento Barretstown (Irlanda), donde los chicos participan en un fantástico programa de aventura, siempre bajo la supervisión de un equipo médico. “Yo tuve la suerte de conocer a Paul Newman, fundador de la organización `The Hole in the Wall Camps’, de cuyo consejo de administración soy ahora miembro y a la que pertenece el Campamento Barretstown”, nos cuenta Paco. “Con los 50.000 euros que donamos anualmente hemos logrado triplicar el número de niños españoles que acuden a este campamento. Al hacer allí todo lo que supuestamente no pueden hacer, los niños salen de esta experiencia con la sensación de que pueden con todo, incluso sin la ayuda de sus padres. Y eso no tiene precio”.  

Pero los niños no son los únicos que reciben el apoyo de la Fundación Aladina. “También trabajamos muy estrechamente con las familias y el personal sanitario atendiendo sus necesidades materiales y psicológicas”, continúa Paco. “Para ello nos ganamos la confianza del entorno inmediato de los niños hasta tal punto que acabamos siendo una gran familia en la que se respira muy buen rollo”. Y es que la batalla contra el cáncer infantil tiene muchos frentes y, por sorprendente que parezca, son los familiares de los pacientes los que peor sobrellevan la enfermedad. 

Es difícil “vender” el cáncer infantil

El listado de empresas que han colaborado, de una forma u otra, con la Fundación Aladina es realmente impresionante: Nokia, Pascual, Microsoft, Coca-Cola, Dell, Starbuck´s, Rolex, Ford y Peugeot, por citar sólo algunas. Nada mal para una organización que cuenta con un personal de apenas siete trabajadores y una plantilla de 53 voluntarios que atiende a mil niños y adolescentes a pie de cama.  “Al principio nos iba muy bien porque todo el dinero lo ponía yo”, nos cuenta Paco sin el más mínimo atisbo de presunción. “Ahora nos esforzamos mucho en promover las alianzas con el sector empresarial: a cambio de sus donaciones económicas o en especie, nosotros aportamos credibilidad y prestigio de marca”. Nacido en el seno de una familia adinerada –fundadora y propietaria del Grupo Vip´s-, Paco ha sabido hacer un uso inteligente de su apellido para lograr apoyos y fomentar relaciones. “¿Por qué no?”,  cuestiona. “Yo por los niños muerdo”.

Nos llama la atención saber que la Fundación Aladina no recibe subvenciones públicas de ninguna clase, a pesar de haber sido solicitadas repetidamente. No menos sorprendente es el escaso número de socios –apenas 240- que apoyan regularmente a la Fundación con sus donaciones, algunos de una manera extremadamente generosa. “La captación de socios es nuestra obsesión, pero por alguna razón no estamos logrando buenos resultados. Y no es por falta de ruido, sino quizá porque es muy difícil `vender´ el cáncer infantil”.

Cineasta de profesión, Paco es el encargado de realizar personalmente las campañas de sensibilización de Aladina y quizá la película “Maktub”, estrenada el pasado año 2011, pueda ser considerada una de las más ambiciosas. Inspirada en la historia de un niño canario con cáncer que Paco conoció en el hospital, la película es un canto a la vida construido sobre la base de una mágica sucesión de coincidencias. “Maktub” es un término árabe que significa “lo que está escrito” y también el nombre del nuevo Centro de Trasplantes de Médula Ósea que en breve se empezará a construir en el Hospital Niño Jesús de Madrid con los beneficios recaudados por la película y diversas aportaciones de empresas y particulares. Un proyecto que, como todos los de la Fundación Aladina, promete arrancar más de una sonrisa.

 


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing