beon sept 2018
 

Sala Equis: cómo transformar un cine porno en un espacio cultural

Sala Equis: cómo transformar un cine porno en un espacio cultural
Viernes, 16 de febrero 2018

Uno de los nuevos locales de moda de Madrid mezcla la proyección de ciclos de cine temáticos con una oferta gastronómica y un espacio central en el que pueden ocurrir muchas cosas durante toda la semana.

El edificio de la Sala Equis tiene una larga historia. Fue la sede en los años cuarenta de la redacción del diario El Imparcial para después pasar a convertirse en una sala de cine convencional. Y no fue hasta los años ochenta cuando se convirtió en sala X, un sitio que siempre recordado por los míticos carteles pintados con rotulador que anunciaban estrenos como "Ambiguamente incestuosa" y otros títulos que podrían aparecer en la canción "41 películas porno" de Un pingüino en mi ascensor.

Los impulsores de nuevo proyecto cultural que ha echado a andar respetando el nombre anterior pertenecen al equipo del local vecino El Imparcial. El hecho de que perduren ambos nombres y la restauración y rehabilitación del espacio en una ciudad que quiere tan poco a su patrimonio como Madrid, es toda una excepción.

Hablamos con Nacho Rodríguez, uno de los cinco socios de la Sala Equis, para que nos cuente cómo ha sido el arranque de este nuevo espacio cultural.

Paso 1. El nombre y la imagen

¿Mantener el nombre del antiguo uso fue la opción desde el principio? ¿Se barajaron otros? Desde el principio tuvimos claro que el nombre debía de ser Sala Equis. Nos parecía muy correcto hacer el guiño al pasado reciente del espacio, Además, creemos que la Equis nos ayuda a representar el carácter multidisciplinar que es algo que queremos que sea lo representativo del espacio.

¿Qué cosas, aparte de la referencia al pasado del edificio, queréis invocar con ese ‘Sala Equis’ y por qué no una ‘X’? El hecho que escribirlo entero nos parece que dulcifica un poco la connotación que para todos tiene la X. Nos sirve para marcar un poco la diferencia de concepto con el uso anterior del espacio y además nos ayuda a diferenciarnos en buscadores y en redes.

Cuéntanos cómo fue el trabajo de diseño para la nueva identidad visual del espacio (folletos, cartelería, etc…) Para la imagen gráfica hemos vuelto a contar con el jovencísimo y talentoso Xavi Martínez Robles. Es un diseñador de Barcelona al que descubrimos a través de su trabajo y que ya hizo una labor genial en El imparcial. En esta ocasión se ha encargado de la imagen gráfica, la señalética y el diseño web y la verdad es que estamos muy contentos con el resultado.

¿Tuvisteis un poco de temor de que se siguiera asociando a un sitio con un cierto punto de sordidez? Efectivamente es una apuesta arriesgada como nombre. Por eso hemos invertido mucho esfuerzo en comunicación para dar a conocer el proyecto y así poder llegar a los más miedosos.

Paso 2. Un lavado de cara

¿Cuáles son las principales reformas que habéis acometido y qué elementos habéis conservado para mantener el espíritu del espacio arquitectónico? El trabajo arquitectónico ha ido muy en la línea de la recuperación de los elementos originales del espacio. Hemos recuperado el suelo original en la parte del ambigú donde descubrimos, debajo de capas y capas de pegamento, un suelo hidráulico art decó maravilloso. O la pared original con una espectacular candileja de seis metros de altura. Hemos intentado ser lo más respetuosos posible porque, curiosamente, el edificio no tenía protección patrimonial. Es decir, se podría haber tirado entero, algo que en nuestra opinión hubiera sido una aberración porque el edificio es fantástico. Una curiosidad es que en la pared contraria a la candileja había un igual que tuvimos que destruir para cumplir con las obligaciones de insonorización. Esto nos dio mucha pena, así que decidimos reproducirla en neón. Art decó llevado al siglo XXI.

Paso 3. La concepción de los espacios

¿Cuáles son los espacios y cómo están concebidos cada uno? En otras palabras, ¿qué puede hacer la gente en cada uno de ellos? Tenemos la Sala Plaza, cuya inspiración fue una plaza en fiestas donde puedan pasar muchas cosas. En ella hay una gran pantalla siempre proyectando y este es el elemento vertebrador. En torno a esto habrá conciertos en acústico y queremos que haya artes escénicas y diferentes disciplinas. Durante la Navidad hemos hecho un espectáculo de circo, por ejemplo, que con la proyección quedó espectacular. La plaza es el espacio más distendido, se puede beber y comer mientras ves cine mudo y, durante la Semana de la Moda, vamos a proyectar allí ‘fashion films’ en colaboración con el Instituto Europeo de Diseño y también queremos también hacer muestras de videoarte. En definitiva, tenemos muchas sorpresas pensadas para este espacio. Luego está la sala de cine, con 55 butacas y la mejor tecnología, que es donde tiene lugar nuestra programación.Y, por último, tenemos el antiguo ambigú del cine que es perfecto para tomarse un cocktail antes o después de ver una película..

Paso 4. La programación

Puedes leer el reportaje completo en el número de Febrero 2018 de la revista Ctrl ControlPublicidad.

Texto: Javier Pérez Rey | Fotografías: LucíaM


Grupo Control