Oblineprinters diciembre 2016
 

Según TNS Worldpanel, un tercio de las compras textiles del primer semestre de 2003 se efectuó en época de rebajas

Jueves, 15 de julio 2004

Informe Rebajas de Verano

Según los datos de FahionPANEL de TNS Worldpanel, el producto textil rebajado es cada vez más importante para el consumidor. Casi una tercera parte del gasto total efectuado en textil durante el primer semestre del año pasado se realizó durante los periodos de rebajas de verano. 

Concretamente del 14 de julio al 8 de agosto de 2003 el 69% del consumo textil se produjo en productos rebajados, mientras que el 31% restante se produjo en no rebajados. En comparación con las rebajas de verano del 2002, en el 2003 hubo un incremento del gasto de un 5% en esta misma época.

Un hecho destacable es que las rebajas, tanto de invierno como de verano, han dejado de ser exclusivas de estas épocas. Actualmente los comercios ofrecen prendas rebajadas en meses que tradicionalmente no son de rebajas, y precisamente estas prendas con precios reducidos son las que están incrementando progresivamente su protagonismo en las ventas de producto textil. 

Tal y como muestra FashionPANEL, si comparamos los datos de los periodos de no rebajas del año 2002 con los del año 2003, se observa como el producto rebajado cobra mayor importancia, llegando a representar más de una quinta parte de la distribución del gasto en dichos periodos. Así, por ejemplo, en el año 2002 durante los periodos posteriores a las rebajas de invierno, las prendas rebajadas representaron un 18% del gasto en ropa, mientras que en el año 2003 este gasto ya era del 22%.

Lo mismo ocurrió con los periodos anteriores a las rebajas de invierno, donde en el año 2002 lo rebajado correspondía a un 17-18% del gasto, mientras que los mismos periodos pero en el año 2003, el gasto representaba una quinta parte del total gasto en prendas (20%).

Centrándonos en la rebajas de verano del año 2003, el mayor porcentaje del gasto se destinó a prendas de vestir de confección como los pantalones largos, pantalones cortos, blusas, camisas, etc. Un 58% del presupuesto se destinó a estas prendas, mientras que al género de punto exterior como los jerseys o las chaquetas se destinó un 19%. El resto del gasto se repartió en las secciones de corsetería, lencería y calcetería (un 8%), género de punto interior (un 2%) y prendas de abrigo para la lluvia (un 1%).

El perfil del comprador de rebajas de verano corresponde a una mujer de clase alta o media-alta, con edades comprendidas entre los 45 y 54 años, y destacan como zonas más "rebajistas" las provincias del Norte ? Centro y Noroeste de la Península.

Las principales destinatarias de la ropa rebajada continuan siendo las mujeres, ya que cerca de la mitad del producto rebajado iba destinado a ellas. A los hombres les correspondió el 35% y a los niños/as el 18%.

Por último, si observamos la distribución del gasto por canales, cabe destacar que en el comercio independiente se efectúa el 43% del gasto, seguido de los grandes almacenes, con un 17%. A más distancia encontramos los mercados e hipermercados con un 7%, respectivamente, y las tiendas de deporte con un 4% del gasto.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing