Onlineprinters agosto 2016
 

Sólo uno de cada dos hombres dice participar en las compras del hogar, que cada vez se realizan menos en mercados y tiendas de barrio

Jueves, 02 de marzo 2006



Los supermercados se están convirtiendo en los establecimientos preferidos por los consumidores para adquirir los productos alimenticios.

Un estudio de la empresa Append revela que estos tienen una gran capacidad de atracción y de fidelización de clientes, algo que no ocurre con las tiendas de barrio y mercados o plazas.

Además, señala que el peso de esta actividad recae de forma mayoritaria en las mujeres, y es que sólo 1 de cada 2 hombres dice participar en las compras del hogar.

Append, una de las principales empresas de investigación de mercados a nivel nacional, ha realizado un estudio que pretende aportar datos sobre los hábitos de los españoles a la hora de tomar decisiones sobre el lugar donde realizan sus compras de productos de alimentación.

El informe revela que hoy en día nadie se sorprende al constatar que en los hogares el peso de esta compra sigue asignándose a las mujeres.

Aunque no se puede afirmar que sea responsabilidad exclusiva de una única persona, entre las mujeres adultas es mucho más frecuente participar (83,6%), que entre los hombres. Sólo el 51% de los varones consultados reconoce hacerlo.

Además, y partiendo del hecho de que la mujer presenta siempre un mayor nivel de compromiso, entre los hombres son los de la clase social alta y media alta los que tienen un mayor hábito de colaboración.

Por edades, el sexo masculino mantiene constante su nivel de participación en esta tarea salvo en el periodo entre 35 y 49 años, en el que incrementan notablemente su hábito.

Motivos para elegir un establecimiento

La relación calidad-precio es la primera opción de los consumidores (51,3%) para justificar de forma racional los motivos de elección de un establecimiento comercial.

Tras esta variable aparece la proximidad del establecimiento, importante para el 43,7% de los consultados y sólo garantizadas ambas opciones se mencionan otros motivos mucho más vinculados a preferencias de segmentos específicos como la limpieza, la atención al cliente, posibilidad de aparcamiento o variedad de productos.

El estudio de Append analiza, asimismo, la existencia de cinco tipos de establecimientos: mercado tradicional o plaza, tienda de barrio, supermercado, hipermercado e internet.

Según la encuesta, por término medio cada consumidor realiza sus compras en una media de 3,64. Sin embargo, la evolución de los hábitos ha dejado patente que los mercados tradicionales perdieron en el último año el mayor volumen de clientes.

El 29,9% de sus compradores habituales reconoce adquirir en ellos menos que durante los doce meses anteriores. Este porcentaje se eleva hasta el 34,3% en el caso de quienes acuden a las tiendas de barrio.

Los hipermercados no pierden clientes de forma acusada, aunque un 22,6% afirma comprar cada vez menos en ellos.

Por el contrario, los supermercados gozan cada vez de mejor salud y no sólo no pierden clientes, sino que crece el número de quienes adquieren más productos en ellos que durante el año anterior.

Asimismo tienen mayor capacidad de atracción y fidelización.

Tipos de clientes

Según las características sociodemográficas, su fidelidad al establecimiento habitual y el motivo de esa elección, el estudio ha detectado la existencia de cuatro grupos de compradores:

El 33,3% de los encuestados son clientes moderados que basan su elección en cuatro criterios: relación calidad-precio, calidad percibida, proximidad y precio.

Casi dos de cada tres de los miembros de este grupo pertenecen a clases medias y son sobre todo personas jóvenes (20-34 años) o maduras (50-64).

Además, su nivel de fidelidad es levemente superior a la media.

Los clientes pragmáticos representan el 30% del total. Valoran fundamentalmente la relación calidad-precio, no son ni más ni menos fieles que la media a un establecimiento y la mayoría son menores de 49 años y de clase media alta.

El tercer grupo con más representación es de los clientes busca-precios.

El 26,2% de los consultados forma parte de un colectivo que se caracteriza por fijarse fundamentalmente en el precio o en una relación equilibrada calidad-precio.

Pertenecen a clases bajas y son algo más fieles a sus establecimientos que la media. El 83,4% tiene 65 años o más y la proximidad del establecimiento sólo la valoran después del precio. Finalmente, el menos representativo es el de los clientes por conveniencia, que agrupa al 10,5% de consumidores que valoran casi exclusivamente la proximidad y sólo en un segundo término la sección de frescos del establecimiento.

Su fidelidad es baja y no pertenecen a una clase social definida, aunque se concentran en el grupo de edad de 35 a 49 años de hábitat urbano. Sólo uno de cada dos hombres dice participar en las compras del hogar, que cada vez se realizan menos en mercados y tiendas de barrio


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing