Una agencia llamada Garcia

Una agencia llamada Garcia
Miércoles, 22 de marzo 2017

"Nos hemos pasado media vida trabajando para multinacionales anglosajonas de apellidos impronunciables. Somos así de estúpidos: nosotros ponemos el talento y otros se llevan los beneficios. Así que nuestro nombre es una pataleta contra ese desastre", nos cuentan los socios fundadores de Garcia.

Ctrl. Tras pasar por varias agencias un buen día decidís montar vuestra propia agencia, ¿por qué?

Pau Calderón y Aureli Arqué, socios fundadores de Garcia.- Digamos que entre concebir una idea y ver ejecutada esa idea existen un sinfín de obstáculos. Curiosamente la mayoría de esos obstáculos los generan las propias agencias, sobre todo las grandes. Si tienes a ocho tipos importantes opinando sobre una idea es lógico que dejen algún tipo de huella a su paso. Hicimos Garcia para librarnos de todo eso y tratar de recuperar el diálogo entre la idea y el cliente.

Ctrl. Y decidís llamarla García porque tal como explicáis en la web es el apellido más común de habla hispana. Pero hay otro motivo detrás de ese nombre que tiene que ver con vuestro posicionamiento, ¿cierto?

Exacto, Garcia no deja de ser una especie de reivindicación sobre la lógica de las cosas. Es un nombre que a diario nos recuerda para quién trabajamos. Puede parecer una obviedad, pero nosotros no hacemos publicidad para nuestros clientes, la hacemos para los clientes de nuestros clientes, y es bueno no olvidar como se apellidan. Y luego está el hecho que nos hemos pasado media vida trabajando para multinacionales anglosajonas de apellidos impronunciables. Somos así de estúpidos, nosotros ponemos el talento y otros se llevan los beneficios. Así que nuestro nombre también es una pataleta contra ese desastre.

Ctrl. Imagino que abrirse paso en el mundo de las agencias en este país, con las multinacionales, las independientes de gran tamaño, los estudios de diseño…, no tiene que ser fácil pero teniendo en cuenta que lleváis operando desde 2009, parece claro que algo estáis haciendo bien.

Enumerando una serie de tópicos, en Garcia creemos mucho en lo que hacemos, y lo damos todo en cada proyecto, y tratamos de sorprender siempre a nuestros clientes, y buscamos la excelencia en todo, y unimos experiencia, talento y muchas ganas. Y más allá de la cuña publicitaria, estamos aquí porque hace tiempo que dejamos de echarle la culpa de nuestra suerte a los demás. No es culpa de la crisis, ni del mercado, ni de los clientes… se trata de juntar talento, meterle ganas y empezar a creer en lo que haces.

Ctrl. ¿Qué me puedes contar del mercado de Barcelona que fue lo que fue y que hoy es lo que es?

Esta ciudad siempre ha tenido una gran reputación creativa. Algunas de las agencias más emblemáticas del mundo nacieron aquí. Pero no nos engañemos, el dinero ahora prefiere otros lugares, y es difícil hacer grandes cosas sin un gran respaldo económico. A golpe de talento nos hemos acostumbrado a hacer pequeños milagros, pero cuando cuentas con presupuesto y confianza la multiplicación de panes y peces acostumbra a ser deslumbrante.

De todas formas es innegable que esta ciudad es un hub cultural, tecnológico, emprendedor y creativo de primer orden, y eso se acaba transfiriendo a todos los ámbitos de actividad. Sigamos respirando creatividad, ya le volverá a llegar el turno a nuestro sector.

Ctrl. Entrando en un terreno más general, el actual entiendo que es un momento tan desafiante como complejo para las agencias. Desde tu punto de vista, ¿cómo lo describirías?

No dejamos de estar en un tiempo de cierta transición a todos los niveles, social, político, cultural, y también publicitario. Y entre la incertidumbre, también se esconden grandes oportunidades. En eso seguimos después de todos estos años, en intentar descubrir nuevas formas y maneras de conectar con la gente. El último estudio de Havas sobre marcas (Meaningful Brands) demuestra que hay un montón de cosas que no estamos haciendo bien todos los que tenemos relación con la gestión de marcas. O por acción o por omisión. Interesa poco lo que las marcas ofrecen, y lo que las marcas dicen. Es un indicador de que tenemos que pasar al siguiente nivel. O las marcas ofrecen más valor, y eso incluye las comunicaciones publicitarias, o morirán. Y claro, valor quiere decir muchas cosas, pero sobretodo tener respuesta a la pregunta clave de “por qué existo como marca/compañía/organización?”.

Apasionante el reto que tenemos por delante. Y desde Garcia intentamos ayudar a que los clientes recuperen cierta ambición en los planteamientos globales y estratégicos, no sólo en los tácticos y de pequeña escala. Hegarty dijo: “Hemos perdido las ganas de querer cambiar el mundo con lo que hacemos”. En lugar de premios y reconocimientos, persigamos dejar huella con nuestro trabajo.

Ctrl. En cuanto a los clientes, teniendo en cuenta que desde fuera la sensación es que lo peor ya ha pasado, ¿de qué modo se comportan? ¿qué esperan de vosotros?

La crisis ha dejado un nuevo marco mental que ha llegado para quedarse. Quién añore tiempos pasados y sueñe en que volverán vive en otro planeta. Lo bueno de la crisis es que nos ha enseñado a pensar de otra forma y buscar soluciones donde aparentemente no habían. También hay que decir que ha sacado mucha grasa acumulada en la maquinaria, y ahora todos funcionamos de manera más eficiente.

Lo malo es que en muchos casos se ha hincado el diente más allá del hueso, y algunos anunciantes se han pasado de frenada. No reconocer el valor de las ideas, es decir no pagar por ellas lo que se debiera ni tampoco disponer de confianza suficiente, es un mal negocio para todos.

Nuestros clientes nos siguen pidiendo la máxima involucración para ayudarles a resolver problemas de negocio que es lo que nos encanta. Por ello trabajamos en proyectos integrales, desde el diagnóstico y la definición estratégica hasta la resolución creativa y el desarrollo de campañas en el sentido amplio del término.

Ctrl. Para una agencia de vuestro tamaño supongo que puede llegar a plantearse el dilema de la especialización versus generalización. ¿Eso es algo que decide la propia agencia o por el contrario los clientes te llevan en una dirección u otra?

El día que un logo, un tweet, un faldón, un comunicado de prensa, un mailing, una cuña o un anuncio dejen de contar algo de la marca, entonces nosotros nos plantearemos especializarnos. Mientras tanto seguiremos siendo una agencia de publicidad global.

Estamos obligados a innovar constantemente. Y la innovación no sólo es una cuestión de tecnología. Innovación es repensar incluso la propia propuesta de valor de las marcas. Eso es ser genuinamente in-copiable y competitivo. No nos engañemos, hace falta mayor ambición en las propuestas de valor de las marcas. Si también eres una me-too o follower a ese nivel, estás renunciando a jugar un papel fundamental en la vida de tus clientes o consumidores.

Nosotros ayudamos a las marcas, compañías y organizaciones a dejar una huella duradera y relevante. A redefinir lo que llamamos el compromiso de marca.

Ctrl. Pensando que lo peor ha quedado atrás, para este 2017 del que llevamos unos pocos meses, ¿en qué áreas crees que García debe poner mayor énfasis?

No sé si Garcia pero sí las agencias independientes deberíamos encontrar la forma de transmitir a los grandes anunciantes las ventajas de trabajar con agencias de nuestro perfil. Pensadlo un momento, somos las mismas personas que antes llevábamos vuestras cuentas, solo que ahora trabajamos el doble de motivados y sin más presión que la calidad.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing