Onlineprinters mayo 2016
 

Abortion Travel

Abortion Travel
Viernes, 11 de abril 2014

La agencia DDB desarrolla una campaña bajo el claim "La agencia de viajes que no debería existir" para que la protesta contra la Ley Gallardón de reforma del aborto consiga más cobertura mediática.

“Soy creativa y estoy indignada, voy a usar la creatividad para hacerme oír”. Algo así debió pensar Cristina Rodríguez cuando le propuso a los directivos de la agencia DDB la campaña “Abortion Travel”, un grito contra la ley de reforma del aborto del ministro Gallardón.  La primera sorprendida cuando se la aprobaron en la agencia fue la propia Rodríguez: “fueron valientes y eso hay que decirlo, lo más prudente era no meterse en líos”, comenta. Menos sorprendente es que la idea fuera recibida con entusiasmo por la Coordinadora Española para el Lobby Europeo de Mujeres (CELEM) que desde el principio se dio cuenta de que era una manera de conseguir amplificar su mensaje de protesta contra el anteproyecto de ley, y sobre todo de llegar al colectivo más joven, que, a pesar de ser el más afectado, estaba menos movilizado. “A los jóvenes les ha gustado el punto viral que tiene la campaña y hemos conseguido que se sumen a la protesta”, añade Cristina Rodríguez.

Abortion Travel es la  “agencia de viajes que nunca debería existir”, una original campaña de concienciación sobre las consecuencias de la aprobación de la reforma de la ley del aborto planeada por el ministro Gallardón.

Según uno de los argumentos principales de la oposición a esta nueva ley, las restricciones planteadas por el gobierno no evitarán que las mujeres sigan abortando, como demuestra la experiencia histórica. Antes de la aprobación en 1985 de la primera ley de despenalización del aborto de la democracia, era de sobra conocido que miles de mujeres españolas viajaban a Londres, Amsterdam y otras ciudades europeas para abortar. No hay ninguna razón para pensar que esto no volverá a ocurrir si vuelven las prohibiciones. Lo único que se conseguirá con la Ley Gallardón es hacer más difícil y traumática la experiencia, obligándolas a viajar al extranjero para que se les practique el aborto o en último caso, si no pueden pagarse el viaje, a recurrir al peligroso procedimiento clandestino.

Cristina Rodríguez comenta que Abortion Travel “es una manera de mostrar lo absurdo, discriminatorio y clasista de esta ley, que encima va a conseguir el lucro de algunos a costa de los derechos de las mujeres”. Esta agencia de viajes tiene sede virtual en www.abortiontravel.org y durante unos días también física en la madrileña calle Infanta Mercedes. En ella se ofrecen “paquetes de viajes” (ciudad europea+hotel+vuelo+clínica abortiva) a distintos precios para las mujeres españolas que ya no podrán abortar en su país cuando se apruebe una ley que, según las representantes de CELEM, nos hará retroceder más de 30 años en materia de derechos. Tanto el sitio web como la sede física de la agencia están recogiendo firmas para pedir que se paralice el anteproyecto de ley de Gallardón.

Rosa Escarpa, presidenta de CELEM, explica así lo que se intenta evitar con esta campaña: “El aborto inseguro es una de las causas más importantes de mortalidad materna y de problemas graves para la salud de las mujeres en el mundo. Abortion Travel, la realidad que deberíamos evitar, será una ayuda real para las mujeres que no pueden decidir por ellas mismas. Nadie debe obligar a nadie a nada, si el anteproyecto de ley se aprueba, estaremos retrocediendo 30 años, cuando las mujeres no tenían derecho a tomar decisiones, perdiendo así todas las luchas por conseguir la libertad de los derechos fundamentales para la mujer”.

El coste del viaje se incrementa con la llamada “tasa de viaje”, un sobrecoste emocional que según Cristina Rodríguez se puede estar pagando toda la vida.

 


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing