PHD junio 2018
Onlineprinters 28 mayo 2018
 

BCN School of Creativity, la ambición de una idea que ya es realidad

BCN School of Creativity, la ambición de una idea que ya es realidad
Martes, 20 de marzo 2018

Hace dos años nació la Barcelona School of Creativity, un proyecto muy ambicioso en su concepto que, sin embargo, actualmente es una realidad absolutamente consolidada. Cuenta con un elenco de profesores del más alto nivel y responde a una necesidad que tenía nuestro sector. Sin embargo, la mayor satisfacción para su director, David Tetilla, es que de los 16 estudiantes de la promoción del pasado año, todos ya están trabajando.

Ctrl. David, me gustaría empezar preguntándote por qué nace la Barcelona School of Creativity.

David Tetilla, director de la Barcelona School of Creativity.- Nace porque es necesaria. Doy clases de creatividad en la Facultad de Comunicación Blanquerna de la Universidad Ramon Llull desde 1998, y por tanto llevaba tiempo compartiendo las necesidades que tienen los estudiantes cuando finalizan la carrera. Durante años he ayudado a aquellos futuros creativos que deseaban una formación postuniversitaria más enfocada a su elección profesional, básicamente dirección de arte y copywriting, pero también diseño gráfico, realización o postproducción publicitaria entre otras.

Así se fue gestando la idea de Barcelona School of Creativity. Después de exponer y discutir el problema con estudiantes, creativos publicitarios y la dirección de la facultad quedaba claro que en realidad ninguna de las opciones a las que podían acceder los estudiante se ajustaba a lo que demandaban: un programa especializado, profesionalizador, intenso y de un año de duración como máximo, que los formara como creativos, profesionales de la dirección de arte o la redacción publicitaria.

Ctrl. Y supongo que a partir de ahí contactas con una serie de gente con la que poner el proyecto en marcha.

Efectivamente. Hablé con amigos como Anna Guasch, Fidel del Castillo o Tomás Ferrándiz, a quienes en algún momento les había hablado del proyecto, y, sin dudarlo, me dijeron que les parecía una gran idea y que les apetecía involucrarse desde el principio.

Nos repartimos las distintas tareas y empezamos a contactar con otros profesionales para invitarles a participar en el proyecto. Todos estos contactos ayudaron a darle personalidad a la idea que teníamos en mente. Sabemos que se trata enseñar la profesión, porque es cierto que hay otras escuelas en donde los estudiantes pueden experimentar la creación de campañas publicitarias, pero bajo mi punto de vista no es suficiente. En su formación un arte debe ejercitar específicamente las bases del diseño gráfico -diseño editorial, branding, packaging, señalética...-, la dirección de arte en medios gráficos, audiovisuales y digitales; layoutage, tipografía, fotografía y producción. Un copy debe dominar la narrativa literaria y cinematográfica, las distintas técnicas de redacción publicitaria, la redacción en medios gráficos, audiovisuales, digitales, o en marketing directo, la producción y postproducción...; y ambos, arte y copy, deben desarrollar campañas en medios convencionales tanto como ejercitar las herramientas de innovación creativa como arduino, realidad virtual, realidad aumentada, mobile o advergaming, entre otras. Y para practicar todo esto se necesitan 500 horas de trabajo con los mejores creativos en cada uno de estos campos.

Ctrl. Si te pregunto por las diferencias con otros centros que en un principio podrían ser similares, ¿tienen que ver principalmente con nombres?

Claro, sin duda. Un programa de alto rendimiento creativo no tiene sentido si al frente no están los mejores directores creativos o las mejores empresas colaboradoras.

Tenemos la suerte de contar con profesionales como Carlos Alcón y Ferran Lafuente (Proximity), Tomás Ferrándiz (Tiempo-BBDO), Isaac Oliver y Nacho Ginestra (&Rosàs), Óscar Fort (Coleman/Summa), Fer Alcazar (McCann), Carlos de Javier (Contrapunto), Xavi Lardín (FMRG), Ximo Villalba (Grey), Eva Conesa (TwoElf), Patricia Luján (Carlitos y Patricia), Susana Catalán y Anna Sodupe (Como), Ignasi Giró (Doubleyou/Honest&Smile), Fidel del Castillo, María Herrera, Anna Guasch, Xavi Clavijo, Helena Marzo, etc...

La escuela cuenta en total con 24 directores creativos, todos ellos profesionales en activo, que ponen al límite las capacidades creativas de los estudiantes.

Ctrl. Y cómo logras convencer a todos estos profesionales, que seguro que van a tope de trabajo, para que acepten la propuesta que les ponéis sobre la mesa.

No tuve que convencer a nadie porque todos entendieron inmediatamente que se trata de un proyecto “desde” la profesión. Una proyección realista del día a día del creativo publicitario, que es intenso, tremendamente exigente, duro a veces, pero también excitante, divertido y gratificante.

Esto es importante porque lo que impulsa a estos profesionales al sobreesfuerzo que significa preparar y desarrollar sus sesiones, es la voluntad de transmitir su conocimiento y la posibilidad de influir en el futuro profesional de los estudiantes.

Y los primeros resultados ya están aquí: el más importante, el 100% de los estudiantes de la primera promoción está trabajando en el sector. Y permíteme que subraye que tienen un contrato, no un convenio de prácticas.

Ctrl. En vuestra web habláis de siete argumentos sobre los que se sustenta la escuela. Algunos de ellos se explican por si solos pero hay tres de los que me gustaría hablar. Habláis de Alto Rendimiento, de La Práctica del Caos y de la figura de El Mentor. ¿Qué me puedes contar de estos tres?

El primero tiene que ver con la idea de que somos un Centro de Alto Rendimiento Creativo, una analogía con los CAR para deportistas. Y por lo tanto, como dice Fidel del Castillo, director académico de la escuela, alto rendimiento significa alto esfuerzo y alta exigencia. Son 500 horas trabajando con profesionales y otras tantas desarrollando los proyectos individualmente o en equipo. Son muchas horas, y todas igualmente intensas.

En cuanto al segundo punto, dice la Teoría del Caos que pequeñas variaciones en ciertos sistemas complejos pueden implicar grandes diferencias en el comportamiento futuro, imposibilitando la predicción a largo plazo. Nos pareció una buena manera de explicar el trabajo en un departamento creativo, pero como en la Barcelona School of Creativity no teorizamos, convertimos la Teoría en la Práctica del Caos. Para los estudiantes significa básicamente aprender a gestionar su tiempo porque se enfrentan por primera vez al compromiso de desarrollar constantemente distintas campañas de forma simultánea y presentarlas a un director creativo.

Y por último la figura del mentor. Se trata de profesionales ya consagrados de muy alto nivel que están trabajando en agencias fuera del país y que no actúan como profesores sino que orientan a los estudiantes en ciertas facetas de nuestra profesión. Les aconsejan sobre los mejores pasos a dar en el futuro o les hablan de los cambios que está experimentado el sector. Y aquí de nuevo, hablamos de profesionales tan reconocidos como Alvar Suñol (Alma DDB, Miami), Edu Pou (Here Be Dragons, New York), Tulli Tolleson (SCPF, México), Mireia Roda (M4, Buenos Aires), Fernando Barbella (JWT, London), Cris Mascort (RGA, London), Alberto García Orte (180LA, Los Angeles), Joakim Borgström (BBH, Singapore) o Diego F. Forero (Sancho-BBDO, Bogotá).

Ctrl. Evidentemente, también tengo que preguntarte tanto por los programas como por los talleres. ¿Qué puedes contarme acerca de ellos?

Ahora mismo ofrecemos tres programas de alto rendimiento creativo: Copywriting, Art Direction y Creative Leadership. Este último, que empezará en septiembre, es para creativos que trabajan en agencias y que ya son, o quieren llegar a ser, directores creativos; o para aquellos que desean crear su propia agencia. Se trata de un programa a medida para aprender habilidades directivas, fundamentos financieros, tendencias creativas, innovación, gestión de procesos, aspectos legales, e incluso la dirección práctica de equipos creativos..

También le estamos dando las últimas pinceladas a otros tres programas para creativos que presentaremos en breve.

Los talleres, en cambio, ofrecen un formato más flexible que permiten la formación en aspectos más concretos de la profesión del creativo, como por ejemplo Publicidad y Humor, Creatividad Inside-Out o Innovación Creativa.

Iremos incorporando nuevos programas y talleres, todos ellos dirigidos a profesionales de la creatividad: creativos publicitarios, diseñadores, realizadores, músicos, etc. Barcelona School of Creativity es también un espacio de encuentro y diálogo para creativos de distintas disciplinas.


Grupo Control