El futuro está a tiro de la exploración

El futuro está a tiro de la exploración
Jueves, 17 de diciembre 2020

El futuro deja indicios en el presente que nosotros debemos saber interpretar para anticiparnos a las consecuencias de fenómenos tan desestabilizadores como una pandemia o una crisis económica.

Los que sean de mi generación probablemente no hayan vivido nunca un periodo de tanta incertidumbre como los últimos nueve meses. El futuro se nos ha vuelto una cosa abstracta donde sólo podemos planificar a unos pocos días vista. Sin embargo, los indicios del futuro están ahí, diciéndonos qué cambios aunque incipientes y a penas visibles, se están produciendo ya en la sociedad. ¿Por qué la gente come menos huevos? ¿Qué significa la energía “verde” en sus decisiones de compra? ¿Por qué la promesa de estatus profesional ya no es suficiente para atraer alumnos a un máster? Porque lo que es significativo y relevante en la vida de las personas está cambiando. Pero, ¿cómo identificar esos indicios?

La respuesta está en la exploración. Hasta ahora hemos tomado las decisiones desde sistemas que cuentan y que confirman: encuestas, analítica web, censos... Pero los datos nos proporcionan sólo una parte de la información, nos cuentan una realidad que ya es. Si queremos ser capaces de ver los cambios antes de que sean una realidad extendida debemos utilizar sistemas que pregunten e imaginen: antropología, psicología, literatura, etc.

Es lo que hacen los ‘Future Studies’: utilizar herramientas como la ciencia ficción para imaginar las consecuencias políticas, económicas y sociales que tendría una crisis climática o una pandemia, y tomar decisiones para anticiparse y evitar la parálisis llegado el momento. Si queremos innovar y anticiparnos a la próxima crisis necesitamos herramientas distintas de las que hemos empleado para planificar la crisis en la que estamos.


Descárgate GRATIS la versión LITE del número de enero de la revista CTRL
 
Grupo Control