Oblineprinters diciembre 2016
 

Acto conjunto de UTECA, AEDE, AERC y ARI

Jueves, 07 de marzo 2002

Contra la agresiva política comercial de RTVE

"Denunciamos la agresiva política comercial de RTVE, así como la competencia desleal que practica la televisión pública día a día contra todos los medios de comunicación privados. Esta cuestión, planteada ya en junio de 2001, se ha agravado por la política de reducción de precios de RTVE incoherente con su labor de servicio público. Los acontecimientos del pasado 11-S han propiciado una desaceleración en la inversión publicitaria que ha creado grandes problemas a los medios de comunicación, por lo que la situación actual es insostenible", ha afirmado Alejandro Echevarría, presidente de UTECA y de Telecinco, en la conferencia de prensa a la que han acudido máximos responsables de los medios de comunicación privados así como las asociaciones profesionales que los representan: UTECA (Unión de Televisiones Comerciales Asociadas), AEDE (Asociación de Editores de Diarios de España), AERC (Asociación Española de Radiodifusión Comercial) y ARI (Asociación de Revistas de Información). Este encuentro histórico ha defendido los medios de comunicación privados, frente a la agresiva política comercial de RTVE y la carencia de un verdadero modelo de televisión de servicio público. Todos ellos apoyan la existencia de una radio y televisión pública fuerte, con altos niveles de audiencia y contenidos de servicio público, que se financie a través de recursos públicos.

Bajo el epígrafe "El mercado publicitario español y los efectos de la política comercial de RTVE", de estos medios de comunicación denuncian una situación que no sólo afecta a las cadenas privadas de televisión -Antena 3 TV, Canal + y Telecinco-, sino que se extiende al mercado de la radiodifusión y la prensa escrita.

Jorge del Corral, secretario general de UTECA, ha explicado que "tras la adscripción de RTVE a la SEPI, la televisión pública española ha aumentado la oferta del mercado comercializando más minutos, ha acaparado mayor audiencia y ha bajado los precios, iniciativas con las que hunden los ingresos de las demás televisiones". Según del Corral, "RTVE ha detraído del mercado publicitario 12.100 millones de pesetas en 2001, cantidad que alcanzará los 29.350 millones de pesetas en 2002" y ha apuntado además otros dos lastres que deben soportar las televisiones comerciales: "la inversión del 5% de los ingresos brutos en cine europeo y la obligación de ofrecer la programación con 11 días de antelación, que no es vinculante para las cadenas autonómicas, por lo que pueden contraprogramar fácilmente".

Las televisiones privadas, en grave peligro
La política comercial que está aplicando RTVE desde hace más de un año está llevando a las televisiones privadas comerciales gratuitas de cobertura nacional a una situación de extrema debilidad, hasta tal punto que si esa política se mantiene pueden entrar en pérdidas en 2002 y llevar a España a un modelo de televisión en el que las privadas solo sean de pago.

Luis Velo, consejero delegado de Antena 3, ha declarado que "todos los medios de comunicación están sufriendo en gran medida el desgaste del mercado y especialmente las televisiones privadas debido a la política comercial de RTVE. Las pérdidas de las televisiones durante el mes de enero son algo anecdótico, ya que los meses de enero y agosto son tradicionalmente bajos en términos de consumo televisivo. Sin embargo, si esta situación se mantiene, redundaría en un descenso de los beneficios y en un breve periodo de tiempo entraríamos en pérdidas".

Tras la adscripción de RTVE a la SEPI, la política comercial de RTVE cambia radicalmente, poniendo en marcha una agresiva oferta y bajando las tarifas -a pesar de su liderazgo de audiencia- actuando en contra de las reglas del mercado.

Por otra parte, la diferencia entre los costes de TVE y los del resto de las cadenas es cada vez mayor, acusándose aún más en 2001 y, mientras que la tendencia de las privadas ha sido de incrementar los precios, la de TVE ha sido de bajarlos hasta un 10%, compitiendo deslealmente ante su posición ventajosa.

Esta situación se ve agravada ante la capacidad de endeudamiento sin límite de la cadena pública. La deuda acumulada por TVE ha sido en aumento año tras año, hasta situarse en 2001 en 795.206 millones de pesetas, con una pérdida anual de 120.000 millones de pesetas.

España, único país de la UE sin un modelo estable de programación de servicio público ni de financiación de la televisión
Esta situación de clara competencia desleal no sólo distorsiona el mercado de las televisiones en lo referente a ingresos publicitarios, sino también respecto a la compra de contenidos y al precio pagado por ellos. RTVE, al financiarse también con una partida de los Presupuestos Generales del Estado y poseer una deuda que avala la propia Administración Pública, puede permitirse la puja al alza por los contenidos, generando una espiral inflacionista en los mismos.

Javier Díez de Polanco, consejero delegado de Sogecable, ha explicado que "en España todavía no se ha discutido el modelo de RTVE, porque no se ha definido políticamente, labor que corresponde a los partidos políticos. Es fundamental definir el marco regulatorio del Ente Público para que así RTVE pueda competir legítimamente".

Además, España es el único país de la UE sin un modelo estable de programación de servicio público ni de financiación de la televisión.

La situación para el mercado de la radio
Esta política comercial de RTVE, claramente de competencia desleal, está provocando también efectos perversos sobre la prensa privada y la radio. Si, como se viene afirmando por responsables de RTVE y de la SEPI, RNE se suma al mercado publicitario, la viabilidad de la radio privada gratuita de cobertura nacional, tal y como la entendemos hoy, puede quedar en entredicho ya que la cadena pública de radio puede captar 9.000 millones de pesetas netas, gracias a su actual audiencia (1.938.000 oyentes) y a tener la mayor y mejor cobertura de todas las cadenas de radio. Detrayendo esta cantidad de la que captan en el mercado publicitario SER, Onda Cero y COPE, las tres privadas podrían entrar en pérdidas.

Según Ignacio Baeza, presidente de la AERC y consejero delegado de Onda Cero, "la política comercial de RTVE lesiona no sólo a las televisiones privadas sino a las radios comerciales. Los 2.600 millones de pesetas que nuestro sector ha dejado de ingresar hacen daño, ya que los costes de producción son altos y aunque esta cifra constituye el 4% de la facturación, en algunas radios provocará pérdidas. Sin lugar a dudas, esto supone un golpe de gracia para el sector, aunque esperemos que impere la cordura y que el proyecto de RNE no salga adelante, ya que en caso contrario, provocaría una reorganización de las radios comerciales españolas".

La prensa escrita, también perjudicada
Las distintas publicaciones de prensa escrita han detectado una pérdida de cuota debido a las agresivas prácticas comerciales del Ente Público.

José Sanclemente, presidente de la AEDE y consejero delegado de Grupo Zeta, ha explicado que "si la televisión pública reduce sus tarifas, los diarios españoles van a tener que adecuar las suyas a las que fijen las radios y televisiones. Además, la curva de ingresos se ha reducido y alcanza una media del 60%. Por tanto, la política comercial de RTVE pone en peligro tanto las cuentas de explotación de los diarios como el crecimiento del sector".

Carlos Ramos, presidente de la ARI, ha abordado la problemática de las revistas. "No somos los más afectados, pero la bajada de tarifas de RTVE es perjudicial para el conjunto de medios, especialmente para las televisiones, situación que puede arrastrar a otros medios más débiles que se sumarían al grupo de perjudicados", ha declarado.

Las peticiones de las televisiones comerciales gratuitas
En este contexto audiovisual de claro perjuicio para los medios de comunicación privados, las televisiones comerciales gratuitas de cobertura nacional hacen pública las siguientes peticiones:

1. Que TVE 1 comercialice únicamente 6 minutos de publicidad por hora natural y ningún spot entre las 21'00 y las 00'00 horas (prime time).
2. Que La 2 comercialice 3 minutos por hora natural y ninguno entre las 21'00 y las 00'00 h.
3. Que las tarifas de TVE 1 y La 2 estén en consonancia con su audiencia y con los precios del mercado.
4. Que RTVE no incluya publicidad en ninguna de sus cadenas de radio.
5. Que los contenidos justifiquen su condición de servicio público. 


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing