Onlineprinters mayo 2016
 

Concluye el I Congreso de la Felicidad de Coca-Cola

Jueves, 21 de octubre 2010

"La felicidad es la única fórmula para conseguir la estabilidad y la paz mundial", señaló el Honorable Primer Ministro de Bután

Primer Ministro de Bután, Lyonchhen Jigmi Thinley

 

 

Los pasados días 19 y 20 de octubre tuvo lugar en el Teatro Quinto de Madrid el I Congreso Internacional de la Felicidad, organizado por el Instituto de Coca-Cola de la Felicidad. En el transcurso de las dos jornadas expertos de todo el mundo de la talla de Eduardo Punset, -divulgador científico, entre otras muchas cosas-, Javier Sábada -filósofo y teólogo- o Alejandra Vallejo-Nájera -escritora y divulgadora científica- reflexionaron con los asistentes sobre aquéllo que mueve nuestras vidas: la felicidad.

 

 

Pues bien, en la última jornada del evento el Honorable Primer Ministro de Bután, Lyonchhen Jigmi Thinley, hizo reflexionar a los asistentes sobre el modelo económico imperante que mide el progreso en términos de PIB. Y lo hizo advirtiendo que en el último siglo los recursos naturales se han ido consumiendo al mismo tiempo que aumentaba la prosperidad económica. "El crecimiento no es eterno, los recursos naturales son limitados y lo único que nos ha dejado este medidor es un futuro lleno de incógnitas", señalaba el Primer Ministro de un país donde cada año se mide la Felicidad Nacional Bruta.

 

 

En su intervención el cardiólogo Valentín Fuster señaló que alcanzar la felicidad no es camino fácil y que depende de una cuestión de actitud, mientras que Manuel Pimentel -ex ministro de Trabajo- aseguró que "tenemos que saber disfrutar de la felicidad en cada jornad del camino y aprender a disfrutar de las circunstancias que encontremos porque la felicidad no es permanente, sino que la vamos encontrando en las distintas variables de nuestro camino y debemos saber integrarlas".

 

 

El Padre Ángel

 

 

"Debemos contagiarnos unos a otros de la idea de que es posible hacer este mundo más feliz porque afortunadamente la felicidad es un poder contagioso que viaja más rápido que la luz y el sonido", señalaba el Padre Ángel. "La felicidad de los ancianos es una asignatura pendiente de la sociedad española porque muchos de nuestros mayores no sonríen porque se sienten solos, tristes y olvidados. Debemos darles un papel protagonista en la sociedad y en la familia porque la soledad es una de las peores enfermedades de la población y  una de las principales causas de la infelicidad".

 

 

La alpinista Edurne Pasabán, la psicóloga María Jesús Álava y el experto en motivación Lofti El -Ghandouri también aportaron sus reflexiones en torno a la felicidad. "Los empleados no sólo tenemos derecho a ser felices en nuestro trabajos, sino que tenemos el deber de conseguirlo. Si nuestra compañía forma parte de nuestros sueños, será más fácil que seamos felices y nos entreguemos a ella más fácilmente", apuntaba Lofti El-Ghandouri.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing