Onlineprinters mayo 2016
 

Las etiquetas de caducidad crean confusión

Las etiquetas de caducidad crean confusión
Jueves, 15 de octubre 2015

Más de la mitad de los españoles no entiende el significado de los etiquetados sobre caducidad en los alimentos, según un estudio europeo de TNS que revela, además, que el 60% de los españoles seguiría consumiendo un producto pasados los días aconsejados.

Según datos del “Eurobarómetro sobre desperdicio de alimentos y marcado de fechas” realizado por TNS para la Comunidad Europea6 de cada 10 españoles afirman que siempre miran las fechas de caducidad inscritas en los productos, frente a un 9% que lo mira rara vez o nunca. A pesar de este elevado porcentaje, más de la mitad de los españoles no entiende el significado de los diferentes mensajes sobre caducidad que aparecen en las etiquetas en los alimentos.

En concreto, cuando se pregunta a los ciudadanos sobre el significado del mensaje “Consumir preferentemente antes del, incluido en algunos productos alimentarios, el 49% de los españoles ofrece una respuesta correcta, en el sentido de que se trata de un alimento que puede consumirse después de esa fecha pero con la posibilidad de que ya no tenga su calidad óptima. Pero frente a ello, el 51% de la población consultada aporta otras respuestas incorrectas como que “depende del tipo de alimento” o “puede consumirse con seguridad hasta esa fecha pero no debe consumirse después”.

Por su parte, preguntados por el significado real de la "Fecha de caducidad" anotada en un producto alimentario, el 45% de los ciudadanos contesta afinadamente, al indicar que este tipo de mensaje alude al límite temporal hasta el cuál se puede consumir el alimento con seguridad, sin riesgos. Pero, de nuevo en este caso, la mayoría de los españoles, el 55%, ofrece respuestas incorrectas a la cuestión planteada.

En lo relativo a los alimentos cuyas etiquetas mencionan que debe consumirse antes de un determinado número de días, el 60% de los encuestados aseguró que una vez pasados los días aconsejados para el consumo, seguiría consumiendo el producto si el envoltorio no estuviera dañado y el alimento tuviera buen aspecto. Una respuesta no del todo correcta si consideramos que el Ministerio de Sanidad y la UE recomiendan, en este caso, no superar los días indicados para tal consumo. El 31% de los españoles, por el contrario, declara que tiraría el alimento y un 7% lo haría (o no) dependiendo del tipo de producto.


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing