Onlineprinters agosto 2016
 

La tecnología que quieren los europeos

Martes, 11 de noviembre 2003

I Encuesta TDK sobre Hábitos de Consumo de Tecnología en Europa

Eduardo Jaquette, responsable de marketing de TDK España fue la persona encargada de presentar la "I Encuesta TDK sobre Hábitos de Consumo de Tecnología en Europa", realizada a través de un sondeo realizado por la compañía Benchmark Research en toda Europa y en el que se han tenido en cuenta las opiniones de 1.200 usuarios de tecnología de seis países europeos: Alemania, España, Francia, Italia y el Reino Unido.

Según los datos ofrecidos por este estudio, la cámara de fotos digital es el producto más deseado o que más personas tienen pensado comprar en los próximos meses (27%), seguido por el reproductor de DVD, escogido por un 26% de los encuestados. Previsiblemente serán estos accesorios, junto con los televisores de pantalla plana o plasma y los ordenadores, los más comprados y regalados en las próximas navidades, unas fiestas que quedan copadas desde hace unos años por las novedades tecnológicas.

Aunque el teléfono móvil continúa siendo el rey por excelencia entre los aparatos tecnológicos destinados al consumidor, con una penetración del 98% entre los encuestados españoles (93% en el total europeo), sin embargo somos los que menos móviles multimedia o de tecnología 3G tenemos (un 2% del total). Sin embargo en Francia están bastante equiparados los móviles estándar y los multimedia (44% vs. 42%) y en el resto de países europeos tiene una mayor penetración la nueva tecnología 3G.

La mayoría de los europeos entrevistados, un 46%, contestó que no podría vivir sin su ordenador o portátil, y un 42% se encontraría perdido sin su teléfono móvil. En este apartado apreciamos diferencias entre hombres y mujeres, ya que ellas se sienten más apegadas a su teléfono móvil, mientras que para ellos es más importante el ordenador. En España mantenemos algo más las distancias con estos aparatos, ya que sólo un 25% respondió que no podría vivir sin su ordenador o portátil, y un 22% sin su teléfono móvil; y la mayoría, el 57%, aseguró que no existe ningún accesorio electrónico imprescindible.

Y es que, según esta encuesta, los españoles somos los europeos más indiferentes ante las novedades tecnológicas. Sólo el 2% declaró haber hecho algún sacrificio para ser el primero en tener una novedad tecnológica, frente a más del 33% de franceses, británicos o alemanes. Además, los españoles somos también quienes más provecho sacamos de los accesorios tecnológicos, y nos encontramos siempre por encima de la media europea al asegurar que alguno de estos aparatos nos ha mejorado la vida en casa o en el trabajo, al menos así lo afirma más del 80%. Es justo este motivo, que nos resulte práctico y nos facilite la vida, el que nos mueve a adquirir un nuevo aparato, y no su apariencia o la ³emoción² de tener un nuevo accesorio, como sucede en el Reino Unido o Alemania. Tecnología sí, pero no como "fashion victims".


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing