Onlineprinters mayo 2016
 

Los españoles, más ilusionados por proyectos personales

Los españoles, más ilusionados por proyectos personales
Martes, 22 de diciembre 2015

Nuestra ilusión ha bajado poco y damos menos importancia a los proyectos materiales. Nos importa más hacer un viaje, practicar algún deporte, conseguir trabajo, cuidar la alimentación y tener más tiempo para la familia y los amigos.

En 2015 los españoles le piden a la Navidad más deseos del ámbito personal y menos del área material. No obstante, hacer un viaje sigue siendo el principal deseo de todos en la carta a Papá Noel (38%), con Europa como principal destino, y en concreto Italia. Son datos del IV Barómetro Cofidis de la Ilusión, un estudio que analiza el índice de ilusión media en nuestro país y su evolución respecto año anterior. Es un estudio demoscópico elaborado por la firma de investigación Gfk y Cofidis con una base muestral de 2.194 entrevistas personales.

El estudio muestra que la ilusión de los españoles ha bajado de forma muy leve en el último año (de 59/100 a 58/100), y revela cuáles son los proyectos más importantes que los españoles se plantean para 2016. Además de hacer un viaje, este año los deseos de los españoles se centran sobre todo en el terreno personal, destacando hacer deporte (25%), cuidar la alimentación (21%) y adelgazar (17%). También destacan entre los principales proyectos algunos del área afectiva, como tener más tiempo para la familia y amigos (21%) y hacer algo concreto para ayudar a los hijos y nietos (15%). La importancia que se da a las ilusiones afectivas, no obstante, desciende bastante de la otorgada en 2014, cuando tener más tiempo para la familia y amigos suponía un 29% y hacer algo concreto para hijos y nietos era un 21%.

En el entorno formativo-laboral las ilusiones que los españoles desean estas navidades también han cambiado respecto al año pasado. Conseguir un trabajo sigue siendo la mayor ilusión para los españoles en esta área, pero ha descendido del 23% del año pasado hasta un 17%. Lo mismo ha pasado con conseguir un aumento de sueldo, que baja del 12% al 9%, y disfrutar en el trabajo, del 12% al 10%. Las ilusiones más relacionadas con la formación, por su parte, crecen ligeramente, como hacer un curso de especialización (del 8% al 9%) y aprender o mejorar un idioma, que se mantiene en 14%.

Por último, los españoles damos menos importancia a los proyectos materiales, exceptuando viajar. Así, el segundo proyecto que ilusiona a los españoles de cara a Navidad es comprarse un coche nuevo (14%), que se mantiene en importancia respecto a 2014. Por otra parte, comprarse una casa baja ostensiblemente del 12% al 7%, mientras que otras ilusiones materiales de menor coste, como poseer un artículo de moda, sube del 7% al 11%.

¿Tenemos todos las mismas ilusiones?

Lo que le piden los españoles a la Navidad varía en función del sexo, la edad y la situación socioeconómica de cada uno, aunque todos coinciden en su ilusión principal: hacer un viaje.

Los hombres y las mujeres coinciden en la mayoría de sus ilusiones principales, como viajar (35% hombres y 40% mujeres), conseguir un trabajo (15% hombres y 18% mujeres), tener más tiempo para los seres queridos (19% hombres y 22% mujeres) y hacer más deporte (25% ambos). Por su parte, a nivel material y personal encontramos las mayores diferencias, ya que las mujeres prefieren comprar artículos de moda (16%), mientras que los hombres eligen comprarse un coche nuevo (18%), y mientras los hombres aspiran a estudiar (18%), las mujeres proyectan adelgazar (22%).

Por otro lado, la diferencia de edad también influye en las ilusiones que los españoles se plantean. Los de 15 a 34 años dan una gran importancia al entorno formativo-laboral priorizando conseguir un trabajo (28%), un proyecto que para los de 35 a 54 años baja en importancia hasta el 19% y que los mayores de 55 años apenas valoran, con un 5%, ya que este grupo de edad no otorga apenas importancia a los proyectos del área formativo-laboral. En el área personal, los tres grupos de edades valoran la práctica de deporte, aunque su importancia disminuye a medida que avanzan los años (37%, 27% y 15% respectivamente), además del cuidado de la alimentación (20% tanto en los jóvenes como en los de 35 a 54 años, y 22% en los mayores de 55 años). En el área afectivo-familiar los jóvenes priorizan conocer a gente nueva (24%), mientras que los de 34 a 54 años prefieren pasar más tiempo con la familia (26%) y los mayores de 55 años hacer algo concreto para ayudar a los hijos y nietos (25%). Por último, las ilusiones de los españoles en el área material coinciden en hacer un viaje (41% para los jóvenes de 15 a 24 años, 42% para los de 35 a 54 años y 32% para los mayores de 55). Tras el viaje, los jóvenes aspiran a comprarse un coche (22%) y una casa (16%), del mismo modo que los de 35 a 54 años esperan poder comprarse un coche (15%) aunque también un artículo de moda (12%). Por último, los mayores de 55 años otorgan menos importancia a las ilusiones del área material, y prefieren adquirir artículos de moda y reformar su casa (9% ambos).

Entre solteros y casados, las ilusiones reflejan las diferencias en su estilo de vida. Así, ambos quieren viajar (44% solteros y 36% casados) y comprarse un coche (19% solteros y 12% casados), y los solteros prefieren adquirir un artículo de moda (14%) mientras que los casados sienten más ilusión por reformar su casa (10%). A nivel formativo-laboral, solteros y casados se ilusionan por conseguir un trabajo (27% y 12% respectivamente), seguido de aprender un idioma (25% y 10%). En el área afectivo-familiar es donde percibimos las principales diferencias, ya que los solteros sienten ilusión por conocer gente nueva (27%), tener más tiempo para la familia (20%) y enamorarse (18%), mientras que los casados aspiran a tener más tiempo para la familia (22%), hacer algo concreto para sus hijos y nietos (20%) y hacer algo concreto para la familia y los amigos (13%). Por último, en el área personal los solteros quieren estudiar (34%) y los casados, adelgazar (20%), aunque coinciden en hacer más deporte (27% solteros y 24% casados) y cuidar su alimentación (20% solteros y 22% casados).

Por clase social, las ilusiones materiales de los españoles coinciden, aunque varía el grado de importancia que se le adjudica a cada una. Hacer un viaje continúa siendo el principal proyecto;  las personas de clase alta lo valoran en un 48%, las de clase media en un 36% y las de clase baja en un 31%. A éste le sigue comprar un coche nuevo (15% clase alta, 14% clase media y 11% clase baja) y adquirir un artículo de moda (14% clase alta, 11% clase media y 9% clase baja). En el área afectivo-familiar también coinciden algunos proyectos, como pasar más tiempo con los seres queridos (23% para la clase alta y la media, y 15% para la clase baja), conocer a gente nueva (18%, 16% y 12% respectivamente) y hacer algo concreto para los hijos y nietos, que valora un 17% de la clase baja y un 15% de la media. Por último, en el área formativo-laboral es donde encontramos las mayores diferencias. Para la clase alta y la media, la ilusión que más valoran es aprender un nuevo idioma (20% y 15% respectivamente), mientras que la clase baja tiene como mayor proyecto en esta área conseguir un trabajo (27%). Los españoles de clase alta se ilusionan también por disfrutar en su trabajo en un 14%, y aspiran a conseguir un trabajo en el 11%, mientras que los de clase media aspiran a conseguir un trabajo (14%) y un aumento de sueldo (12%). Por su parte, los que pertenecen a la clase baja quieren, tras conseguir un trabajo, hacer un curso de especialización (8%) y cancelar una deuda (7%).


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing