Onlineprinters mayo 2016
 

Migueláñez rompe etiquetas contra prejuicios sociales

Lunes, 19 de diciembre 2011

La madrileña Plaza de Callao se convierte en el escenario de un evento celebrado con motivo del "Día Internacional de las personas con discapacidad"

La empresa de dulces y confitería Migueláñez se ha unido a la Fundación Carmen Pardo-Valcarce para diseñar una convocatoria con el fin de conseguir que los madrileños y visitantes “rompiesen etiquetas” y eliminasen prejuicios sobre la inclusión de las personas con discapacidad intelectual en la sociedad. El evento -que tuvo lugar en la madrileña Plaza del Callao el sábado 3 de diciembre, coincidiendo con el “Día Internacional de las personas con discapacidad”- pretendía congregar a miles de ciudadanos que eran invitados a subir a un estrado y romper su propia etiqueta. Además, todos pudieron “etiquetarse” sin prejuicios a través de los códigos BIDI que se proyectaban en las pantallas de los Cines Callao. Por cada “etiquetado sin prejuicios”, Migueláñez realizó una donación económica a la Fundación Carmen Pardo-Valcarce.

 

 

 

 

Este acto se engloba dentro de la segunda campaña Sonrisas Dulces, que en esta ocasión está protagonizada por trabajadores con discapacidad intelectual de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce, que han demostrado estar preparados para incorporarse al mercado laboral en muy diversos ámbitos. Así, han participado activamente diseñando la etiqueta del “Jellypack solidario” (con la colaboración de la agencia Wywlab, que ha montado un laboratorio de ideas en la fundación) protagonizando el spot promocional y envasando el producto. A partir de diciembre también acompañarán a los comerciales de Migueláñez a los distintos puntos de venta.

 


La campaña se complementa con un spot en el que se narra un día normal en la vida de Abel Loureiro, trabajador de la fundación. Hasta ahora el vídeo ha recibido cerca de 30.000 visitas, pero los promotores esperan que esta cifra aumente significativamente en el mes de diciembre gracias, entre otros, a la convocatoria ciudadana de Callao. Cuantas más personas visiten la web, vean el spot, “se etiqueten en él” y lo compartan, mayor será el importe de la donación final de Migueláñez a la Fundación Carmen Pardo-Valcarce, ya que la empresa dona 5 céntimos de euro por cada persona que lo comparta. El vídeo de la campaña de 2010 superó el millón de visitas. 

 

 


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing