Oblineprinters diciembre 2016
 

Nace el Animarketing

Martes, 17 de diciembre 2002

Así se llama la última apuesta de Animatium, la primera Franquicia de empresas de animación en España

El gran aporte del Animarketing es que está donde el cliente menos se lo espera aunque él acabará teniendo un papel protagonista e interactivo. A lo largo del día el consumidor es bombardeado por muchos impactos publicitarios pero, para que un evento o artículo perdure en su mente, tiene que vivirlo, tiene que involucrarse.

El Animarketing, como indica su nombre, permite captar clientes empleando la animación. Anima a participar convirtiéndose en una invitación difícil de rechazar. Así, cuando el cliente encuentre la marca en el punto de venta, reavivará su recuerdo sin dar opción a la competencia.

Una de sus novedades es la originalidad. Una de las formas más eficaces de conseguir involucrar a un cliente potencial en un evento es sorprenderlo y hacerle partícipe. Las últimas tendencias en el desarrollo de eventos son los soportes multimedia, esos que permiten interactuar incluso desde nuestra propia casa. Pero el Animarketing no sólo se puede materializar con espectáculos originales y tecnológicos, sino con publicidad subliminal que, en el lugar más inesperado despierte la simpatía, el interés y, al final, la fidelidad del cliente.

 

Manos a la obra

¿Cómo sorprender? Los displays, las promociones, los flood stands, las degustaciones. todo está muy bien. Pero el nuevo mercado exige más. El Animarketing utiliza un entorno distinto como, por ejemplo, el street marketing o el non stop show que, además de ser originales, juegan con el factor sorpresa.

 "La publicidad tiene que ser activa y estar en contacto permanente con el consumidor -explica Manuel García, responsable de cuentas de Animatium-. Hace años era muy evidente y rígida". Con el Animarketing, que juega con el factor lúdico, evitamos la reticencia demostrada por los consumidores hacia la publicidad. Porque al final, como todos sabemos, vender es un juego.

Si abordamos al cliente potencial donde menos se lo espera y lo invitamos a participar como si no se tratase de una promoción evidente... despertaremos su interés y curiosidad. Será él el que nos busque. 

No se trata de organizar grandes eventos en auditorios, centros comerciales o discotecas, sino de conquistar nuevos espacios. En la calle, en un parque, a la entrada de un cine... es posible invitar a participar a todos aquellos que, de alguna forma, interesan a una marca.

Son esenciales una selección de medios adecuada a nuestro target, al producto y a los objetivos, un contenido lúdico, un desarrollo ágil y el factor sorpresa con cierta dosis de rivalidad -como, por ejemplo, obtener un premio o recompensa- o emotividad -que emocione al público-. Hay que deslumbrar y cautivar pero. cuidando el envoltorio.

Un buen ejemplo de cómo se podría aplicar el Animarketing es el archifamoso anuncio de Fairy. ¿El motivo? Entrar en el Guiness de los Records con la paella más grande del mundo. ¿El modus operandi de una marca? Patrocinar el evento, invitando a decenas de personas y demostrándoles que es posible lavar toda la vajilla con una única botella de Fairy. ¿Resultado? Prueba conseguida. Diversión asegurada. Marca reforzada y recuerdo difícil de olvidar para cada uno de los comensales cuando se encuentre frente a los lavavajillas en el super. 

Este tipo de actuaciones no tienen porqué limitarse a un anuncio. Son posibles en el lugar más improvisado. Eso sí, cuidando cada uno de los detalles. "Llevamos el punto de venta más allá de donde llega", señala Manuel García.

 

La importancia de ser los primeros

Está claro que el Animarketing premiará a los más innovadores. Primero, porque el nivel del cliente es cada vez mayor, lo que exige soluciones imaginativas. Está curtido en el asunto de la publicidad. Segundo, por el llamado marketing de guerrillas. Con el fin de estar a la última, todas las marcas acaban haciendo lo mismo. De ahí, la importancia de ser los primeros en desmarcarse echando mano de esta nueva herramienta: el Animarketing.

La empresa Animatium -con diez años de experiencia en el estudio, diseño y comercialización de programas de animación, ocio y organización de eventos- ha realizado un mailing para dar a conocer su nueva apuesta. En pocas semanas, Animatium ha recibido numerosas peticiones de clientes que demandan información sobre el Animarketing. Y esto sólo acaba de empezar. 


Grupo Control Publicidad,
desde 1962 especializado en publicidad y marketing