Webersandwick (Avenade)
 

Tercera edición del Premio Maestros de la Comunicación

Tercera edición del Premio Maestros de la Comunicación
Jueves, 15 de noviembre 2018

Lluís Bassat, Jesús Ulled y Carles Bosch son reconocidos con el Premio Maestros de la Comunicación 2018 por su aportación al sector de la publicidad, las relaciones públicas y el periodismo respectivamente.

El publicista Lluís Bassat i Coen, Jesús Ulled Murrieta (fundador de la agencia Ulled, pionera de las relaciones públicas en España) y el periodista y cineasta Carles Bosch i Arisó han sido galardonados con los Premios Maestros de la Comunicación 2018, que organizan la Fundación de la Comunicación (Fundeco), la Asociación Empresarial de Publicidad, el Colegio de Publicistas y Relaciones Pública y la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales de la Universidad Ramón Llull.

No se equivocó el Secretario de Comunicación de la Generalitat, Miquel Martín Gamisans, cuando dijo que se rendía homenaje a tres grandes referentes del mundo de la comunicación. Un reconocimiento que se debe a sus extraordinarios méritos en el ejercicio de su oficio, la divulgación y la formación de profesionales del periodismo, las relaciones públicas y la publicidad.

Bassat, un referente del sector publicitario

Lluís Bassat i Coen es uno de los profesionales más reconocidos de la historia de la publicidad en nuestro país. A finales de la década de los sesenta, Bassat llevó a cabo una campaña de las maquinillas de afeitar Filomatic que le convirtió en un referente del sector. En 1975 fundó la agencia Bassat & Asociados y en 1980 se unió a la multinacional Ogilvy & Mather, con la que formó el grupo Bassat Ogilvy Iberia, de la que fue presidente para España y Portugal. Desde 1987 y durante ocho años fue asesor de publicidad, comunicación e imagen de la presidencia de la Generalitat de Catalunya. Como presidente de Ovideo-Bassat-Sport fue uno de los organizadores de las ceremonias de inauguración y clausura en Barcelona de los Juegos Olímpicos de 1992.

En su intervención, Bassat recordó sus primeros trabajos como vendedor de televisores, yendo de puerta en puerta, hasta que consiguió vender uno a un bar. Allí empezó todo. Y triunfó, ya lo sabemos. Ha ocupado los cargos de presidente del Grupo WPP Iberia, ha sido miembro del consejo de administración de Ogilvy Worldwide, y es o ha sido miembro de diversos patronatos de fundaciones académicas, culturales y sociales. Es Doctor Honoris Causa por la Universidad Europea de Madrid. En 2007 constituyó la Fundación Privada Carmen y Lluís Bassat, que tiene como principal objetivo la ayuda a personas necesitadas, la promoción del arte contemporáneo y la enseñanza de las técnicas de comunicación publicitaria. Es autor de dos libros de referencia: El libro rojo de la publicidad y El libro rojo de las marcas, además de su particular libro de reflexiones, Confesiones personales de un publicitario, un libro inspirado en el modelo de su maestro y socio David Ogilvy.

Ulled, pionero de las Relaciones Públicas

Desde muy joven, Jesús Ulled Murrieta tuvo conciencia de la importancia de la empatía en la comunicación, algo que le abrió las puertas a un nuevo mundo. Licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona, obtuvo el Premio de Licenciatura Duran i Bas que concede el Colegio de Abogados de Barcelona. Es también periodista por la Escuela Oficial de Periodismo de Barcelona. Ha dedicado toda su vida al mundo de la comunicación al frente de la agencia que lleva su nombre, que fundó en 1964 y ha sido pionera de las Relaciones Públicas en España. Lo hizo sin darse cuenta de que estaba creando los fundamentos de una nueva profesión. La agencia Ulled ha evolucionado a lo largo de los años de acuerdo con las nuevas exigencias y los nuevos retos, y hoy sigue siendo una agencia de referencia. Ulled tiene en el recuerdo una fecha clave: 1975, año de la fundación de las Relaciones Públicas en España, y año también de la libertad, cuando los ciudadanos y las empresas redescubrieron la fuerza de la opinión pública.

Ulled ha mantenido además una estrecha relación con el mundo editorial como fundador y editor de las revistas Qué leer, dedicada a los libros, y Clío, una revista de divulgación histórica. Y ha publicado dos libros: "Mitad payo, mitad gitano" (Destino 2012) y "Final de travesía" (Destino 2016).

Bosch, reconocido documentalista

"¡Debéis viajar!", recomendó Carles Bosch i Arisó, periodista y cineasta, a los estudiantes presentes en el auditorio de la Facultad. "¡Tenéis que arriesgar, fracasar, aprender sobre la marcha. Equivocarse es también un modo de terminar haciendo bien las cosas", espetó Bosch, uno de los fundadores de programas como "30 minuts" y "Sense ficció" para TV3. "Me dediqué al periodismo porque quería conocer mundo y contar historias", explicó.

Bosch inició su actividad profesional como reportero de la revista Interviú entre 1976 y 1978. Su carrera como director y guionista de cine documental le ha llevado a relatar un montón de historias con su cámara: la Revolución de Terciopelo en Praga, Premio Ondas Internacional; "Balseros", la historia de los cubanos que intentaban alcanzar Miami con rudimentarias embarcaciones, nominada al Óscar al mejor documental en 2004; "Septiembres, historias de amor dentro de la cárcel2; o "Bicicleta, cullera, poma", la lucha de Pasqual Maragall y su familia contra el Alzheimer, que recibió un Goya y un Gaudí al mejor documental.

Además ha dirigido reportajes y documentales de 30’ y de 52’ sobre algunos de los conflictos más trascendentes de nuestra época, como la Primera Guerra del Golfo, las guerras de Bosnia y Kosovo, y la Revolución Zapatista. Y también ha trabajado como cronista y enviado especial de TV3 en Afganistán, Irán, Chad, Filipinas, Mozambique, Cuba, México, Uruguay, Estados Unidos y en diversos países europeos.

Según Bosch, el periodismo es un oficio que se aprende sobre la marcha. ¿Cuál es el problema? Que la verdad no triunfa, pero por los menos debemos hacer todo lo posible para desvelarla.


Grupo Control