Aquarius Reintentar
Media julio 2021
 

Bloody, la agencia que da vida a las marcas

Bloody, la agencia que da vida a las marcas
Martes, 02 de febrero 2021

"La nueva marca es más corta y contundente, y traslada la idea de blood como combustible del organismo; el motor de vida que nos hace respirar, movernos y sentir". Así nos explica María Hernández, CEO de Bloody, la evolución de una agencia especializada en el desarrollo de contenidos líquidos para ayudar a las marcas a evolucionar.

Ctrl.- ¿Qué concepto hay detrás del cambio de BloodyMary a Bloody? 

María Hernández, CEO de Bloody.- Evolucionar nuestra propia marca es algo que nos gusta hacer cada cierto tiempo, nos aburre muchísimo vernos siempre igual, en quince años hemos tenido cinco identidades .. ¡así somos de inquietos! 

BloodyMary ha sido un nombre que nos ha dado muchas alegrías. Aún recuerdo cómo nos convocó uno de nuestros primeros clientes, una gran distribuidora de bebidas espirituosas, en palabras de su entonces PR Manager: “Me pasaron un listado de agencias nuevas para un proyecto, no me pude resistir a llamaros. ¡Me llamó muchísimo la atención vuestro nombre!”  

BloodyMary nació como una marca personal después de largos años en el mundo de la “gran agencia” en el que comencé mi carrera como muchas cosas en la vida, de casualidad, y en el que me quedé por largos años. En sus inicios respondió a una idea bastante “romántica” de iniciar una etapa como freelance, lejos de burocracias y jerarquías, haciendo lo que mejor sabía hacer: generación de contenidos alrededor de las marcas. 

Así que a pesar de que BloodyMary se relacionara, como es obvio, con su primera acepción, el cóctel, era en realidad una palabra compuesta por Mary, mi propio nombre, y Bloody, que es una actitud, una forma de ver la vida y de afrontarla. Con valentía, decisión, energía, con un punto de vista afilado, algo canalla, pero con mucha educación y buen gusto. Así es la “nueva” Bloody, nos hemos quedado con la parte que habla de nosotros a nivel actitudinal, eliminando la parte más personal. Somos un gran equipo desde hace años. La nueva marca es más corta, más contundente, y traslada la idea de Blood como combustible del organismo, lo que nos hace respirar, movernos, sentir, vivir, como motor de vida. La primera acepción de bloody tiene que ver con la sangre, el bien humano más preciado, del que no podremos prescindir por mucho que evolucione la tecnología, la sociedad o los modelos de negocio. 

Es la señal física de una emoción; a través de ella experimentamos las conexiones humanas más fuertes: nos alimentamos en el vientre materno a través del cordón umbilical.  Cuando estamos muy unidos a alguien nos hacemos hermanos de sangre. Bloody es afilado, fresco, humano, orgánico. Bloody es pasión.    

Y precisamente porque el ser humano estaba quedando en un segundo plano frente al exponencial crecimiento de la robotización y digitalización en los últimos tiempos, esta nueva realidad que vivimos nos hace despertar hacia la importancia de lo humano y lo carnal, de estar vivos, de las relaciones, de la salud, de lo emocional y lo pasional. 

Cuando las cosas se ponen difíciles es hora de echarle sangre, de echarle pasión. Es la hora de ser Bloody

Ctrl.- ¿Qué cambios en vuestra estructura y en vuestro ‘modus operandi’ habéis acometido?

Entendemos nuestra propia estructura como un ser vivo, un organismo, un “cuerpo empresarial” en el que cada miembro que lo compone es fundamental para su buen funcionamiento, y encaja con el resto a la perfección para que el movimiento se produzca y ganemos esta gran carrera de fondo. Por ello, contamos con tres perfiles senior que corresponden a las 3 partes clave de este “cuerpo” y que funcionan de manera trasversal, sin jerarquía: Soul, Brain y Head

Estos tres perfiles infunden y velan por el espíritu y la esencia de la agencia, definen y diseñan estratégicamente los proyectos y los organizan y ponen en marcha con la máxima eficacia y calidad.

Contamos, además, con “Right Hands” para cada cliente, que se ocupan de la ejecución de los proyectos y el seguimiento e interlocución con las cuentas.   

Nos preocupamos mucho por tener un equipo adecuado y adaptado a las necesidades. Es una verdadera obsesión. Las estructuras más ligeras y “líquidas” son esenciales para cumplir esto. Creemos que cada proyecto supone un verdadero “match” entre agencia y marca, y “Bloody” habla mucho también de ese “flechazo”.

Ctrl.- ¿Qué evolución han tenido los contenidos de marca desde vuestra fundación hasta este momento? 

Esta pregunta no es fácil, ¡tendríamos que remontarnos a quince años atrás! Obviamente nos ha tocado vivir el cambio de paradigma más notable de los últimos tiempos como el del nacimiento de las RRSS, en el que personas y marcas nos convertimos en “editores” de nuestros propios “medios”. Creo que precisamente esto es lo que ha hecho que desde entonces la disciplina de generación de contenidos no haya dejado de crecer, hasta el momento actual en el que su peso en los planes de marca se está incrementando considerablemente. La celeridad con la que aparecen nuevos canales, nuevas plataformas y nuevas ventanas ofrece más oportunidades a las marcas de alcanzar a sus audiencias, pero también se hace más complejo hacerlo de manera certera y efectiva. Nuestra profesión siempre ha requerido actualización constante, pero en estos momentos requiere evolución y adaptación inmediata. Este es otro de los motivos por las que estructuras como la nuestra son idóneas para el momento actual.

Ctrl.- ¿Qué entendéis vosotros por contenidos líquidos?

La especialización en la creación de contenidos durante tantos años ha llevado a Bloody a desarrollar un conocimiento y manejo de los mismos capaz de dotarlos de una clasificación propia del estado de la materia: contenidos líquidos. 

Líquidos porque fluyen y se adaptan a cualquier entorno. Sangre fresca que ayuda a las marcas a latir, crecer y evolucionar. Contenidos líquidos, pero consistentes.

Alcanzar el estado líquido supone una evolución, puesto que agencias y anunciantes deben experimentar un cambio de estado: desde la rigidez del estado sólido, en el que se trabajaba en silos o compartimentos estancos con diferentes objetivos y palancas, hasta la transversalidad actual, donde la optimización de los métodos de trabajo y la identificación de sinergias repercute en la optimización de recursos y presupuestos. Como decimos en Bloody, “para ser líquido, primero hay que ser sólido”. 

Ctrl.- ¿Qué representa el puesto de Bloody Voice Manager que lanzasteis con el reposicionamiento? 

Vivimos en un mundo en el que las tecnologías de voz son cada vez más importantes, estamos rodeadas de ellas: Siri, Alexa, etc.. 2020 ha sido el año del podcasting. A su vez una de las cosas que mejor caracterizan a una persona es su voz. Por tanto, una posición en forma de voz, nos atraía muchísimo, incluso como reflejo de nuestro pensamiento innovador.  Pero esta posición va más allá y tiene unas funciones reales y en cierto modo peculiares. En su fondo nos parece muy enriquecedor contar con una voz con criterio, nuestra particular “Voice of Truth”. Es la voz crítica en todos nuestros proyectos y siempre tiene un punto de vista con un criterio aplastante. Siempre dice lo que piensa con honestidad brutal. Es cero previsible. Nunca utiliza “palabras pereza” como “soluciones de comunicación”, “visión integrada” o “propuesta de valor”. Nos abre los ojos cuando estemos siendo tan políticamente correctos que perdemos nuestro ADN: irreverentes pero sofisticados, afilados pero con exquisito gusto. 

Ctrl.- ¿Qué necesidades detectáis que van a tener vuestros clientes para este 2021?

Este año está lleno de retos. La pandemia ha acelerado vertiginosamente la digitalización de la sociedad, pero también ha modificado radicalmente el comportamiento del consumidor y la experiencia de usuario. Las marcas necesitan seguir estando presentes en la mente del consumidor, independientemente de cómo y dónde se consuman productos y servicios. Esto exige un profundo cambio en el modo de trabajo de las agencias que, con una gran dosis de análisis y creatividad, deben dejar de responder a los “briefings” para convertirse en partners estratégicos que acompañen y aconsejen a las marcas en esta transformación de hábitos para seguir siendo notorias y relevantes, además de rentables. Y para afrontar este cambio se requiere la mentalidad líquida de la que hablábamos antes. Todo está relacionado.


 
Grupo Control