De Román y Asociados a Roman, reputation matters

De Román y Asociados a Roman, reputation matters
Martes, 23 de abril 2019

El lema "reputation matters", que acompaña la nueva marca Roman, responde a la total orientación de la agencia hacia el impulso y protección de la reputación convertida en uno de los activos de mayor valor de las empresas.

La gestión profesionalizada de la reputación tiene una clara incidencia sobre el crecimiento corporativo y la credibilidad de las marcas e ideas, con un impacto indiscutible sobre las cuentas de resultados. Desde la comprensión de este nuevo marco de trabajo y desde el desarrollo de una respuesta eficiente a las nuevas reglas de juego de la comunicación, Román y Asociados ha ejecutado en los últimos 5 años un plan estratégico de crecimiento

Esta evolución se traslada ahora a la marca. Con el nacimiento de Roman, la agencia quiere dar visibilidad al legado de su `naming´ fundacional, en el año 1989, como estandarte del valor de su experiencia, de su equipo y de un ADN basado en valores irrenunciables a lo largo de sus 30 años de trayectoria, como son rigor, responsabilidad, profesionalidad, inconformismo, empatía y creatividad.

La nueva identidad corporativa nace, a su vez, unida al lema “reputation matters”, expresión de la total orientación de Roman a la protección, gestión y proyección de la reputación corporativa de empresas, marcas e instituciones. Una focalización que responde a la actual demanda de las empresas y que la agencia ejecuta a través de servicios de comunicación corporativa, interna, digital, financiera, `lifestyle´ e internacional. En la actualidad, la compañía trabaja para más de 100 clientes desde sus oficinas de Barcelona, Madrid y Londres, con un equipo de 90 consultores de comunicación. A lo largo de sus 30 años de historia Roman ha gestionado la comunicación de más de 500 marcas.


Grupo Control