Élite, NETFLIX desde 5,49€Advertisement
Amazon Game Room
 

¿Se está perdiendo el sentido del humor en la publicidad actual?

¿Se está perdiendo el sentido del humor en la publicidad actual?
Lunes, 04 de julio 2022

Un fantástico anuncio en el que un hombre trata de contar un chiste a sus amigos sin ofender a ningún colectivo retrata el contexto social actual, en el que un exceso de corrección política está restringiendo la libertad que el sentido del humor necesita para surtir efecto. Hemos preguntado a dos creativos españoles sobre este fenómeno aplicado a la publicidad.

Creado por la agencia The Community Miami, el anuncio para dar a conocer la nueva edición de 24Risas International Comedy Film Festival echa mano de sentido del humor para ironizar sobre la tiranía de la corrección política que rige en nuestra sociedad actual. La puesta en escena es tan sencilla como cotidiana: un grupo de amigos tomando algo y pasando un buen rato. Uno de ellos se anima a contar un chiste y los demás no hacen más que interrumpirle sacando a relucir todo tipo de reivindicaciones sociales. El hombre se ve obligado a modificar su relato tantas veces para no herir sensibilidades que al final el chiste pierde toda la gracia. Esta fantástica campaña, cuyo vídeo no te puedes perder (lo encontrarás al final de este texto), nos sirve de punto de partida para reflexionar sobre el uso del sentido del humor en la publicidad actual.

"Para que las ideas brillen hace falta libertad creativa. El humor es una herramienta maravillosa para hacer creatividad, pero hoy por hoy, el humor en publicidad no es libre, está sometido a la tiranía de las Redes Sociales y a una interpretación estúpidamente restrictiva de la ley", nos comenta José Luis Moro, Socio fundador y Director general creativo de Pingüino Torreblanca. "El humor está reñido con la corrección política, pero hoy, por desgracia, la corrección política manda sobre el humor, por eso cada vez hay menos humor, y por eso los creativos están canalizando su talento a través de otros recursos como la emoción o el drama. ¿Hay esperanza? Yo creo que sí, porque los publicitarios somos especialistas en quemar tendencias, y cuando esta avalancha de marketing social acabe por aburrir al respetable, cosa que está a punto de ocurrir, el humor volverá a encontrar su camino, porque los humanos necesitamos reírnos".

Marta Domínguez, Directora creativa en DDB, matiza: "No creo que se esté perdiendo el humor en la publicidad sino que se está perdiendo en general. Cada vez hay más personas dispuestas a disfrazarse de hater para castigar cualquier discurso que se salga de los márgenes de la corrección. Cada vez hay menos humor con el humor. Es cierto que vivimos un auge de movimientos sociales y culturales que reclaman su espacio y eso provoca mucha sensibilidad social. En este contexto, adoptar un discurso humorístico asusta a muchas marcas, que se adelantan a cualquier escenario y caen en la autocensura para evitar ofender a nadie… el clásico mejor prevenir que… reír. Y mucho más en el contexto de las redes sociales, donde una mala opinión tiene mayor repercusión que una buena. A lo mejor no es que haya menos humor en la publicidad, sino que hay demasiada corrección política".

 


BCW noviembre 2022
Descárgate GRATIS la versión LITE, La revista Ctrl ControlPublicidad lanza su número más 'indie'
 
 
Grupo Control