Dirigentes septiembre
 

La nueva albóndiga de IKEA sabe a carne, pero no tiene carne

La nueva albóndiga de IKEA sabe a carne, pero no tiene carne
Miércoles, 26 de agosto 2020

Con una huella climática de tan solo el 4 % de la de la albóndiga tradicional de IKEA, la albóndiga de proteína vegetal contribuye al objetivo de IKEA de llegar a tener un efecto positivo en el clima para 2030.

IKEA presenta su nueva albóndiga de proteína vegetal, que se prepara con proteína de guisante amarillo, avena, patata, cebolla y manzana, pero tiene la apariencia y el sabor de la carne. "En IKEA vendemos 1.000 millones de albóndigas de carne al año. Imagina que conseguimos que algunos de los numerosos amantes de la albóndiga de carne escojan la albóndiga de proteína vegetal en su lugar. Si consiguiéramos convertir cerca del 20 % de nuestras ventas de albóndigas de carne en ventas de albóndigas de proteína vegetal, esto implicaría una reducción de cerca del 8 % de nuestra huella climática en lo que respecta al negocio alimentario de IKEA", afirma Sharla Halvorson, Directora de Salud y Sostenibilidad de Alimentación de IKEA a nivel global. Y añade: "En aras de reducir la huella climática de la división de alimentación de IKEA, debemos reducir la cantidad de albóndigas tradicionales que vendemos. Con la nueva albóndiga de proteína vegetal, ahora podemos ofrecer a los amantes de la carne una alternativa más sostenible sin comprometer la experiencia de la albóndiga tradicional que tantos adoran".

En los restaurantes de IKEA, la albóndiga de proteína vegetal se sirve con puré de patatas, arándanos rojos y salsa de nata, de la misma forma que el plato tradicional y tiene también un precio muy asequible. Los clientes también pueden comprar una bolsa de albóndigas de proteína vegetal en la tienda de Alimentación Sueca y prepararlas en casa. La receta de la albóndiga de proteína vegetal no incluye ingredientes de origen animal, lo que convierte esta nueva incorporación a la gama alimentaria de IKEA en una opción idónea para la gran mayoría: amantes de la albóndiga tradicional, flexitarianos, vegetarianos y veganos. 

La nueva albóndiga de proteína vegetal ha llegado a España en agosto, al igual que al resto de países de la Unión Europea. En las regiones de América del Norte, Oriente Medio y Asia-Pacífico llegará un par de meses más tarde.


Agripina septiembre 2020
Descárgate GRATIS la versión LITE del número de septiembre de la revista CTRL
ESEM septiembre 2020
 
Grupo Control