Apple Watch, el reloj que más vende

Apple Watch, el reloj que más vende
Jueves, 26 de marzo 2020

En 2015 se lanzó el Apple Watch 1, la primera versión de un smartwatch que prácticamente cualquier mortal sobre la faz de la tierra anticipaba que sería un éxito en ventas. Lo que quizás no todo el mundo tenía tan claro es que al cabo de seis años superara al global de todas las marcas suizas.

Se mire como se mire el dato es sorprendente: en el mundo ya se venden más unidades de Apple Watch que la suma de todas las marcas de relojes suizos. En concreto hablamos de 31 millones de relojes inteligentes de Apple vendidos en 2019 frente a los 21 millones logrados por el conjunto de marcas del país helvético, lo que supone una diferencia de 10 millones, una cifra absolutamente demoledora. Y si ahondamos aún más en las cifras vemos que mientras el Apple Watch subió un 36%, la industria relojera suiza bajó un 13%.

En manos de los jóvenes

Evidentemente cuando hablamos de relojes el factor precio marca mucho y no es lo mismo un Apple Watch (si bien es cierto que de los smartwatch es de los más caros) que un Tissot o un Tag Hauer, aunque a decir verdad también estas marcas tienen modelos más o menos asequibles. La cuestión parece tener que ver con el hecho de que el público joven apuesta cada vez más por los relojes de la manzana que por marcas clásicas del sector relojero y ni siquiera, la suiza Swatch, que siempre se ha caracterizado por atraer a los compradores menos tradicionales, es capaz de hacerle sombra a la marca de Cupertino.

Mucho más que un reloj

Para la mayoría de analistas, y a decir verdad no hace falta ser un experto para llegar a esa conclusión, el motivo del éxito del Apple Watch frente a las marcas más tradicionales, es lo mucho que ofrece el primero, que te da mucho más que la hora, frente a lo que te dan los segundos que básicamente es precisamente eso. Luego podemos entrar en diseños, status, experiencia, tradición… que son atributos que quizás años atrás podían tener su importancia pero que la han ido perdiendo con la aparición de las nuevas generaciones compradoras. Para mucha gente, hoy en día llevar un Tag Heuer o un Tissot no es símbolo de nada; para empezar porque ninguno de los amigos con los que se relaciona lo llevan y por lo tanto el factor “status” deja de ser relevante. Por el contrario, disponer de un reloj que cuenta con infinidad de apps, que te permite medir prácticamente todas las constantes vitales de tu cuerpo, que monitoriza distancias y tiempos para la mayoría de deportes, y que encima, te sirve para escuchar música, realizar llamadas y contestar whattsapps, significa llevar en la muñeca todo aquello que antes solo estaba disponible en el móvil.

Al final del día, y eso es algo que Tim Cook y el resto de visionarios de la marca de la manzana, descubrieron hace tiempo, es que un reloj tiene que ser mucho más que un simple artilugio capaz de dar la hora.

El factor Health

Para terminar de rematar la faena, la línea entre un reloj de pulsera y una pulsera health en la línea de la marca Fitbits es cada vez más difusa. Lo decíamos antes: el Apple Watch es capaz de monitorizar las constantes vitales y de hecho, ya se ha dado algún caso en el que prácticamente le ha salvado la vida a alguien que sufría del corazón. Hablamos por lo tanto de un gadget que marcará los próximos años y para el que no parece haber techo. Cook y compañía lo saben y solo queda esperar que nos depararán las próximas versiones del multiventas de Apple.


Exponential marzo 2020
Descárgate GRATIS el número de marzo de la revista CTRL en PDF
 
Grupo Control