ESP_WPP_Coca-Cola_EUOU				Advertisement
 

España, el país europeo que se declara más feminista

España, el país europeo que se declara más feminista
Martes, 07 de marzo 2023

En España la mayoría de la población (53%) se declara feminista, un porcentaje que ha aumentado 9 puntos en los últimos cinco años. Sin embargo, España es también el país europeo donde más población cree (53%) que se está discriminando a los hombres con el impulso de la igualdad de la mujer.

Con el objetivo de tener una visión global sobre el estado actual de la opinión pública sobre la igualdad de género, Ipsos ha vuelto a realizar su estudio sobre el feminismo con motivo de la celebración del Día de la Muer en 32 países de todo el mundo. En cuanto a uno de los principales problemas contra los que lucha el movimiento, la desigualdad entre hombres y mujeres, el estudio revela que todavía está lejos de solucionarse. Y es que, siete de cada diez personas (68%), de media, en todo el mundo afirman que hoy en día existe esta desigualdad en cuanto a derechos sociales, políticos y/o económicos en su país. A pesar de esta cifra tan elevada, supone un descenso frente a los datos de 2017, cuando se situaba en un 73%. Si nos fijamos en la opinión por géneros, las mujeres que están de acuerdo con esto llegan al 72%, mientras que entre los hombres desciende ligeramente hasta el 63%. En España el dato es similar, siendo un 70% de la ciudadanía de nuestro país que cree que existe esta desigualdad, y también se sigue la misma tendencia en la división por géneros, siendo más las mujeres que confirman este hecho (77%), frente a un 64% de los hombres. Aunque un 70% es un dato alarmante, esta cifra se ha ido reduciendo hasta en siete puntos en los últimos 6 años.

Aun así, España se posiciona como el país europeo más crítico con esta situación, seguido, muy de cerca, por Francia y Reino Unido con solo un punto menos. Por otra parte, destaca especialmente el caso de Portugal, que se sitúa al final del ranking como el país del mundo donde menos se percibe esta desigualdad, de hecho, es el único país de los 32 que participan en este estudio, en el que el porcentaje que están en desacuerdo (53%) con la afirmación sobre la existencia de la desigualdad entre géneros, es mayor que los que sí están de acuerdo (47%).

A pesar de estos datos, se detecta una tendencia optimista general, ya que, en comparación con los años anteriores de la pandemia, hay más personas que creen que la igualdad se alcanzará durante su vida (53% frente al 47% en 2019). Una diferencia que, en España, todavía es más acentuada, pasando del 45% en 2018, al 59% en 2023, lo que sitúa a nuestro país como el más optimista en este sentido. Como prueba de que cada vez más gente percibe avances importantes en este sentido, el estudio de Ipsos refleja que más de la mitad (51% de media) piensa que la vida para las mujeres jóvenes es mejor ahora que en la generación anterior. Una opinión que alcanza un porcentaje similar (54%) en España.

Cada vez más feministas, ¿en detrimento de los hombres?

En la actualidad todavía existe cierta connotación peyorativa en declarase como feminista, aunque cada vez se va derribando también esta barrera, así lo demuestra el dato cada vez mayor de personas que se declaran a sí mismas como feministas, concretamente un 41% en este último estudio de Ipsos. En España, ya son mayoría (53%) los que se identifican como feminista, mientras que hace 5 años solo lo hacía el 44%. En 2023 los que afirman no serlo han bajado hasta el 36%, lo que nos convierte en el país más feminista de Europa, seguido por Portugal (46%), y Francia (45%).

Sin embargo, este avance está provocando una nueva reacción, la de una mitad de población, de media, a nivel mundial, que cree que los logros que nos acercan a la igualdad de la mujer están derivando en una discriminación de los hombres. Es decir, se detecta una corriente que cada vez tiene menos confianza en que la vida actual para los hombres jóvenes sea mejor que para las mujeres de su misma generación. Una tendencia que también se detecta en España, siendo el 53% de la población españolaquienes piensan que se está discriminando a los hombres con el impulso de la igualdad de la mujer, concretamente así lo cree el 61% de los hombres y un 44% de las mujeres, un dato que nos sitúa otra vez a la cabeza de Europa donde más se percibe esta discriminación, seguido de lejos, con diez puntos de diferencia, por Reino Unido.

Por otra parte, existe un consenso en que las mujeres no conseguirán la igualdad sin la ayuda de los hombres, así lo confirman seis de cada diez, de media, a nivel globa, una opinión que apoya en España el 61%. Además, de media, a nivel global, la mayoría (53%) cree que la igualdad de género será beneficiosa tanto para hombres como para mujeres, un porcentaje que sube hasta el 58% en el caso de España. Un dato que vuelve a situar a nuestro país en los puestos más altos del ranking, compartiendo cifra con Suecia, y solo por detrás de Portugal (67%).

El sexismo sigue presente en el día a día

Este estudio pone de manifiesto la necesidad de seguir luchando contra la discriminación, ya que todavía un 27%, de media a nivel global, admite haber observado comentarios sexistas por parte de amigos o familiares. En el caso de España, a pesar de que la cifra baja al 38%, nos sitúa como el segundo país europeo donde más se producen estos incidentes, por detrás de Portugal (41%). Por otro lado, un 15% de población española admite haber sido testigo de algún caso de discriminación en el trabajo, siendo el país europeo, junto a Italia, que más declara haber vivido una situación de este tipo en el entorno profesional. Todavía más grave, es el 10% que dice haber presenciado un caso de acoso sexual en el último año.

¿Qué hacemos para combatir la desigualdad?

Una vez que sabemos que muchas personas son testigos en su vida diaria de situaciones de discriminación, Ipsos les preguntó si tomaban alguna acción para promover la igualdad, concretamente durante el último año, un 56%, de media a nivel global, reconocía haber emprendido por lo menos una acción, mientras que un 37% admitía no haber llevado a cabo ninguna de las enumeradas. Las acciones más populares en este sentido son, en primer lugar, mantener conversaciones sobre igualdad con la familia o los amigos (32%), seguida de alzar la voz cuando una amistad o familiar ha hecho un comentario sexista (21%), o hablar de igualdad de género en el trabajo (21%). Además, algo más de una de cada diez personas (12%) afirma haberse enfrentado a alguien que acosaba sexualmente a una mujer.

Si nos fijamos en España, los motivos para no llevar a cabo ninguna acción suelen estar relacionados con la dificultad de identificar situaciones donde se produce alguna desigualdad de género, de hecho, un 14% afirma no haberse encontrado nunca en una situación de este tipo. Sin embargo, también se vislumbra esperanza en este aspecto, ya que hay un importante avance en España a la hora de hablar abiertamente de temas relacionados con la igualdad, algo que ya forma parte de las conversaciones diarias con familiares y amistades (35%), cuando en 2018 solo era un 18%.

La solución a estos bloqueos o desconocimiento en cómo actuar pasa por superar los sentimientos de impotencia y la falta de conocimiento sobre qué hacer, pero también los temores de las personas sobre lo que les ocurrirá si denuncian, que han ido en aumento desde 2017.


BCW noviembre 2
 
Lo más leído
Ayer
Semana
Mes
Año
1
Cargando...
2
Cargando...
3
Cargando...
4
Cargando...
5
Cargando...
 
 
Grupo Control
 
Kit Digital
Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia
Financiado por la Únion Europea - Next Generation EU