Las ciudades que más crecerán en movilidad sostenible

Las ciudades que más crecerán en movilidad sostenible
Jueves, 27 de febrero 2020

Las previsiones de Kantar para Madrid hablan de una disminución del 16% en desplazamientos en vehículo privado en pro de otras alternativas más sostenibles. Se espera que crezca un 6% el uso del transporte público y un 1% el uso de la bicicleta, mientras que la opción de caminar crecerá un 23% respecto a la situación actual.

Según el estudio "Mobility Futures" de Kantar, que analiza la movilidad en 31 de las mayores ciudades del mundo, 2030 será el punto de inflexión para la movilidad sostenible. Para esa fecha, los viajes en coche privado en las ciudades más grandes del mundo habrán disminuido un 10%, pasando del 51% actual al 46% de todos los viajes realizados en las ciudades. Será mayoritario el uso de transporte público, ir en bici o caminando en la ciudad, alcanzando el 49% de todos los desplazamientos. El 5% restante corresponde a desplazamientos en taxi y viajes compartidos además de otros medios.

Manchester es la ciudad que más avanzará en movilidad para 2030, seguida de Moscú y Sao Paulo. Once ciudades europeas han sido analizadas para este estudio (Ámsterdam, Berlín, Copenhague, Londres, Madrid, Mánchester, Milán, Múnich, Moscú, París y Varsovia), situándose Madrid como la sexta ciudad europea que mayor transformación verá para 2030. 

Ciudades europeas en las que mayor transformación habrá en términos de movilidad en 2030

  1. Mánchester
  2. Moscú
  3. París
  4. Milán
  5. Ámsterdam
  6. Madrid
  7. Londres
  8. Copenhague
  9. Varsovia
  10. Múnich
  11. Berlín

En el caso de Madrid, única ciudad española incluida en el estudio, se prevé que, en la próxima década, el 13,5% de la población de esta ciudad cambie la forma en la que se desplaza para 2030 (lo que equivale a casi 1 millón de residentes). A favor de estos cambios esperados en la ciudad de Madrid trabajan algunas acciones como la limitación de circulación a los vehículos altamente contaminantes en el centro y una red de transporte público extensa y de fácil acceso, requisito necesario para un sistema de transporte ecológico, multimodal e integrado. Además, muchos madrileños están dispuestos a cambiar su comportamiento de movilidad y muestran preferencia por una mezcla más amplia de alternativas ecológicas o compartidas. Todavía cuentan con un apego emocional alto hacia el automóvil propio, pero muchos de ellos están considerando un automóvil híbrido o totalmente eléctrico para su próxima compra.


Descárgate GRATIS la versión LITE del número de octubre de la revista CTRL
 
Grupo Control