Parnaso noviembre 2019
 

Las claves culturales para conectar con el consumidor actual

Las claves culturales para conectar con el consumidor actual
Lunes, 04 de noviembre 2019

Estamos ante un nuevo marco de relación con los consumidores consecuencia de la combinación de 5 fenómenos: pérdida de credibilidad de las instituciones y las marcas, el entorno digital como centro neurálgico de movimientos sociales, la influencia de otras culturas, la inspiración de generaciones pasadas y una construcción de la identidad cada vez más compleja.

UM, la agencia de medios del Grupo IPG Mediabrands, ha presentado la décima edición de su estudio global, "Wave X - Remix Culture", sobre el poder de la cultura y las tendencias. Un estudio en el que han participado 56.398 consumidores, de 81 países y que representan un universo de 1.730 millones de usuarios en todo el mundo. 

"Remix Culture" se fundamenta en cuatro pilares: Resist, Retrograde, Reglocalize y Recreate. Estas tendencias recogen las actitudes, valores, comportamientos y formas de autoexpresión de la sociedad actual. Un marco estratégico que nos da las claves para conectar con el consumidor en este nuevo mundo.  Este concepto nace de la convivencia de 4 grandes factores combinados con el poder del entorno digital. 

El crack de la confianza

El nuevo estudio global de Wave constata que nos encontramos ante un contexto cultural en crisis. Los grandes eventos mundiales como la era Trump, el cambio climático, el movimiento feminista, el Brexit, los conflictos en Oriente Medio (Siria y Yemen), el terrorismo internacional o las protestas de los Chalecos Amarillos, plantean un nuevo escenario social donde la incertidumbre y la desconfianza son protagonistas. 

El 50% de los consultados considera que más de la mitad de la información que les llega del gobierno y medios de comunicación no es honesta, y el 47% tiene menos confianza en expertos e instituciones que antes. Esta desconfianza se extiende al mundo digital con un descenso del 8% en la credibilidad de los influencers, lo que afecta a las marcas en sus estrategias de comunicación. 

Global Inspiration: la influencia de otras culturas

Esta décima ola de Wave nos muestra cómo una sociedad concreta se ve modificada y complementada por elementos culturales de otros países o comunidades. Para la franja de edad más madura, comprendidos entre los 35-45 años, la influencia cultural sigue ligada en gran medida a la proximidad geográfica. Sin embargo, para los más jóvenes (los consultados entre 18 y 34 años), que se encuentran altamente digitalizados, la proximidad no es un factor tan importante: lo evidencia, por ejemplo, el hecho de que Japón es el tercer país que más les influencia en la mayoría de países analizados (un país lejano en distancia y costumbres). 

Generation Hopping: la influencia de otras generaciones

Las nuevas generaciones se inspiran en las pasadas y adoptan los elementos de otras épocas como propios. Según revela Wave X, el 61% afirma que su estilo personal incluye elementos de periodos, culturas y tradiciones diferentes. Al 69% le gusta escuchar música y ver películas de otras generaciones y el 55% disfruta viendo programas de TV que ya no se emiten. 

Este “viaje en el tiempo” es posible gracias a que el nivel de digitalización permite a los consumidores acceder y recuperar elementos culturales de otras generaciones, que se incorporan y adaptan al momento actual.  Pasando de una influencia presente a una influencia atemporal. 

Identity Blurring: somos polifacéticos, nos definimos por todos los valores y pasiones que nos movilizan

En un contexto influenciado por la cultura de otros países y la herencia cultural de otras generaciones, los factores de creación de la identidad cambian. Los consumidores no se definen exclusivamente por factores sociodemográficos, sino que comienzan a definirse por elementos que dependen de sus decisiones y elecciones personales, sobre todo por las pasiones e intereses. 

Según el estudio global, las identidades son complejas y polifacéticas. El 45% afirma que su salud o forma física es un factor importante que define quiénes son. Un 44 % considera que su familia y tradiciones expresan mucho sobre su identidad o un 46% cree que las actividades en las que emplean su tiempo libre hablan mucho sobre su forma de ser.   

Esas pasiones y valores se convierten en elementos clave de conexión e identificación con otros. Formamos nuestra identidad en función de nuestros valores, conectamos con personas que los comparten y eso nos genera sentimiento de pertenencia, lo cual nos moviliza. 

Las cuatro erres del Remix Culture

Solo las marcas que presenten atención a estos 4 pilares que definen el cambio cultural que lideran, conectarán con ellos y se mantendrán como players relevantes en esta transformación cultural.

1. RESIST. Luchar por tus creencias y valores

Esta es la gran primera tendencia cultural que revela el estudio. Los resultados señalan que el 61% de los participantes consideran que las marcas tienen un rol importante en el bien social y que deben estar alineadas con sus valores. 

Para la sociedad actual es muy importante sentir que su voz es escuchada y que sus estándares son respetados. En este sentido, se sienten más identificados con marcas que tienen unos ideales claros y que actúan en consecuencia. Compañías como Nike luchan por la igualdad de todos aquellos que todavía no la han conseguido, marcas como Adolfo Domínguez se comprometen con el slow fashion o marcas como Estrella Damm recuerdan a los consumidores que para disfrutar del Mediterráneo primero tienen que cuidarlo. 

2. RETROGRADE. Celebrar la nostalgia, reconocer la autenticidad y abrazar las raíces

Los consumidores buscan inspiración y novedad en productos y estilos del pasado y el 57% afirma que practican la cultura y tradiciones de sus antepasados. 

El hecho de estar en un mundo globalizado está generando una revalorización y redescubrimiento de la identidad cultural que se enfatiza y celebra integrándola y mezclándola en un contexto contemporáneo. Esta tendencia se evidencia en un auge de la nostalgia, una herramienta que marcas como Levi’s, Nintendo o Nestlé están utilizando en sus productos y comunicación. 

3. RECREATE. Mezclar elementos para ser disruptivos

Los consumidores conectan con las marcas que representen su nueva naturaleza polifacética y el 61% está interesado en probar marcas que muestren una nueva forma de hacer las cosas. 

El estudio enfatiza la idea de que las marcas deben crear nuevos productos, servicios y experiencias combinando los elementos más interesantes de otras culturas, épocas, disciplinas… Este pilar nos habla de fragmentar, combinar, destruir y construir para generar nuevos elementos de consumo más interesantes. Gigantes como Adidas abren la veda al redefinir el significado de “original” en sus nuevas campañas, llevando por bandera el mensaje de que original no significa “siempre nuevo”, también es hacer las cosas de manera diferente. 

4. REGLOCALIZE. Trasvase cultural entre lo global y lo local. 

En la actualidad los usuarios buscan marcas que conecten con su yo local y su yo global; el 69% disfruta consumiendo contenidos y productos de otros países y el 57% considera que las marcas y los productos locales son más auténticos. 

La cultura local pasa a ser global y viceversa, en un intercambio natural y lógico de productos y tendencias. La tecnología es el conducto que facilita compartir e intercambiar influencias en ambas direcciones entre ambas dimensiones. 

Esta tendencia se hace realidad con tiendas como Muji o Miin que acercan la papelería japonesa y la belleza Koreana respectivamente al mercado español. O con la compañía online de alquiler de viviendas vacacionales, Airbnb, que ofrece en su plataforma experiencias y actividades lideradas por personas locales de sus diferentes destinos. 


Grupo Control