Por qué nos emocionan los anuncios de la Lotería

Por qué nos emocionan los anuncios de la Lotería
Viernes, 20 de diciembre 2019

El Calvo, Justino, Antonio y Carmina son nombres que asociamos inmediatamente a La Lotería de Navidad gracias a campañas publicitarias con un fuerte componente emocional. He aquí las más recordadas y los motivos de su vínculo afectivo con los espectadores.

El profesor del ESIC Francisco Torreblanca ha analizado los anuncios más recordados de la Lotería de Navidad para descubrir por qué se han grabado en la memoria de todos.

1998-2005. La aparición de El Calvo de la Lotería de Navidad

El actor Clive Arrindell se convirtió en icónico y exclusivo hasta 2005 junto con dos lemas míticos: «Cada Navidad, tus sueños juegan a la lotería» y «Que la suerte te acompañe».

2006. Es lo que toca

Con música del conocido Ennio Morricone, se destacan las costumbres navideñas con la participación de varios personajes en busca de una ilusión común.

2007. La suerte es de todos

Diferentes grupos sociales se ven reflejados en situaciones de nostalgia y solidaridad entre quienes ejercen de anfitriones y quienes los visitan.

2008. En Navidad todos somos un poco más humanos

Los matices de nostalgia se ven superados por mensajes en forma de felicidad y optimismo.

2009. Hay muchas Navidades, pero todas están aquí

Un viaje por diferentes maneras de vivir la Navidad: la familiar, la nevada, la viajera, la soleada, la ilusionada, la soñada, etc. La conclusión es que todas ellas están presentes en la lotería.

2010. ¿Jugamos?

En forma de cuento, la diosa Fortuna se personifica en la Lotería repartiendo una lluvia de millones.

2011-2012. La fábrica de los sueños

Desde un mundo de fantasía se hacen realidad los sueños de quienes juegan a la lotería. 

2013. La canción de la Navidad

Montserrat Caballé, Raphael, Bustamante, Marta Sánchez y Niña Pastori ponen sus voces junto al árbol de la lotería en una historia contada sin palabras.

2014. El mayor premio es compartirlo

Una historia altamente emocional y humana llena de solidaridad que transcurre en un bar. Un antes y un después en los anuncios de la lotería de Navidad con su personaje central, Manuel.

Su lema llegó para quedarse, marcando una estrategia duradera enfocada en compartir.

2015. Justino y la fábrica de maniquíes

El primero en formato animado, con una maravillosa música, donde un detallista guarda de seguridad de una fábrica de maniquíes recibe como regalo de sus compañeros un billete premiado.

2016. La ilusión de Carmina

Un pueblo se une para mantener la ilusión de una mujer que cree que le ha tocado el gordo.

2017. El amor entre una extraterrestre y un terrícola

Alejandro Amenábar firma este controvertido corto de ficción titulado «Danielle». Su objetivo es recordar que la suerte radica en el amor, no en el dinero.

2018. Una y otra vez es 22 de diciembre

A Juan le toca el gordo constantemente, ya que todos los días se despierta y vive la misma situación hasta que se da cuenta de que compartiendo todo vuelve a la normalidad. Absolutamente alineado con el lema «El mayor premio es compartirlo».

2019. #UnidosPorUnDécimo

Cuatro historias diferentes, unidas por un hilo común. Situaciones cercanas a la realidad fieles al lema «El mayor premio es compartirlo».


Grupo Control