Onlineprinters octubre 2019
 

Un estudio de Barbie revela una triste realidad

Un estudio de Barbie revela una triste realidad
Lunes, 14 de octubre 2019

Un estudio, realizado por la Universidad Complutense de Madrid y Barbie, muestra que, a partir de los 7 años, las niñas en España adoptan una postura más crítica y práctica que les lleva a considerar que será más complejo alcanzar determinadas profesiones por el hecho de ser niñas.

En el marco del Día Internacional de la Niña y en colaboración con la Cátedra TMKF de Comunicación Infantil de la Universidad Complutense de Madrid, Barbie ha presentado el primer "Estudio sobre las Expectativas Aspiracionales de las Niñas en España". Con el foco puesto en averiguar cómo los roles de género y los estereotipos socio-culturales están repercutiendo en la segregación entre profesiones masculinas y femeninas en nuestro país, este estudio ha determinado que en España los más pequeños también tienden a clasificar las profesiones masculinas y femeninas. 

Este estudio forma parte del ya conocido proyecto "Dream Gap" de Barbie, una iniciativa global de la marca que busca crear conciencia sobre los factores que impiden que las niñas alcancen su máximo potencial. Ahora, gracias al Estudio sobre las Expectativas Aspiracionales de las Niñas, ha sido posible comprobar que estas tendencias en España son una realidad.

El estudio, llevado a cabo con niñas y niños menores de 10 años, ha concluido que, a pesar de que muchas niñas en España sueñan con alcanzar profesiones generalmente ocupadas por hombres como ingenieras, pilotos, deportistas profesionales o científicas, consideran que les va a resultar más difícil llegar a ellas que a los chicos. 

El análisis también ha reflejado que gran parte de estas niñas tienden a dirigirse hacia profesiones más enfocadas al cuidado, mientras los niños buscan profesiones en las que la fuerza y las habilidades físicas son necesarias. 

Otros datos de interés que extraemos del estudio para España es que existen diferencias notables en el proceso de autodefinición de los más pequeños. Mientras las niñas tienen en consideración su aspecto físico, los niños no le dan ninguna relevancia. Además, los chicos se plantean su futuro en función del éxito, mientras que en el discurso de las chicas este factor no existe y se observa la presencia del cumplimiento de normas y el sentido de la responsabilidad. 

"El Estudio sobre las Expectativas Aspiracionales de las Niñas" también saca a la luz que, a partir de los 7 años, tanto niñas como niños en España se encuentran en una etapa sensible que les hace fácilmente susceptibles a cualquier tipo de información que ayude a definir su identidad de cara al futuro, sobre todo en lo profesional. Se trata de una etapa evolutiva en la que extreman de forma natural las opiniones sobre el sexo contrario, ya que están en un momento de autodefinición.

El estudio ha mostrado, además que, hasta los 7 años, el entorno que más influye a las niñas de nuestro país es el más cercano, es decir, la familia y la escuela; y sus padres son su máximo referente en cuanto a objetivos profesionales. Sin embargo, a partir de los 8 años, esta tendencia cambia y empiezan a dar más relevancia a la dimensión social. Esto demuestra que, aunque el entorno familiar y escolar son clave en la toma de decisión y la creación de los sueños de las niñas españolas, todos los adultos son responsables de empoderarlas para que mantengan el foco en lo que realmente quieren ser. 

Barbie se compromete, mediante diferentes iniciativas programadas para 2020, a dar un paso más en su compromiso con el futuro de las niñas y centrará su estrategia en acercar a mujeres extraordinarias a las más pequeñas para inspirarlas, motivarlas a perseguir sus sueños e intentar acabar con el "Dream Gap".


Grupo Control