Élite, NETFLIX desde 5,49€Advertisement
Amazon Bedroom
 

BrewDog no patrocina el Mundial de Qatar, pero sí aprovecha su tirón

BrewDog no patrocina el Mundial de Qatar, pero sí aprovecha su tirón
Miércoles, 16 de noviembre 2022

Anunciarse como "anti patrocinador" del Mundial de Fútbol de Qatar apelando a la violación de los derechos humanos en el país anfitrión del evento requiere de una intachable reputación de marca para que no te salga el tiro por la culata. Algo así le ha ocurrido a la cerveza BrewDog.

“Primero Rusia, después Qatar. Estamos deseando el turno de Corea del Norte”. Así reza una de las creatividades de la polémica campaña de la cerveza escocesa BrewDog con motivo de la inminente celebración del Mundial de Fútbol. Desarrollada por la agencia Saatchi&Saatchi Londres, la campaña tira de ironía para denunciar la vulneración de derechos humanos en Qatar y así lo ha explicado la marca cervecera en sus redes: “El fútbol debe ser para todos, pero en Qatar la homosexualidad es ilegal, la flagelación es una forma aceptada de castigo y está bien que 6.500 trabajadores mueran construyendo estadios”.

Imposible no estar de acuerdo. Si bien, una marca que se coloca a sí misma en una posición de superioridad moral debe estar también muy segura de que su desempeño, su reputación y su política de ESG son intachables para no ser acusada, y con razón, de hipócrita. Y, claro, como las redes sociales no perdonan, no han tardado en salir trapos sucios de BrewDog: desde ex empleados de la compañía que han denunciado una "cultura laboral basada en el miedo" hasta usuarios que han criticado que en los bares de la marca se podrán ver los partidos del Mundial, algo que la compañía ha querido subsanar anunciando que todos los beneficios de su Lost Lager vendida durante el torneo se destinarán a luchar contra los abusos de los derechos humanos. Pero, vamos, seguirán vendiendo cerveza aprovechando el tirón de la "copa más sucia".

 


BCW noviembre 2022
Descárgate GRATIS la versión LITE, La revista Ctrl ControlPublicidad lanza su número más 'indie'
 
 
Grupo Control